loader image

Gran Turismo 7 llega con microtransacciones muy polémicas

La industria de los videojuegos lo hizo de nuevo: los análisis de Gran Turismo 7 se habilitaron varios días antes del lanzamiento del juego, y ahora los usuarios descubrieron que las microtransacciones son carísimas.

Gran Turismo 7 ofrece la opción de adquirir créditos del juego, que luego se pueden utilizar para comprar vehículos. Y como durante el período de análisis las microtransacciones no estaban disponibles, no había forma de anticipar que iban a pegar un salto tan importante respecto del antecesor GT Sports.

Hay cuatro packs de créditos disponibles en la tienda de PlayStation, que van de los 2,49 a los 19,99 dólares, y ofrecen entre 100.000 y dos millones de créditos. Los vehículos, por su parte, cuestan hasta millones de crédito, lo que significa que un jugador puede gastar una buena proporción del precio del juego completo.

Gran Turismo 7 – State of Play Deep Dive 4K | PS5, PS4

GT Sports también ofrecía la opción de comprar vehículos individuales, con costos de entre 0,99 y 4,99 dólares, pero la inflación afectó al juego y algunos de esos autos ahora cuestan bastante más.

Uno de los casos más extremos es el Porsche 919 Hybrid 16, que podía comprarse por 2,99 dólares en GT Sports, ahora cuesta tres millones de créditos, o el equivalente a unos 30 dólares aproximadamente. Otros ejemplos incluyen:

  • Aston Martin Vulcan ’16 (4,99 en GT Sport) – 3.300.000 créditos en GT 7
  • McLaren P1 GTR ’16 (4,99 en GT Sport) – 3.600.000 créditos en GT 7
  • Audi R18 TDI ’11 (2,99 en GT Sport) – 3.000-000 créditos en GT 7

Los aumentos de casi el 700% abundan, y muchos de los vehículos cuestan un millón de créditos, pero el juego no ofrece una opción para comprar esa cantidad, por lo que los jugadores tienen que decidir entre aprovechar la oferta por dos millones o pagar más en proporción.

¿TIENE PASTA PARA EL PODIO? – REVIEW DE GRAN TURISMO 7

En el video de la State of Play dedicada a Gran Turismo 7 se veían vehículos de hasta 20 millones de créditos, que podrían costar 200 dólares reales.