Tops

54 | Hotline Miami | Los 100 mejores juegos de la década 2010

Cortás el teléfono, te ponés tu máscara y salís a trabajar

Esto de que la década se termina lo hace a uno sentirse viejo, especialmente cuando hay que mirar atrás, a juegos que fueron lanzados al principio de la misma. Ocho años, especialmente en la era de la internet donde todo avanza a la velocidad de la luz, es mucho tiempo. Pero efectivamente fue hace ocho años que un pequeño juego indie cambió la escena, poniendo a los ya pesos pesados de Devolver en el mapa como el gran distribuidor de indies e incluso le haría descubrir a muchos un género de música que quizás no hubiesen escuchado de otra forma.

Hotline Miami fue lanzado primero en PC en el año 2012, y luego llegó a consolas de Sony y hasta a la Nintendo Switch. En aquel entonces la escena indie era mucho más chica y no había nada realmente parecido Hotline Miami. El juego era ultraviolento, a pesar de su perspectiva isométrica y sus sprites simples. A diferencia de otros indies de la época que utilizaban la muerte como básicamente prueba y error (como Super Meat Boy), este juego era mucho más visceral y brutal que cualquier otro.

Nuestro personaje ni siquiera tenía nombre. No hablaba. La historia era muy surrealista, con una trama que involucraba a la mafia rusa pero también tres figuras enmascaradas misteriosas que hablaban con nuestro personaje mientras que su percepción de la realidad se deterioraba cada vez más. El juego incluso cuenta con niveles extra que continúan la historia desde el punto de vista de otro personaje y ayudan a racionalizar las acciones del juego, al mismo tiempo que dan pistas del futuro de la serie.

Pero el atractivo más grande de Hotline Miami era sin dudas la jugabilidad. El loop, la idea general del juego, era altamente adictiva. Tenés una habitación llena de objetivos para matar. Ponete tu máscara y hacé tu trabajo. Entrar a los portazos, a las piñas, conseguir armas de cuerpo a cuerpo, revolearlas por el aire para conseguir armas de fuego. Si morís, podés reintentar casi inmediatamente. El juego es un festival de violencia como pocos que hace que sea difícil soltarlo.

Ese mafioso se va a llevar una linda sorpresa cuando abra la puerta.

Y es que para complementar tremenda jugabilidad, el apartado audiovisual lo llenaba a uno de adrenalina. Los sprites eran simples, pero los colores y la estética ochentera le daban un aire único. La música merece todos los premios que recibió, ya que el soundtrack de música electrónica hacía que cada nivel sea un placer de jugar incluso cuando uno muere una y otra vez. Ningún otro indie de la época tenía el estilo que Hotline Miami invocaba.

Limpiar el departamento va a ser un trabajo duro.

Después de su debut en PC, el juego llegó a Playstation 3 y Vita, siendo uno de los máximos exponentes de la movida cross-buy de Sony, todavía más después de llegar a Playstation 4. En el 2015 recibió una secuela (junto con la cual llegó a Nintendo Switch), pero si bien esta fue bien recibida no tenía el mismo peso que el original. Hotline Miami fue un acontecimiento único. Inspiró muchos juegos que intentaron ofrecer algo similar pero ninguno de ellos supo capturar la magia de este personaje enmascarado, silencioso, ajeno a la realidad que mataba casi como deporte al compás de música techno y con luces de todos colores alumbrandote tu pantalla.

Estudio: Dennaton Games
Lanzamiento: 23 de octubre de 2012
Plataformas: PS3, PS4, PS Vita, PC, Android, Nintendo Switch

A lo largo de los últimos meses de 2019 vamos a elegir los 100 mejores juegos de la década de 2010. Todos los días vamos a postear dos de los elegidos, desde el 28 de octubre hasta el 16 de diciembre, día en el que vamos a presentar los 5 mejores de los últimos 10 años. Podés seguir la lista todos los días entrando a este hashtag.

Dejá tu comentario