Noticias

GOTY 2019: Los 20 juegos que quedaron afuera del top 20

2019 fue un año mucho mejor que lo que pintaba, tanto que varios juegos de primera línea nos quedaron colgados.

Todavía no podemos superar lo sólido que resultó 2019, un año por el que no dábamos un centavo hasta… ¿octubre? Quizás el peso de decepciones como Anthem y Metro: Exodus fue demasiado, quizás nos angustió ver tantos juegos interesantes en los primeros meses de 2020, pero a la hora de revisar los lanzamientos del año, la mirada está clarísima: estos 20 juegos tranquilamente podrían haber sido parte del top oficial. (están en orden alfabético, eh! No de valoración).

20

A Plague Tale: Innocence

Asobo Studio nos invita a visitar la Francia medieval del siglo XIV durante uno de los períodos más turbios de la historia: La Guerra de los 100 años. En este contexto de enfermedades, violencia y persecución nos pone en la piel de Amicia, una niña que presencia la ejecución de su padre y a manos de los soldados de la Inquisición y decide salvar a su hermano pequeño de ese mismo destino. A partir de ese momento nos espera una aventura oscura, repleta de puzzles y en la que prima el sigilo como propuesta jugable. A Plague Tale: Innocence se destaca por su narrativa y la forma en la que construye sobre los hermanitos, su punto de vista inocente de la situación y cómo cambiará a medida que sobreviven a la tragedia. (Sebastián Cigarreta)

19

Ape Out

Devolver Digital tiene la costumbre de prestarle atención a juegos que destaquen de alguna forma especial, y ciertamente que Ape Out resalta desde múltiples apartados. En su núcleo es “apenas” una especie de roguelike acelerado en el que nuestro gorila protagonista debe abrirse paso hasta la salida de cada nivel, pero limitarnos a esa descripción es un despropósito a todo lo que el juego hace bien: nos ofrece una inusual e impecable estética visual al tiempo que toda la banda sonora se genera de manera procedural a medida que movemos a nuestro primate a lo largo y ancho de cada nivel, causando una verdadera carnicería al enfrentar a los guardias de seguridad que intentarán poner fin a nuestro escape. Ape Out carga con un nivel de adrenalina que no es evidente en un principio, pero puedo asegurar que todo el que lo juegue sentirá el irrefrenable deseo de reiniciar de inmediato tras cada muerte, porque el juego está diseñado para que no lo queramos largar más. Impecable. (Maximiliano Baldo)

18

Apex Legends

Con más de 50 millones de jugadores durante su primer mes de vida y la experiencia de Respawn Entertainment para respaldarlo, Apex Legends tomó por sorpresa a la comunidad de los Battle Royale de la mejor manera. La vuelta de tuerca al género le vino de maravillas y su orientación al juego en equipo le ofrece el componente estratégico intermedio que muchos jugadores buscaban. Los resultados hablan por sí mismos, Apex Legeds se estableció rápidamente como el tercero en discordia entre el cada vez más relegado PUBG y el masivo Fortnite Battle Royale, gracias a su excelente sistema de progresión, un gunplay exquisito y a que es absolutamente gratis. (Sebastián Cigarreta)

17

Bloodstained: Ritual of the Night

Podría haber sido un capítulo más en la novela de los Kickstarters exitosos que terminan sacando un producto subpar y mediocre, pero Koji Igarashi logró lo que parecía imposible: un verdadero sucesor espiritual para Castlevania - Symphony of the Night sin la licencia de Konami. Bloodstained: Ritual of the Night es un metroidvania puro y duro, que se sirve de las herramientas y mecánicas con las que Igarashi supo elevar a la franquicia protagonizada por la familia Belmont y las trae a la actualidad. La propuesta no apunta a revolucionar el género, sino a recuperar la esencia perdida y ofrecer un juego a la altura del legado de su referente máximo. El resultado fue más que positivo y demostró que habrá Igavanias para rato. (Sebastián Cigarreta)

16

Cadence of Hyrule

Quizá lo más triste de Cadence of Hyrule es que es que haya sido opacado por el lanzamiento de otro juego de Zelda este año; esa remake de Link’s Awakening que, aunque hermosa, sufría de varios problemas de framerate. Y es una pena, porque Cadence of Hyrule no sólo es un gran juego de Zelda por derecho propio, también es un original intento de roguelike en la vena de Crypt of the Necrodancer, y es que justamente sus mismos desarrolladores tuvieron la oportunidad de utilizar la franquicia de Nintendo para hacer de ésta la primer entrega indie de la saga. No es un logro menor y abre las puertas a potenciales nuevos indies “oficiales” en el futuro; pero por ahora quedémonos con esta gran aventura rítmica que se luce con una maravillosa banda sonora compuesta por remixes de las tonadas clásicas de la serie. Ojalá sea la primera de muchas más incursiones indie para los personajes de la Gran N. (Maximiliano Baldo)

15

Call of Duty: Modern Warfare

Cuando se anunció que el nuevo Call of Duty iba a ser una reimaginación del gran Modern Warfare muchos abrimos el paraguas: ¿Se quedaron sin ideas originales en Activision? Sin embargo la realidad nos demostró lo contrario. Modern Warfare es quizás la mejor entrega de la saga de la década, con una campaña sólida e intensa en la que no faltan momentos espectaculares pero contada desde un lugar de oscuridad inusual. Y por el lado del multijugador la nota es sobresaliente, con modos para jugar en cooperativo local y online, batallas de 2 vs 2 en mapas reducidos y por primera vez enfrentamientos masivos al mejor estilo Battlefield, aunque con la jugabilidad veloz y explosiva que caracteriza a la franquicia. Este año Infinity Ward dejó la vara muy alta y a nosotros solo nos queda disfrutarlo. (Sebastián Cigarreta)

14

Children of Morta

Cuando la Corrupción amenaza con cubrir de oscuridad este bello mundo, la familia Bergson está destinada a detener el evento. Este fantástico Roguelike de acción se mueve con el peso de una jugabilidad sólida y una narrativa sorprendentemente emotiva, mostrándonos a los miembros de la familia superar momentos malos y regocijarse en aquellas instancias de paz, de esperanza, de superación. Ya de por sí el bucle de juego entre encarar las mazmorras y regresar a casa para adquirir mejoras era suficiente para hacer de éste un título altamente recomendable, pero es esa narración de fondo la que vuelve al juego una experiencia inolvidable. Nos vamos a preocupar por los Bergson; los vamos a querer a apoyar en todo… y vamos a sufrir junto a ellos, al igual que lanzaremos hurras cuando la esperanza esté nuevamente de nuestro lado. (Maximiliano Baldo)

13

Crash Team Racing Nitro-Fueled

Activision probó las mieles de las remakes con la trilogía de Crash Bandicoot y, cuando la crítica y las ventas la acompañaron, dispuso seguir explotando el factor nostalgia. Por eso le encargó a Beenox la reimaginación de uno de los mejores juegos de karting jamás visto. Crash Team Racing: Nitro-Fueled es eso y mucho más, porque mantiene la experiencia original intacta pero incorpora mejoras en las mecánicas principales, nuevos personajes, pistas y competiciones. Es posible jugarlo con amigues a pantalla dividida o probar nuestras habilidades online, jugar solo en el modo aventura o directamente disputar campeonatos personalizados o de los temáticos que vienen armados. Desde cualquier punto de vista CTR: Nitro-Fueled es una de las mejores experiencias multijugador de carreras, al igual que lo fue el título original en PlayStation, solo que ahora está disponible en casi todas las plataformas. (Sebastián Cigarreta)

12

Devotion

Qué triste es el destino de Devotion, una atrapante historia de horror que nos lleva a recorrer los pasillos de la residencia Du a través de diferentes períodos del Tiempo, a fin de intentar descubrir qué ocurrió con los habitantes de la misma: el señor Du Feng Yu, guionista venido a menos; la señora Gong Li Fan, antes cantante; y Du Mei Shin, la joven hija de la pareja, que parece tener un prometedor futuro como cantante, hasta que las cosas se complican y tanto su potencial carrera, así como la vida de la familia en general, emprenden una caída en espiral por situaciones y eventos inesperados. El gran logro de Devotion está en su atrapante ambientación y en la forma en que la historia se va formando a medida que descubrimos pistas y resolvemos algunos puzles, descubriendo los secretos de la familia y los eventos que realmente ocurrieron en estas habitaciones. Y es triste, entonces, que el propio juego haya sido víctima de la feroz censura de China, al punto que hoy ya no se puede conseguir en los portales digitales. No es el final que un juego de esta calidad merecía. (Maximiliano Baldo)

11

Final Fantasy XIV: Shadowbringers

Al principio de la década era impensable el éxito que eventualmente conseguiría Final Fantasy XIV. Pero con el paso de los años y muchísimo trabajo por parte del equipo, el MMO de la legendaria serie de JRPGs está en un mejor lugar que nunca y su más reciente expansión fue aplaudida por todos los fans. Shadowbringers no solamente tiene contenido para los veteranos, con nuevo límite de nivel, armas, clases, razas y zonas nuevas y más, sino que para los más nuevos atraer jugadores nuevos hasta ofrece un Raid que sirve como colaboración con NieR: Automata. La era de Shadowbringers recién empieza, y aún así ya promete mucho. (Lucas Rivarola)

10

Gears 5

El segundo juego de la saga desarrollado por The Coalition demostró que hicieron bien la tarea y conocen al detalle la saga creada por Epic Games. Gears 5 sigue la línea de la franquicia y ofrece un shooter en 3ra persona de altísima calidad, con una jugabilidad sólida y pulida que hace gala de las capacidades de la Xbox One como pocos otros títulos han podido lograr. Ofrece una campaña que incorpora exploración y escenarios abiertos, modos cooperativos a pantalla dividida hasta para 3 jugadores y una narrativa que no defrauda, es más, no dejará pendientes de la resolución hasta el último momento. El modo multijugador está a la altura de las expectativas, con el regreso del clásico modo horda, los versus y el nuevo modo Escape que suma un poco de variedad a la fórmula, una adición más que bienvenida. Gears of War no tiene un solo juego malo y la quinta entrega numerada no es la excepción. (Sebastián Cigarreta)

9

Judgment

Después de 7 juegos principales y varios spin-offs con el mismo elenco de personajes, el equipo responsable de la serie Yakuza se tomó un respiro con Judgment. A pesar de seguir usando Kamurocho como ciudad principal, Judgment es un juego diferente a Yakuza en donde importa: la historia tiene un tono distinto sin perder la personalidad y el humor de la serie, y la jugabilidad hace uso del excelente Dragon Engine para ponernos en la piel de Yagami, un personaje mucho más ágil que Kiryu. Lo más probable es que no veamos más Judgment y eso sería una pena, pero por lo menos este primer juego de Yagami es lo suficientemente maravilloso como para sostenerse por sí solo. (Lucas Rivarola)

8

Katana Zero

Sólo hay dos verdaderos problemas con Katana Zero: 1) es bastante sencillo gracias a su mecánica central; 2) es demasiado corto; puede superarse en unas pocas horas y realmente nos deja con ganas de muchísimo más… en especial porque termina en un cliffhanger sugiriendo que habrá una secuela (o algún DLC todavía no anunciado). Eso no quita que a lo largo de su duración disfrutemos de una historia fascinante y un gameplay genial. Habitación tras habitación nuestro ninja mercenario arrasará con todo el que ose interponerse en su camino, haciendo uso de su eficiente katana y de una curiosa habilidad para ralentizar el Tiempo y planificar movimientos con (relativa) calma. Katana Zero nos sorprende con un detallado apartado pixelart y algunos giros argumentales que nos van a dejar cuestionando muchas cosas que veremos en pantalla; y vamos a querer jugarlo varias veces para descubrir todos sus secretos. (Maximiliano Baldo)

7

Monster Hunter World: Iceborne

No contento con el triunfante regreso de Devil May Cry V y el excelente Resident Evil 2 Remake, Capcom completa el triplete de su 2019 con una expansión que casi podría considerarse un juego entero. Iceborne agrega toneladas de contenido a un juego al que ya le podías dedicar tranquilamente 200 horas (como quien escribe estas líneas), incluyendo una extensa nueva área, monstruos nuevos y viejos, armas y equipamiento nuevo, y tipos de misiones que expanden todavía más el endgame de Monster Hunter World. La historia nueva es tan o hasta más floja que la original, pero al menos el contenido en sí no perdió el filo, y Capcom ya demostró que seguirá agregándole cosas al juego por mucho tiempo más. (Lucas Rivarola)

6

Remnant: From the Ashes

Crear un personaje y enfrentarse a oleadas de criaturas, que bien podrían haber salido de una pesadilla de Stephen King, nunca había sido tan divertido. Remnant: From the Ashes es un shooter en 3ra persona cooperativo que mezcla la jugabilidad clásica con mecánicas de evasión, progresión de personaje rolera y gigantescos jefes que nos harán la vida más difícil. Se puede jugar online en equipos de 2 y 3 jugadores, la dificultad escala automáticamente con nuestro equipo y a la vez lo hacen las recompensas. Es un juego de aventuras fantástico, con diferentes mundos alienígenas que recorrer, que hace buen uso del sistema procedural de creación de niveles y tiene la suficiente cantidad de equipamiento único como para mantenernos jugando durante meses. (Sebastián Cigarreta)

5

Sunless Skies

Un triunfo del gaming más literario. Sunless Skies imagina una Inglaterra alternativa que busca colonizar un espacio inspirado por igual en Julio Verne, Douglas Adams, y H.P. Lovecraft. Superficialmente es un juego de exploración y supervivencia, pero el verdadero placer está en las historias que cuenta. A lo largo de 30 o 40 horas de exploración vamos a explorar colonias espaciales y conocer todo tipo de personajes condenados, aliarnos con facciones en guerra y descubrir secretos más antiguos que la humanidad, todo a través de una interfaz que, con elegancia y un brillante diseño de interfaz, lleva la estructura de un “Elige tu Propia Aventura” a una gesta épica con un mundo abierto mil veces más ambicioso que cualquier cosa que nos haya dado Rockstar o Ubisoft. (Ignacio Esains)

4

Super Mario Maker 2

Era cuestión de tiempo para que Nintendo largue su versión para Switch de Super Mario Maker, y el resultado no fue un simple port del original sino una secuela que trata de adaptarse un poco mejor a la nueva consola al tiempo que añade muchas cosas a la fórmula. Es verdad que construir niveles con el nuevo sistema—sin las facilidades del gamepad de Wii U—tiene sus pequeños altibajos, pero es todo cuestión de acostumbrarse a los nuevos controles, tras lo cual tenemos en nuestras manos uno de los “juguetes” más divertidos de la Gran N. Super Mario Maker 2 añade más piezas e interacciones entre las mismas, así como nuevos formatos de Mario para explorar; y su más reciente actualización metió a Link en el juego con su propio set de movimientos, lo que sugiere que podrían venir más updates así en el futuro. Ya sea para construir niveles o para disfrutar de las creaciones de otros, Super Mario Maker 2 es una de las mejores opciones para todo usuario de Switch, y claro que iba a estar entre nuestros favoritos del año, aunque haya quedado afuera de los principales. (Maximiliano Baldo)

3

Tetris 99

¿Qué más pueden inventar para mantenernos jugando Tetris? Es una pregunta que parece no quedarse sin respuesta, pero de ahí a haber transformado al legendario juego de Alekséi Pázhitnov en un Battle Royale exitoso hay un salto increíble. Tetris 99 es justamente eso, ni más ni menos, pero la magia reside tanto en su simpleza como en la magistral forma de hacerlo funcionar. Alrededor de nuestra pantalla veremos cómo los otros 98 jugadores disputan el primer puesto, haciendo jugadas para enviarle líneas de basura a los demás, eligiendo oponentes según criterios preestablecidos o al azar, y quedando en gris aquellos que ya perdieron. La experiencia es adictiva y despierta nuestro espíritu competitivo, hay eventos especiales que otorgan premios como skins de las diferentes versiones del clásico y ránkings mundiales para medir nuestra habilidad contra los mejores del mundo. Es una de las mejores exclusividades de Switch y viene gratis con la suscripción de Nintendo Online. (Sebastián Cigarreta)

2

The Legend of Zelda: Link's Awakening

El juego original de Game Boy había sido una revolución. Se trataba de una aventura completa de Zelda en el pequeño espacio provisto por los cartuchos del ladrillo portátil de Nintendo. Muchos años después, esa misma aventura recibe un severo lavado de cara y se gana una adorable estética de juguetes coleccionables… y funciona perfecto. Es la misma exacta aventura que ya vivimos en el pasado, pero traída al presente con una serie de mejoras a nivel de jugabilidad que resuelven algunos inconvenientes del original. Lamentablemente no todo es color de rosa, pues Link’s Awakening presenta una tendencia a sufrir caídas de cuadros por segundo. Más allá de eso, el regreso de uno de los títulos más icónicos de la franquicia es un innegable deleite para viejos memoriosos y nuevos jugadores. (Maximiliano Baldo)

1

What the Golf?

Ya no se ven tanto como antes esos indies que toman un concepto simple y lo transforman en un gran chiste. En parte es porque no es tarea fácil. El humor es algo subjetivo. Pero lo cierto es que What the Golf? consigue caminar por esa delgada línea transformando el golf en, prácticamente, cualquier cosa. Al principio este puede parecer un juego de golf, pero después de unos minutos ya ni se le asemeja y es ahí donde está el chiste. What the Golf? logra mantener su humor sin llegar a cansar. Es un indie que parece pequeño, pero ofrece más de lo que uno piensa. Eso sí, si te gusta muchísimo el golf y te lo tomás muy en serio, quizás no te conviene acercarte a este juego. (Lucas Rivarola)

Temas

Dejá tu comentario