loader image

Juegos gratis que no son gratis y apenas son juegos

El mundo de los videojuegos es tan cambiante hoy día que muchos juegos son GRATIS. Sí, gratis, como dicen las publicidades. No pagas un peso por adelantado, jugás lo que querés, sin limitaciones mecánicas, y eventualmente, si el juego te gusta mucho, podés invertir en elementos cosméticos, o en algunos casos —cade vez menos— en distintos personajes que suelen estar bloqueados para jugadores que no pagan, y se ponen disponibles por rotación para probarlos.

Esta es una modalidad que empezó en el mercado de juegos móviles, donde la competencia es bestial, por la mera cantidad de juegos disponibles. La sorpresa fue cuando las empresas se empezaron a dar cuenta que, si el juego era lo suficiente adictivo podían generar la misma o hasta mucha más ganancia, que si le pusieran un precio desde el principio y no pidieran más plata luego. Este modelo Freemium fue tan exitoso, que no tardó en llegar a PC y consolas; con el mejor ejemplo en la actualidad siendo Fortnite.

eFootball™ Official Reveal Trailer

Aún así, a pesar de cuan exitoso fue el modelo, la mayoría de los juegos AAA se mostraron escépticos a este cambio, y no fue hasta los últimos años realmente que lo intentaron, sin dejar de lado por supuesto, sus entradas principales, como Call of Duty Warzone.

Pero ahora la idea es tan ubicua, que hasta los juegos de fútbol anuales parecen querer pasarse a este modelo. Konami fue el primero en mover la ficha, y shockeó al mundo cuando anunció que no solo le estaría cambiando el nombre a su franquicia de fútbol de larguísima data, sino que también sería Freemium. ¡Sí, el PES, gratuito! ¡Qué mundo loco en el que vivimos! Pero pensemos un momento… Konami. ¿Konami no era ese estudio japonés que tenía un montón de franquicias populares y las abandonó todas para convertirlas en máquinas de pachinko, que son básicamente máquinas tragamonedas japonesas? Sí, esa misma. ¿Y seguros que no hay nada raro en esto de PES siendo “gratis”? Bueno…

El anuncio cayó como una bomba, principalmente porque estos son juegos AAA, y ya tenían su gato encerrado, ofreciendo años tras año, juegos que se parecían mucho entre sí, con leves modificaciones mecánicas y actualizaciones cosméticas y jugadores de equipos. Pero el colmo llegó este año cuando admitieron que el último juego de la “Nueva Generación” sería solo una actualización —de equipos cómo si los anteriores no lo hubieran sido—, porque estaban preparando la entrada de la próxima generación, que era en secreto un juego crossplatform gratuito, es decir, el mismo juego en todas las plataformas, desde PC a teléfonos móviles.

https://twitter.com/play_eFootball/status/1422159530893488131

La noticia cayó tan pesada, que hace unos días Konami publicó un extenso hilo en Twitter con la intención de apaciguar la preocupación de los fans, pero el efecto logrado fue el contrario. En este hilo dijeron que lo primero que lanzarán será una versión sin microtransacciones, es decir un número limitado de equipos y modos; basicamente una demo. Por ahora nada diferente. La idea es eventualmente agregar más contenido, y que parte de este será pago. Por ejemplo, la legendaria liga Master League estará disponible como un DLC Premium, lo que implicaría que el modo de juego más tradicional y querido por los fans será de pago. ¡Uff! No pinta muy bien. El lado positivo es que Konami mantendrá el soporte de Edit Mode, que permite resolver la falta de licencias en muchas ligas, y será una actualización gratuita en PS5, PS4 and PC.

Lamentablemente no hubo mucha más información al respecto, lo que oscurece el panorama para los fans de PES… perdón, eFootball, porque lo que más quiere Konami es que su franquicia se vuelva un titán multiplataforma. El mismo juego en varias plataformas, solo con diferencias gráficas, pero no mucho más.

Y según rumores fuertes, Konami no será el único que adoptará el modelo, porque se anda diciendo que FIFA 23 tomará la misma ruta. Aunque todavía no hay ninguna pista oficial, y seguramente no lo habrá hasta que empiece a girar la máquina marketinera del próximo FIFA —su lanzamiento se calcula para Septiembre 2022—, un insider de la industria que suele reportar (y acertar) sobre rumores del juego de EA, comunicó que el próximo juego en la serie será crossplatform y Freemium. ¿Qué quiere decir esto? No solo que habrá algún tipo de versión gratuita del juego, como el PES, sino que los gamers podrán jugar en contra o cooperativo a través de diferentes plataformas.

imagen.png
FIFA no quiere ser menos y hay grandes rumores que el próximo título también será Freemium

FIFA no quiere ser menos y hay grandes rumores que el próximo título también será Freemium

FIFA es por lejos una de las franquicias que más dinero recauda para EA, en un catálogo de muchísimos pesos pesados y renunciar a los 60 dólares anuales es una apuesta muy fuerte. Pero al mismo tiempo, la compañía no es extraña a las microtransacciones, un sistema que está más que probado, y seguramente FIFA 23 estará repleto de estos chiches virtuales. FIFA siempre tuvo un apartado donde se podían desbloquear nuevos modelos de botines y pelotas, entre otros elementos cosméticos, con una moneda interna, pero ya podemos imaginar este elemento expandido de gran manera, con la utilización de dinero real.

¿A quién beneficia esto? A los gamers seguro que no. Tomemos el eemplo de Rocket league, que pasó de juego pago a gratuito con la adquisición de Epica Games, y el resultado benefició a los gamers y a su dev Psyionix por igual, abriéndole las puertas a un sinfín de jugadores nuevos. Pero en el caso de FIFA y PES, esta nueva modalidad parecería más como una manera de mantener rehenes a sus jugadores. En el caso de FIFA, en los últimos años ganó muchísima popularidad su Modo Ultimate Team, un modo de juego que les permitió recaudar hasta tres veces más de lo que solían hacer por año, y todo indicaría que este modo será la piedra angular de la nueva franquicia gratuita.

imagen.png
Hace años pedíamos cambios en el modelo de venta de los juegos de fútbol, y finalmente lo vamos a tener... ¡qué miedo!

Hace años pedíamos cambios en el modelo de venta de los juegos de fútbol, y finalmente lo vamos a tener… ¡qué miedo!

Durante años nos preguntamos si realmente hacía falta un juego nuevo de fútbol por año que actualizaba jugadores, pero traía mínimas modificaciones mecánicas y gráficas. Este nuevo plan parecería buscar una solución a ese dilema, pero no del modo que soñábamos. Este cambio puede que aumente las actualizaciones en los juegos, como pedían los fans, pero al costo de sobrecargar a los jugadores de gastos extra; beneficiando así a las grandes distribuidoras y dejando de lado el deseo de los fans. Porque ellos solo quieren parecer gratis, pero no serlo realmente. Quieren sacar el mayor beneficio de la “probadita”, lo que es literalmente un demo, un concepto que existe desde los años noventa, y marketinearlo como si el juego fuera gratis.

Todavía es muy temprano para hablar claramente sobre cómo serán los juegos de fútbol del futuro, pero a primera vista, nos estaría pareciendo que el costo de estos juegos gratuitos será muy alto.