Análisis

ANÁLISIS | Little Big Workshop cumple con lo que ofrece

Resolver problemas prácticos, gestionar tus recursos y evitar los números rojos, en Little Big Workshop vas a vivir la experiencia de ser tu propio jefe.

En los últimos tiempos, se volvió popular la frase “querés ser tu propio jefe?” convirtiéndose prácticamente en un meme o una respuesta cliché ante cualquier situación, pero los juegos de gestión intrínsecamente nos dan esa posibilidad, la de llevar a cabo un emprendimiento del estilo o rubro que te guste, desde hospitales y prisiones hasta parques de diversiones. Y no lo voy a negar, existe algo estresante pero a la vez placentero, en comenzar una fábrica desde cero sin saber que rumbo vas a tomar o que posibilidades de crecimiento el mercado te va a permitir. Si a todo esto también le sumamos varios conceptos comunes, pero muy acertados, de organización industrial tenemos como resultado Little Big Workshop, que el año pasado salió en PC y en esta oportunidad llega a las consolas con una más que aceptable versión.

Mirage Game Studios, estudio sueco encargado de este juego, quien bajo el manto de THQ Nordic nos presentan un juego muy amigable para todos los jugadores, seas novato o veterano de este género.

Little Big Workshop // Xbox One Pre-Order Trailer

Little Big Workshop nos plantea desde un comienzo la idea de que estamos llevando a cabo un proyecto en forma de maqueta, donde el área de juego es sobre una hoja de croquis y es sobre ella que iremos construyendo nuestra fábrica. Si bien presenta ciertas cosas apegadas a la realidad, en otros aspectos no lo es como, por ejemplo, que los trabajadores sean gnomos de jardín o poder adornar nuestra fábrica con plantas carnívoras que pueden mantener a libre de ratas e insectos el lugar de trabajo. Es en el tutorial donde nos van a explicar como es la modalidad de juego, los conceptos básicos a tener en cuenta al momento de ubicar las estaciones de trabajo al igual que las diversas zonas y, por sobre todo, mantener en alto el ánimo de nuestros empleados.

Lo más importante a tener en cuenta mientras jugamos Little Big Workshop es la efectividad de nuestra fábrica. Que las zonas de tránsito no estén obstruidas, nivelar el ánimo de las zonas de trabajo con adornos y mantener una zona de recreo con una buena cantidad de refrigerios y divertimentos, además de disponer de una zona de descarga que tenga fácil acceso tanto para el camión que trae la materia prima como para los operarios. Mantener todas estas zonas libres, bien ambientadas y equipadas nos va a asegurar un buen funcionamiento en nuestra fábrica. Los trabajos a realizar pueden ser pedidos de un cliente en particular, con quien a medida que vayamos cumpliendo con los encargos que nos haga va a subir nuestro nivel de relación, y también pueden ser trabajos que nosotros tomemos dependiendo de la oferta y demanda que el mercado nos presente. Todos los trabajos tienen un tiempo especificado para ser entregados, sobre todo los que son bajo contrato con un cliente. Estos trabajos van desde sillas y mesas de madera, o patitos de hule hasta llegar a fabricar motonetas, entre otras cosas.

LBW_XBOX_1920x1080_6.png
Operarios contentos y descansados, para evitar accidentes y que sigan produciendo.

Operarios contentos y descansados, para evitar accidentes y que sigan produciendo.

Cada estación de trabajo se especializa en un material en particular como la estación de carpintería o de metalurgia, que se van a encargar de la manufactura de la madera y el metal respectivamente, o que se encarguen de un proceso en particular como las estaciones de costura, pegado, de pintura o de ensamblaje. Para nosotros aceptar un trabajo, primero debemos desmenuzar el proyecto en etapas para así entender cuánto tiempo se tarda en que el producto esté listo para ser entregado, es decir, invertir el menor tiempo posible para ganar la mayor cantidad de plata posible asignando cada proceso a la estación correspondiente. Este es un método que en organización industrial se conoce como “método del camino crítico”, donde sobre un papel se dibujan los caminos con los respectivos nodos -estaciones- y así podemos controlar toda la cadena de producción para saber donde perdemos tiempo por inactividad o donde tenemos un cuello de botella que afecta el flujo de trabajo.

A medida que vamos cumpliendo con trabajos, y que vamos contentando al cliente que nos hizo un pedido, nuestra fábrica va subiendo de nivel y ganamos puntos de desarrollo para desbloquear mejoras, como poder definir para qué será cada zona que nosotros delimitamos en el piso y se verá representada con la línea de advertencia correspondiente, por ejemplo, si es para almacenaje en general será la típica línea de advertencia negra y amarilla, si es para una máquina o estación en particular será celeste y negra, y si es para producto terminado será verde y negra. También vamos a poder desbloquear maquinaria con la que los tiempos de fabricación del producto se van a reducir drásticamente, entre otras mejoras sustanciales. Además vamos a poder contratar a empleados más capacitados para cada uno de los puestos que necesitemos, que sean especialistas en un material o solamente transportistas y que se encarguen de cargar y/o descargar el camión.

LBW_XBOX_1920x1080_5.png
Los caminos críticos en la producción, vistos así, son muy fáciles de entender y optimizar

Los caminos críticos en la producción, vistos así, son muy fáciles de entender y optimizar

La herramienta para construir nuevas secciones o ampliar las ya existentes es muy sencilla de utilizar, solo debemos elegirla y marcar donde queremos construir y listo. Como cualquier otra compra que hagamos, debemos esperar a que venga un camión que va a traer un paquete -en el caso de una máquina- o una cuadrilla de obreros -para construcciones.

En términos generales me pareció un gran juego de gestión y una versión muy bien optimizada en consolas, con conceptos muy bien aplicados y una sencillez en los controles que lo vuelve muy amigable para cualquier jugador. La posibilidad de pausar en cualquier momento, y de tener el completo control de la fábrica en todo sentido, al igual que tener tres velocidades de juego (normal, rápido y muy rápido) hizo que no quiera soltarlo y querer acomodar modificar alguna zona, comprar una nueva máquina o modificar una sala completa.

Se vuelve muy divertido y natural pensar en cómo ubicar la maquinaria o los adornos para que no estorben en el camino. Pero como todo emprendimiento, nunca hay que desatenderlo, porque siempre podemos entrar en bancarrota o tener una invasión de ratas que nos complique demasiado la situación.

Embed

LITTLE BIG WORKSHOP

24/09/2020 (PC, PS4, XONE, SWITCH)
7.5

Me resultó muy entretenido, sobre todo planificar con detalle cada uno de los productos que iba a fabricar. Es muy intuitivo y se vuelve fácil para cualquier jugador. El código fue cedido por la distribuidora.

Dejá tu comentario