loader image

Lo detienen por salir a comprar el último Call of Duty

En noviembre del año pasado Clint Butler escapó de la cárcel de Spring Hill, en Buckinhamshire, Inglaterra, pero como tantos de nosotros no soportó el encierro y lo detuvieron en enero cuando salió a comprar un juego.

La noticia se conoció esta semana, cuando la policía publicó el video del arresto, en el que se ve a Butler, de 36 años, forcejeando con dos oficiales que le pidieron una identificación por su comportamiento sospechoso.

Fugitive armed robber arrested after breaking lockdown to buy Call of Duty with friend

Aparentemente Butler estaba caminando por el centro de la ciudad y cuando vio a los dos oficiales, dio media vuelta y empezó a caminar hacia el otro lado. Fue en ese momento en el que lo detuvieron y empezaron a interrogarlo.

Cuando le preguntaron por qué había violado la cuarentena, el tipo dijo muy tranquilo que había salido a comprar el nuevo Call of Duty, porque estaba aburrido de estar encerrado sin nada para hacer.

Después de pedirle una identificación Butler pateó a uno de los oficiales e intentó escapar. Los oficiales usaron gas pimienta y la ayuda de dos guardias de seguridad para detenerlo, ante lo cual no pudo más que admitir que era un prófugo de la prisión.

Así que ahora va a tener que volver a completar su sentencia original de 17 años por robo y ataque armado, además del año y medio extra extra por la fuga y el ataque a los oficiales.

“El por qué se arriesgó a volver a la cárcel tomando la decisión estúpida de venir a la ciudad durante la cuarentena con un amigo a comprar un juego continúa siendo un misterio”, dijo el oficial Nick Rowe.