Tops

GOTY 2019: Los 20 mejores juegos del año

Llegó el momento. En el último día del año elegimos nuestros juegos favoritos de 2019.

No nos la veníamos venir. Como cualquier año previo al lanzamiento de nuevas consolas, 2019 parecía ser un período de transición, que nos dió un par de joyitas japonesas en los primeros meses del año, pero de ahí una catarata de decepciones, que los miembros de Malditos Games registraron en una demoledora edición del podcast.

En octubre estábamos decididos a declararlo el peor año del gaming en una década - o al menos desde ese patético 2014 en el que no sabíamos ni por donde empezar a llenar nuestro top 10. Y de repente, todo cambió.

Por un lado, los últimos meses del año estuvieron cargados de grandes lanzamientos triple A, verdaderas sorpresas, aún en franquicias que no eran muy de nuestro interés. Y por el otro, empezaron a destacarse algunos indies que habían pasado desapercibidos y resultaron verdaderas sorpresas (acá va otro episodio del podcast). Entre esas gemas niponas, las sorpresas de fin de año y los indies que asomaron la cabeza, tenemos una lista que, una vez más, se nos estiró tanto que va en dos partes.

Acá va la selección completa, pero te recomiendo que escuches la deliberación, para saber exactamente cómo ordenamos esta lista de 20 juegos. 2019 - el año en el que el gaming demostró tener varias cartas escondidas.

20

Astral Chain

Cuando se anuncia un nuevo juego de Platinum Games muchos están al borde del asiento porque la calidad del juego puede llegar a ser un 50/50. O es el mal Platinum (el de las Tortugas Ninja y The Legend of Korra) o es el buen Platinum (el de Bayonetta y Vanquish). Astral Chain, por suerte, viene de la mano del buen Platinum. No solo eso, sino que con uno de los líderes de NieR: Automata a la cabeza. Por más que la historia no sea nada de otro mundo, es la jugabilidad excelente y el estilo y personalidad bien marcados lo que hacen de Astral Chain un juego digno de entrar en el panteón de los buenos trabajos de Platinum. (Lucas Rivarola)

19

Telling Lies

El creador de Her Story, Sam Barlow, nos trae una versión expandida y ultra-ambiciosa de aquel pequeño indie de 2015 - y aunque esta variante es necesariamente más compleja y menos accesible, en algunos sentidos es aún superior. Nuestro rol es el de una analista que debe revisar horas de conversaciones tipo Skype entre cuatro personas relacionadas con un crimen inexplicable. Lo único que podemos hacer en el juego es revisar los videos en busca de conexiones, tratando de armar una línea de tiempo en una verdadera telenovela que mezcla misterio, crimen, y complejas relaciones interpersonales. Es lo más parecido que el gaming nos ha dado a una de esas series que nos maratoneamos en una tarde en Netflix - con actuaciones dignas de un Game Award. O un Emmy. (Ignacio Esains)

18

Untitled Goose Game

Todo bien con tramas complejas y mecánicas profundas, pero a veces lo único que el jugador quiere es pasar un rato divertido, y Untitled Goose Game resultó ser uno de los más entretenidos títulos del año. Nuestro ganso protagonista no tendrá ningún reparo a la hora de hacerle la vida imposible a los incautos habitantes de este pequeño pueblo inglés, robándose objetos varios para incordiar a sus legítimos dueños. Es una aventura breve; brevísima; pero no desaprovecha ni un momento, dándonos siempre una nueva excusa para causar y disfrutar de un poquito de caos. ¿Qué más hay que decir? Es un juego colorido, simpático, muy despreocupado, y una excelente opción para tomarnos unos minutos de relax viendo a nuestro plumífero protagonista hacer de las suyas. ¡HONK! (Maximiliano Baldo)

17

Star Wars Jedi: Fallen Order

En medio de la polémica que ponía en duda la rentabilidad y la relevancia de los juegos para un jugador orientados a la narrativa Respawn le demostró a Electronic Arts que era posible tener un producto exitoso, de calidad y a la vez apuntar al público masivo. Jedi: Fallen Order aprovecha el universo expandido de Star Wars para contar una historia original repleta de guiños y referencias para los fanáticos, pero además con una propuesta atractiva para todo tipo de audiencias. El sistema de combate, inspirado vagamente en la obra de Hidetaka Miyazaki, le viene de maravillas a una aventura que mezcla exploración con acción a base de sables de luz. No solo es divertido, sino que es la fantasía de poder Jedi que millones de fans necesitaban de cara al estreno de la nueva película y un buen juego por sus propios medios. (Sebastián Cigarreta)

16

Devil May Cry 5

Capcom tuvo un excelente 2019 pero quizás uno de los logros más increíbles fue que consiguió el regreso triunfante de Devil May Cry, serie que después de DmC vivía de remasterizaciones. Hideaki Itsuno se volvió a poner el manto de director y con este juego básicamente implementó tres sistemas de combate en uno. Nero, Dante y V no solamente son geniales protagonistas que elevan la saga a nuevas alturas, sino que a la hora de combatir cada uno demuestra su personalidad única en sus movimientos. El rey de los juegos de acción volvió con todo. (Lucas Rivarola)

15

Mortal Kombat 11

Mortal Kombat como serie viene de tener unos excelentes años, y Mortal Kombat 11 es la culminación de la nueva dirección que empezó con el reboot en Mortal Kombat 9. Siendo una de las únicas series de juegos de pelea donde la historia tiene una alta importancia, esta entrega no decepciona a nadie con su concepto de “pasado y presente se mezclan”. Pero como la historia no lo es todo, Mortal Kombat 11 también demuestra todo lo que NetherRealm aprendió no solo con esta serie sino también con los juegos de Injustice. Mezclando el sistema de variaciones de Mortal Kombat X con la personalización de Injustice 2, Mortal Kombat 11 quizás sea el mejor juego del estudio y gracias a este juego el futuro de la serie tiene infinitas posibilidades. (Lucas Rivarola)

14

Hypnospace Outlaw

Bienvenidos a los ’90… o al menos a la versión alterna de los ’90 que Hypnospace Outlaw intenta representar. En este título descubriremos el poder de la internet mientras navegamos en nuestros sueños, gracias a las bandas de conexión que permite movernos por el ciberespacio con el subconsciente. Nuestra misión como guardianes de la Red implica recorrer las páginas de usuarios y asegurarnos que siguen las reglas del sitio, debiendo sancionar cada infracción que veamos. La idea y concepto son francamente súper originales, llevando a situaciones que aquellos que vivimos la década mágica vamos a reconocer de inmediato: mascotas virtuales de escritorio, los primeros intentos de dinero digital, los horriblemente hermosos diseños de páginas onda GeoCities; todo eso está aquí… Todo eso y más, dejando lugar para algunas sorpresitas más oscuras y una sensación de meta-juego en potencia. ¿Cómo no nos iba a gustar? (Maximiliano Baldo)

13

The Outer Worlds

Este año Obsidian Entertainment volvió a demostrar que su trabajo sigue siendo un punto de referencia en cuanto a RPGs, saliendo de su zona de confort e invitándonos a ser protagonistas de una aventura espacial en un mundo exquisitamente diseñado en 3D. The Outer Worlds ofrece un universo original masivo y estimulante que nos mantiene interesados en aprender más, recorrer, investigar y formar parte de este mundo. El sistema de diálogos es profundo, el de combate flexible como pocos en su género y su duración intermedia un bálsamo para nuestra rutina. Es un juego en el que conviven elementos de las mejores franquicias roleras de los últimos 15 años y que, a pesar de sus traspiés, logra ofrecer una experiencia divertida, atrapante y coherente. (Sebastián Cigarreta)

12

Pokémon Sword and Shield

Después de un larguísimo y exhaustivo período de controversia por parte de un sector de los fans que no se querían quedar callados, finalmente Pokémon llegó a consolas. ¿El resultado? Una de las mejores aventuras que la serie tiene para ofrecer. Más allá de los cambios que hacen del juego una experiencia más llevadera que antes, gran parte del encanto de Sword & Shield está en su versión ficticia del Reino Unido. Los gimnasios ahora tienen mucho más protagonismo y son un espectáculo deportivo, con cantitos de la hinchada y todo. Pokémon Sword & Shield no será el gran Pokémon de consola que muchos soñaban (y quién sabe si esos sueños no son demasiado ambiciosos), pero sí es un Pokémon que te va a hacer sentir como un gran entrenador. (Lucas Rivarola)

11

Forager

Un juego no necesita de una historia compleja para cautivar al jugador. A veces solamente basta con un loop de juego lo suficientemente enviciante para hacer que las horas pasen volando; y Forager ciertamente lo consigue. Esta simpatiquísima aventura se basa en la recolección de recursos para construir nuevas estructuras, fabricar mejores herramientas y adquirir más terreno a fin de recolectar muchos más recursos y volver a repetir todo el ciclo. No parece gran cosa en concepto, pero en su ejecución demuestra poseer un enorme nivel de satisfacción. A medida que compramos más terrenos descubriremos varios secretos, misiones y pequeñas mazmorras a explorar, lo que aumenta el incentivo para seguir husmeando por cada rincón de este colorido mundo, y cuanto más descubrimos más poderoso se vuelve nuestro protagonista, que hacia el final se volverá una verdadera fuerza de destrucción para recolectar ítems de a centenas. Es un juego terriblemente adictivo, fácil de entender y muy, muy difícil de largar. (Maximiliano Baldo)

10

Luigi's Mansion 3

Por más que cueste aceptarlo, es evidente que Luigi nunca tendrá el mismo éxito que su hermano más famoso. Pobre Luigi, hasta se ve obligado a compartir los halagos a su nuevo juego con Gooigi, un clon hecho de vaya uno a saber qué material pegajoso. Pero igual Luigi le pone el pecho a esta nueva entrega de su serie que a pesar de llevar mansión en el nombre esta vez tiene lugar en un hotel. El cambio es para mejor, porque este hotel embrujado hace que el juego ofrezca una excelente variedad de escenarios. Y también hay que admitir que por más roba cámara que sea Gooigi, su presencia hace permite que el juego tenga algunos puzzles bastante creativos y que el modo cooperativo sea muy entretenido. Ojalá algún día a Luigi le toque protagonizar una aventura en la que no tenga que estar todo el tiempo asustado, pero Luigi’s Mansion 3 igualmente es una excelente entrega de la serie. (Lucas Rivarola)

9

Baba Is You

En 2017 Arvi Teikari desarrolló un pequeño juego para una Game Jam; un simpático desafío de ingenio titulado Baba is You, cuyo objetivo era empujar bloques de palabras y conectores lingüísticos para modificar las reglas que regían cada uno de sus pocos niveles. El juego terminó siendo el ganador de aquella Game Jam, y el concepto resultó tan interesante que su desarrollador comenzó a trabajar en una versión más pulida del mismo. Dos años más tarde, Baba is You fue lanzado en su forma final para darle a los fanáticos de los puzles una de las experiencias más fascinantes del género, sorprendiendo a críticos y jugadores con un nivel de originalidad que hacía mucho no se veía en un título de esta clase. Baba is You quedará como un ícono de la industria indie, y nosotros lo agasajamos con su lugarcito en nuestro listado. (Maximiliano Baldo)

8

Slay the Spire

No es el primer Roguelike con sistema de cartas coleccionables, pero ciertamente que Slay the Spire toma ese concepto y le da una ejecución eficiente, precisa y sumamente entretenida. Nuestro objetivo consiste en superar batallas mediante un sistema de cartas que nos brindan ataques, defensas y otras habilidades, aunque en un principio los mazos de nuestros protagonistas serán demasiado básicos. Lucha tras lucha obtendremos más opciones para reforzar nuestra colección y enfrentar a los desafíos que esperan más adelante, debiendo aprender a improvisar al vuelo en relación a los nuevos naipes otorgados. Slay the Spire mantiene una muy sólida estructura de juego, pudiendo llegar al final de la sesión en relativo poco tiempo, pero siempre queriendo volver a empezar para probar con otros personajes o para ver qué nuevas cartas—y por ende nuevos combos—podemos llegar a ejecutar; y es ese loop de juego lo que lo vuelve algo tan pero tan ameno. (Maximiliano Baldo)

7

Resident Evil 2

Hace ya unos años que enero se convirtió en un mes de pesos pesados, especialmente cuando se trata de lanzamientos de Capcom. Pero el de este 2019 fue algo especial. Por fin, después de años de que los fans lo pidieran, había llegado el remake de Resident Evil 2 y era todo lo que esperábamos y más. Esta nueva versión del clásico no sólo le da una excelente lavada de cara gracias al increíble motor gráfico que Capcom usa para sus juegos, sino que también es Resident Evil 2 con una visión solamente posible por los años de experiencia que ganó la serie. Resident Evil 2 Remake es la culminación de todas las lecciones que Capcom aprendió por las buenas y por las malas desde el lanzamiento del original y eso lo hace un juego impecable. (Lucas Rivarola)

6

Outer Wilds

Lo interesante de Outer Wilds es la forma en que toma el concepto de la exploración espacial y lo entremezcla con la idea de un universo atrapado en un bucle temporal. Es la belleza de cada sorpresa, de cada nuevo escenario, de cada punto de nuestro itinerario a medida que, una y otra vez, salimos a intentar desentrañar los secretos de este universo en repetición. Está claro que en este tipo de juegos la preferencia personal de cada jugador alterará la forma y el nivel en que cada uno disfrutará de la experiencia, pero aquellos de naturaleza curiosa pronto encontrarán mucho de bueno en este juego y la propuesta a la que nos expone. Para aquellos que sincronicen con su onda, Outer Wilds será un viaje que no van a olvidar. (Maximiliano Baldo)

5

Fire Emblem: Three Houses

Fire Emblem venía de una seguidilla de juegos para las portátiles de Nintendo, por lo que esta entrega que significaba el regreso a consolas después de 12 años era muy esperada por los fanáticos de la serie. De más está decir que la espera no fue en vano, ya que Three Houses es un juego casi impecable tanto para fanáticos como para aquellos que nunca antes habían jugado un Fire Emblem. Con sistemas estratégicos más accesibles que nunca, un elenco de personajes inolvidables y cuatro historias diferentes que cuentan distintos aspectos importantes del continente de Fódlan, la ambición de este Fire Emblem da como resultado uno de los mejores juegos de Switch del 2019. (Lucas Rivarola)

4

Sekiro: Shadows Die Twice

Los juegos SoulsBorne ya prácticamente son un género en sí, pero por más que hayan servido de inspiración para otros, From Software siempre serán los maestros. Incluso cuando se trata de experimentar con la fórmula, tal y como lo hace Sekiro. Más allá del enfoque en contar una historia más textual, el cambio de fórmula más importante está en el combate. Armados solamente con una espada, Sekiro nos pone en la piel de un shinobi de manera tan efectiva que pocos videojuegos le hacen competencia. Cada choque de espadas es un placer e incluso las peleas con jefes monstruosos clásicos de From Software tienen su ritmo diferente gracias a este combate. Si alguien tenía que innovar en el casi sobrepoblado género de SoulsBorne, tenía que ser From Software. (Lucas Rivarola)

3

Control

Remedy logró pasar de un interesante, aunque cuestionable, Quantum Break a lanzar uno de los mejores juegos del año. ¿Cómo lo logró? A fuerza de una jugabilidad simple pero pulida, que se muestra fácil de entender pero se va complejizando a medida que avanzamos al punto de ofrecernos una increíble libertad de acción. Control no es un simple shooter, sino una experiencia que mezcla ciencia ficción, acción y una narrativa original a través de una puesta en escena impactante. El sonido ambiente y las voces en off juegan un papel esencial a la hora de percibir el cambiante medio en el que nos desenvolvemos, con un diseño tan exquisito como el apartado visual. La propuesta narrativa de Control es mucho más profunda de lo que aparenta y si tienen un poco de amor por X-Files, The Twilight Zone o inclusive Black Mirror no van a poder dejar de jugarlo. (Sebastián Cigarreta)

2

Death Stranding

La esperada aventura de ¿acción? de Hideo Kojima dividió a la prensa y al público: para algunos es un simulador de delivery tan aburrido como pretencioso, y para otros es un audaz intento de implementar mecánicas que se alejen de la violencia, narrado a través de espectaculares secuencias cinematográficas que refuerzan los conceptos simples pero poéticos de conexión y compasión. Y si por el puesto que ocupa en este ranking no queda clara nuestra opinión sobre el juego, digamos que a pesar de las imperfecciones comprensibles en un proyecto tan innovador, es un placer ver cómo una corporación como Sony se atreve a financiar un indie de 40 millones de dólares. Death Stranding es un embole o una genialidad - pero lo que claramente no es, es “humo”. (Ignacio Esains)

1

Disco Elysium

La gran sorpresa de 2019. Un RPG ambientado en una especie de Europa del Este paralela, que usa la excusa de una investigación policial para narrar la historia de la redención y reconstrucción de un personaje inolvidable y a la vez retratar una sociedad consumida por el capitalismo y el colonialismo. Un estudio de personaje, un alegato político, y quizás el juego más gracioso de todos los tiempos, que juega con las mecánicas del RPG para simular el monólogo interno del protagonista y hacer la aventura profundamente personal. (Ignacio Esains)

Temas

Dejá tu comentario