Análisis

ANÁLISIS | Hades es otro éxito de Supergiant Games

Los creadores de Bastion, Transistor y Pyre vuelven a lucirse, esta vez con Hades, un magnífico Roguelike de acción que nos incita a ir siempre a por más

El plan es simple: salir de casa por la ventana de nuestra habitación, movernos por Tártaro hasta los calcinantes prados Asfódelos, de ahí hasta los campos Elíseos y, finalmente, atravesar la Estigia para encontrar el camino a la superficie… al mundo de los Mortales. El joven Zagreus, hijo de Hades y por ende príncipe del inframundo, sabe que en su camino se alzarán toda clase de dificultades; pero también sabe que está dispuesto a morir una y otra vez para alcanzar su objetivo. ¿Qué podría salir mal?

Hades - v1.0 Launch Trailer

Supergiant Games ya cuenta con un considerable historial de éxitos. Pareciera ser que ninguna de sus producciones puede fallar, lo cual le da a sus futuros proyectos un estándar de calidad altísimo. Hades, su nuevo juego, que finalmente sale de Early Access tras casi dos años de desarrollo, cumple y supera las expectativas previstas, resultando en una experiencia de juego memorable, tanto desde sus mecánicas de combate como también desde los aspectos referentes a su producción audiovisual, historia y desarrollo de personajes.

Hades es un juego de acción Roguelike con vista isométrica en el que nuestro objetivo es huir de la Casa de Hades y alcanzar la superficie de los Mortales. Para ello recorreremos tres zonas principales del inframundo, cada una compuesta por cámaras colmadas de toda clase de enemigos y otros peligros que intentarás a toda costa detener el avance de Zagreus en su misión de escapar de casa. Debido a que ya estamos en el inframundo, morir nos regresará derechito a la piscina de sangre del hogar, desde donde tendremos que empezar todo nuevamente… aunque quizá esta vez con alguna ayudita adicional.

hades_01.jpg
Una típica charla entre padre e hijo

Una típica charla entre padre e hijo

La odisea de Zagreus se luce con un sistema de combate magnífico. Nuestro protagonista cuenta con un golpe básico, un golpe especial, un hechizo en forma de cristales arrojadizos, y finalmente un movimiento de barrida para esquivar potenciales ataques enemigos. Estos componentes elementales se complementan con dos capas de personalización: por un lado, el arma con la que encararemos nuestro intento de escape; por otro lado, las intervenciones Divinas que acudirán a nuestra ayuda durante el mismo.

Inicialmente Zagreus sólo cuenta con su espada; una buena arma bien balanceada para todo tipo de combate; pero con el correr de nuestros intentos de huida y la obtención de ciertos ítems habilitaremos toda una colección de opciones ofensivas, cada una con su propio estilo de juego basado en los movimientos básicos de nuestro héroe: una lanza para ataques cortos y a distancia, un escudo para arremeter contra todos, un arco para atacar desde una distancia segura, unos guanteletes diseñados para aprovechar todo el poder de nuestros puños, y hasta un cañón—una verdadera arma de fuego para este mundo de mitología antigua. Cada arma requiere de estrategias muy diferentes a la hora de utilizarlas, dándole al jugador múltiples opciones de juego, todas ellas muy bienvenidas.

hades_02.jpg
La lanza puede arrojarse para atacar a distancia

La lanza puede arrojarse para atacar a distancia

A estas opciones se suman los favores Divinos. Durante nuestro viaje hallaremos orbes de comunicación directa con los Dioses del Olimpo: Zeus, Afrodita, Atenas, Dionisio, Hermes y toda la colección. Cada uno puede darnos poderosos modificadores para nuestras habilidades, cambiando radicalmente la forma en que encararemos el resto del viaje. De la combinación de estos poderes en conjunto con las habilidades de nuestra arma actual surgirán múltiples estilos de lucha que harán de cada nuevo recorrido una experiencia totalmente nueva.

Fiel al estilo de las demás producciones de Supergiant Games, Hades se luce con un sublime trabajo de narrativa; muy posiblemente su logro más ambicioso hasta la fecha. Cada uno de los personajes que hallaremos en nuestro camino; desde los residentes de la Casa de Hades hasta los Dioses y demás individuos que rondan los rincones del inframundo, cuentan con impecables trabajos de actuación de parte de sus respectivos actores de voz. No sólo eso, sino que además todas sus personalidades están muy bien definidas, tanto en las inflexiones de tonalidad como en la narrativa provista por cada nuevo diálogo.

hades_03.jpg
Dusa es el mejor personaje. Vengan de a uno

Dusa es el mejor personaje. Vengan de a uno

De hecho, cada regreso a nuestro hogar mostrará nuevos diálogos para cada personaje, incluso habiendo pasado una docena de horas en el juego. Es francamente impresionante no sólo la abrumadora cantidad de diálogo, sino especialmente la altísima calidad del mismo. No será un viaje sencillo, y tampoco uno sin motivos. Los deseos de Zagreus de huir de su hogar no están justificados en un principio, pero a medida que se desarrolla la historia comprenderemos muy bien sus motivaciones. Poco a poco cada uno de los personajes va elaborando una trama general, más allá de sus respectivas tramas personales.

Mencionamos que éste no sería un viaje sencillo, y definitivamente cumple con esa promesa. Hades puede resultar demencialmente difícil, aún en sus primeras etapas. El juego no tendrá piedad y dependerá de toda nuestra habilidad para salir triunfantes en cada nueva contienda. Cada cámara a la que entramos nos enfrentará a un número de enemigos, tras lo cual se nos recompensará con algún beneficio predeterminado y se nos permitirá pasar a la siguiente cámara, a veces permitiéndonos elegir entre más de un camino.

hades_04.jpg
Caronte tiene puestitos de venta... De algún lado hay que ganarse la vida

Caronte tiene puestitos de venta... De algún lado hay que ganarse la vida

La recompensa de cada futura cámara está correctamente señalada en la entrada a la misma: dinero adicional, tiendas, corazones que aumentan nuestra salud y, claro, la presencia de las ayudas Divinas de nuestros parientes del Olimpo. Al principio de nuestro periplo el camino estará muy limitado y básicamente tendremos que aceptar lo que la naturaleza procedural del diseño del juego nos ofrezca, pero con el correr del tiempo se irán habilitando nuevas opciones que permanecerán entre instancias de escape, haciendo nuestras futuras correrías experiencias más variadas.

Nosotros podemos influir en dichos cambios mediante la inversión de múltiples monedas de cambio en diversos aspectos de la Casa de Hades. Durante nuestras aventuras por el inframundo recolectaremos cristales de oscuridad, valiosas gemas, llaves y hasta botellas de néctar. La oscuridad podrá ser utilizada en el espejo de nuestra habitación para activar modificadores permanentes que alteran diversas características de las habilidades de Zagreus, mientras que las gemas son el bien de cambio para añadir y mejorar nuevas cámaras en el inframundo; aunque también pueden utilizarse para adquirir adornos y otros objetos decorativos para la Casa de Hades. Las llaves permitirán expandir la lista de habilidades del espejo, así como también destrabar las nuevas armas que irán apareciendo como opción.

hades_05.jpg
Los combates se pueden volver hermosamente caóticos

Los combates se pueden volver hermosamente caóticos

El néctar, mientras tanto, es un valioso objeto que puede ser regalado a los demás personajes, tanto aquellos que encontramos de forma física como a los Dioses que nos asisten en pleno combate. En primera instancia estos regalos son recompensados con amuletos especiales de cada personaje que modifican un poco más las reglas de juego, pero a la larga sirven para crear fuertes lazos con Zagreus. Hay otros objetos mucho más raros y valiosos a descubrir, y serán de extrema utilidad para potenciar aún más las cualidades de nuestro protagonista. Eventualmente habilitaremos un puesto de intercambio que nos dejará intercambiar una cantidad de ciertas monedas por otros objetos, de manera que siempre habrá nuevos motivos para salir al inframundo y recolectar todo lo que podamos.

Realmente no hay ningún problema con Hades. Es un título al que se le ha puesto todo el empeño desde el primer día, y que a lo largo de su período Early Access no ha hecho otra cosa que evolucionar de manera constante. Tal vez podríamos mencionar su altísima dificultad como un punto negativo, pero si hasta de eso se han encargado los chicos de Supergiant Games, permitiendo a los jugadores activar un “Modo Dios” que nos ofrece una reducción total del daño recibido, que aumenta un poquito cada vez que morimos. Esta modalidad ayuda muchísimo a apreciar las bondades del producto, y es totalmente opcional, aunque ni siquiera con este modo activado tendremos una vida fácil, e incluso para llegar a eso tendremos que morir muchas veces. Pero eso está bien, porque saldremos de cada nueva iteración sintiendo que disfrutamos cada segundo del viaje.

hades_06.jpg
Cómo sobrevivir a Tártaro

Cómo sobrevivir a Tártaro

Y es ahí donde Hades triunfa: en obtener una experiencia de juego sublime en la que cada nueva iteración aporta un poquito más a alguno de sus múltiples elementos, ya sea mejoras en la jugabilidad o nuevos avances en la historia general y de sus protagonistas. Supergiant Games se superó a sí mismo con esta nueva producción y es difícil imaginar qué podrán hacer luego para elevar la barra una vez más. Por ahora simplemente podemos disfrutar de éste, uno de los mejores juegos de su catálogo, y ciertamente un firme candidato a Juego del Año. Nada más apropiado para Hades decir, entonces, que se juega como los Dioses aunque tenga una dificultad de los mil infiernos. Y vamos a disfrutar de cada segundo del mismo. Es así de épico.

Embed

HADES

17/09/2020 (PC, SWITCH)
10

Comencé a disfrutar de Hades en su período Early Access, pero decidí esperar a su lanzamiento oficial para poder experimentarlo a pleno. Eso me dejó con casi 16 horas de juego en la que CASI consigo llegar al final de la aventura, aunque ya sé por otras fuentes que el “final” de esta aventura es apenas el principio de otra, de modo que seguiré jugando Hades por muchas, muchísimas horas más. No tengo ninguna queja al respecto. Hades se luce en todos y cada uno de sus apartados.

Dejá tu comentario