Tops
top

6 | Red Dead Redemption | Los 100 mejores juegos de la década 2010

La elegía de Rockstar a un Oeste en decadencia sigue siendo una experiencia transportadora, 10 años después

Red Dead Redemption sigue siendo el juego más extraño de Rockstar, y mucho más que el “Grand Theft Horse” que temíamos antes de su lanzamiento. Las influencias cinematográficas se terminan en el diseño estilo Clint Eastwood del personaje y en algunas escenas robadas directamente de la obra del director Sergio Leone. Red Dead es el primer juego en el que Rockstar se anima a que el mapa cuente una historia, un mundo abierto, perversamente, en el que nos tocaba jugar con un protagonista obligado a cumplir la voluntad de otros.

De alguna forma, John Marston se pasa el juego tratando de convencerse de que lo que está haciendo es lo correcto. Que cazar a sus viejos compañeros de pandilla es una “redención” de su pasado violento. Pero las circunstancias obligan a John a ser lo mismo que fue siempre: un asesino, un forajido, aún cuando está tratando de actuar como un brazo de la justicia.

Casi diez años después, la experiencia se sostiene. Los tiroteos con “dead eye” siguen siendo excelentes, los caballos son caprichosos pero se dejan dominar, los personajes son fascinantes (¡esas actuaciones de voz!) y la meticulosa recreación del Sudoeste norteamericano sigue siendo impactante - a pesar de que Rockstar nunca se dignó a convertir el juego a PC.

Y sí, es mejor que el segundo. Los avances técnicos, claro, son incomparables, pero el primero supera al segundo en la construcción de la aventura, con menos misiones, más cortas y más concretas. Red Dead 1 reduce lo periférico a un mínimo. Marston quiere cumplir su misión y volver con su familia ¿por qué va a estirar su viaje más de lo necesario? Los duelos son breves, las actividades extra están para ganar plata, y los tiroteos son de vida o muerte - la dificultad del primero es mucho más alta que la del segundo.

Es mucho más fácil morir en Red Dead 1 que en el segundo

John puede ser un héroe más tradicional que Arthur, y la historia de RDR1 seguir un camino de venganza y traición más predecible que la de RDR2, pero esa simplicidad también hace que su arco narrativo sea más contundente. El viaje de Marston cuenta una historia que su protagonista prefiere ignorar, pero que para el jugador es un augurio del final trágico que se avecina. Las últimas dos horas del juego son intencionalmente anticlimáticas, y cuando las cartas se terminan de revelar, la resolución es tan catártica como inevitable.

De la misma forma en la que el juego narra el final del Oeste sin ley, Red Dead representa el último golpe de esa Rockstar nihilista de los inicios. La que sacaba dos o tres juegos por año y probaba hasta qué punto podía provocar al establishment con su sarcasmo adolescente. Red Dead 2 es la historia casi realista de una familia que se fractura bajo el peso de sueños imposibles de cumplir, pero en Red Dead 1 héroes y villanos son víctimas del verdadero enemigo: el corazón negro y corrupto de los Estados Unidos.

"Undead Nightmare" está a la altura del juego principal... ¿te acordás cuando Rockstar hacía DLC para un sólo jugador?

La misión de “redención” de John resulta ser su propia condena, y el progreso que ve florecer en su camino, la primera señal del fin de la libertad. Si tuviéramos que darle un género, Red Dead Redemption sería el primer juego pre-apocalíptico.

Estudio: Rockstar San Diego
Lanzamiento: 18 de mayo de 2010
Plataformas: PS3, Xbox 360

A lo largo de los últimos meses de 2019 vamos a elegir los 100 mejores juegos de la década de 2010. Todos los días vamos a postear dos de los elegidos, desde el 28 de octubre hasta el 16 de diciembre, día en el que vamos a presentar los 5 mejores de los últimos 10 años. Podés seguir la lista todos los días entrando a este hashtag.

Dejá tu comentario