loader image

LaOdisea de David Braben y Elite Dangerous

Cuando hablamos de simulación espacial hay muchos nombres que se nos vienen a la cabeza, pero desde hace diez años, ya muy lejos de los esplendorosos tiempos de Wing Commander y Freespace, del que habla todo el mundo es del proyecto de Chris Roberts, Star Citizen. Pero claro, no es el único, y del que no se habla tanto pero tiene una comunidad casi tan fuerte es uno cuyo nombre es elemental en el género de sandbox espacial. Muchísimos años antes de No Man’s Sky, rondando 1984, conocimos Elite, un juego creado por Ian Bell y David Braben, que se centraba en la dualidad entre comercio y combate espacial. ¡El primer juego que te hacía sentir como Han Solo!

David Braben pocos años después fundó Frontier Developments Ltd. para continuar el desarrollo de la saga con Frontier: Elite, Elite II y Frontier: First Encounters. En 2012 estaban en pleno desarrollo de la próxima generación de Elite Dangerous y recurrieron a Kickstarter para alcanzar el final de la financiación. Los fans chochos. Era el juego que estaban esperando. Durante dos años Frontier trabajó incansablemente para tener un juego que entregue la misma sensación de aquel primer juego, pero en una escala jamás antes vista. Para alcanzar tal meta tuvieron que dejar varias cosas en el camino, entre ellas, la campaña single player. Pero a la larga esto sería un beneficio, porque Elite Dangerous había nacido para ser online. Lo que no sabían era cuán online iba a ser. Este fue el nacimiento de una plataforma cuyos sueños eran mucho más humildes de los que los propios creadores anticipaban.

Elite Dangerous Trailer

Durante el principio de estos siete años Elite Dangerous se estableció como una de las principales fuerzas del género, sin las aspiraciones de Star Citizen, pero con una base sólida fundada en un modelo muy específico de vuelo, fácil de aprender pero difícil de dominar; una maravillosa atmósfera y un complejo sistema de naves modulares, que le permiten a cada comandante armar la nave acorde a sus propias especificaciones. Y por supuesto, la explotación de minerales, transporte de bienes, dogfighting y la exploración de una Vía Láctea recreada a la perfección con sus aproximadamente 400 mil millones de estrellas; el nuevo Elite Dangerous era todo lo que era el juego original y mucho más. MIentras tanto, los fans disfrutaban el juego pero inevitablemente miraban adelante… y en frente.

imagen.png
Odyssey finalmente agrega la opción de explorar a pie en Elite Dangerous.

Odyssey finalmente agrega la opción de explorar a pie en Elite Dangerous.

El éxito fue tan grande, que sin siquiera quererlo, los puso en competencia con Star Citizen, y el crecimiento sinfin de este último, de algún modo puso cierta presión sobre Elite Dangerous. Juegos del mismo género con miras diferentes. Pero los fans querían ver su amado universo más desarrollado; algo lamentablemente más fácil en la imaginación que en el código, porque el juego no estaba construido para soportar cambios de jugabilidad tan diferente. Así empezó el largo camino hasta Odyssey, la tercera expansión de Elite Dangerous que nos permite bajar de la nave —o el vehículo exploratorio que introdujeron en Horizons— y explorar los espacios en un modo FPS, con combate incluido. Un esfuerzo monumental con apenas un talón del presupuesto de Star Citizen. Y lamentablemente se hizo evidente en el lanzamiento.

El pasado 19 de mayo, cuando la esperada expansión finalmente llegó a Steam, muchos usuarios, en todo el rango de especificaciones de PC, pudieron jugar sin problemas, pero existieron (y todavía hay) muchos que se encontraron con severos problemas de rendimiento, haciéndolo injugable. Es una pena porque todos los usuarios pagaron por la expansión, y no poder jugarla en lanzamiento es simplemente inaceptable. Por suerte, el primer parche ya solucionó algunos de los problemas y el resto están en vías de desarrollo, al punto que eventualmente será jugable, pero es una pena que siempre haya que pasar por un lanzamiento problemático para llegar a algún tipo de equilibrio.

Elite Dangerous: Odyssey | Launch Trailer

Fue el mismo Braben el que salió a dar la cara en medio de la controversia, disculpándose directamente con los fans por los problemas durante el lanzamiento: “Antes que nada quisiera pedirle unas sinceras disculpas a todos los que tuvieron problemas. Y quisiera asegurarles que son problemas nos tomamos muy seriamente y con nuestra principal prioridad. Vamos a seguir trabajando para resolver más bugs y mejorar todavía más la estabilidad, estamos tratando de llegar al fondo de esto. Agradezco su paciencia y apoyo.

Mientras que todo el mundo se sigue llenando la boca con Star Citizen, que se encuentra en el Libro de los Récord Guinness como el juego más financiado en la historia de Kickstarter, con una cifra que alcanza los 55 millones de dólares, y ya lleva diez años de desarrollo. Por su parte, a fuerza de constancia, progreso estable y una comunidad de hierro, Elite Dangerous está produciendo resultados paralelos al monstruo online de Chris Roberts, por lo que es de esperarse que en el medio se encuentre con algunos sobresaltos.