Noticias

10 juegos que me enamoraron en 2019

Guillo Leoz elige sus títulos favoritos de un año donde se volvió a encontrar con viejos amores, se sorprendió con juegos inesperados y se fascinó con nuevas propuestas

Las listas de fin de año pueden tener tantos criterios como personas: cuáles fueron los mejores juegos, los más importantes, los más trascendentales, los más originales, los más creativos, los más populares, etc. Pero como esta es una lista 100% personal, el único criterio que voy a tener en cuenta es mi propio factor de diversión o de amor por el gaming en 2019; qué me pasó con estos juegos, qué me hicieron sentir o qué esperanzas me devolvieron. No son los mejores, no todos llevan la industria hacia adelante incluso, tampoco son los más originales, pero sí son mis favoritos del año que ya se nos fue.

10 juegos que me enamoraron en 2019

10

Forager

Una de las sorpresas más lindas de 2019 fue un juego desarrollado principalmente por Mariano Caballero de HopFrog y publicado por Humble Bundle. Forager es un mashup de muchísimos géneros, mecánicas y sistemas que fueron exitosos en otros títulos, pero que pocas veces me resultaron tan atrapantes. Es parte Minecraft, parte Don’t Starve, es un clicker en cierto sentido, tiene cosas de juegos de estrategia, de títulos donde lo más importante es expandirse, de RPG de acción tradicional, de juego de puzzles, etc. Forager es una aventura llena de encanto, sorpresa, creatividad y con una sensación de progresión y recompensa constante. Todo lo que hacés te da puntos de experiencia, es por eso que la dopamina que te administra Forager funciona a la perfección, haciendo que soltarlo sea la tarea más difícil que nos presente el juego. Cada vez que nos estemos aburriendo de lo que estábamos haciendo, vamos a subir de nivel y adquirir una habilidad que nos cambie por completo el panorama. Arrancamos con una pequeña isla, juntando recursos y crafteando como cualquier otro survival, pero una vez que nos empezamos a expandir el juego pega un giro tras otro, siempre sorprendiendo al usuario con qué va a encontrar en la próxima isla que compre. Forager es el juego que finalmente pudo combinar en mi interior dos filosofías de desarrollo de videojuegos: una más clásica que tiene que ver con levelear o con los aspectos de un RPG más tradicional, y la otra que representa más a nuevas generaciones acostumbradas a títulos sin un rumbo definido, donde nosotros mismos vamos haciendo la historia o planteando objetivos.

10 juegos que me enamoraron en 2019

9

Remnant: From The Ashes

Clones de los juegos de From Software hay muchos, pocos exitosos y menos son los que aportan algo original. Remnant: From The Ashes no sé si será del todo original, pero sí combina elementos de un shooter en tercera persona tradicional con elementos de los Souls para darme una de las experiencias a nivel jugabilidad más satisfactorias de 2019. Honestamente no pensé que combinar buenas mecánicas de disparo y con enemigos que se comporten como en Bloodborne, por ejemplo, iba a resultar tan satisfactorio. Dispararle con nuestra pistola a enemigos más pequeños, luego hacer un rol para escapar de uno más grande para luego cambiar a mi escopeta y así hacer más daño es una danza que nunca me aburrió y que siempre me hizo sentir habilidoso en un género que parece estar estancado en coberturas que nos llegan hasta la cadera (Gears 5 y The Division 2 son sólo algunos de los ejemplos de eso). La movilidad, la agilidad y lo atento que hay que estar en Remnant lo elevan por encima de muchos otros títulos y si tienen la posibilidad de jugarlo en cooperativo le van a poder agregar un componente de estrategia clave para eliminar, por ejemplo, a los jefes más exigentes del juego. Lamentablemente no tiene ni el mejor arranque, ni las mejores secciones iniciales, pero una vez que toma ritmo empieza a florecer toda su creatividad y complejidad; para colmo el grado de rejugabilidad es enorme, ya que cada vez que empezamos una nueva campaña nos va a generar un mundo nuevo, único a nosotros como usuario. No puedo esperar para ver qué puede darnos Gunfire Games una secuela donde ojalá no pierdan su esencia pero sí ajusten algunos detalles para ser un éxito total.

10 juegos que me enamoraron en 2019

8

Resident Evil 2 Remake

En 1998 llegaron varios de los juegos más emblemáticos de todos los tiempos y uno de ellos fue Resident Evil 2. Los survival horror comenzaban una época dorada con su mejor exponente como abanderado y la leyenda de Leon S Kennedy daba sus primeros pasos. 21 años después, la saga está revitalizada luego de un RE 7 excelente y ya habiendo superado fracasos del pasado. Pero cuando pensábamos que el futuro de esta franquicia estaba en los juegos de horror en primera persona, llega esta remake para demostrarnos que quizás estábamos equivocados. Probablemente sea una de las mejores reinvenciones de todos los tiempos, dándonos todo aquello que nos había enamorado del juego original con una forma totalmente distinta de interactuar con él. No sólo la estación de Policía de Racoon City se ve espectacular en un RE Engine que brilla por todos lados, sino que la nueva perspectiva cambia cómo ella nos hace sentir, cómo reaccionamos a todo lo que ahí pasa; incluso el combate cobra todo otro sentido cuando las cabezas de los zombies se bambolean para todos lados, haciendo fallemos algún que otro tiro complicando nuestros escasos recursos. Mr X cobra otra relevancia y se convirtió en uno de los enemigos más aterradores en mucho tiempo, una fuerza imparable que nunca deja que nos relajemos (para colmo me empeciné con jugar a este título con la menor cantidad de luz posible y a altas horas de la noche, por lo que ya de por sí no estaba relajado). RE 2 Remake es un juego con prácticamente ninguna fisura, donde todo funciona a la perfección y que deja el camino allanado para lo que va a ser la remake del 3.

10 juegos que me enamoraron en 2019

7

Slay The Spire

El juego de cartas que más me enamoró en mucho tiempo finalmente ha salida de Early Access y su versión completa debutó en 2019. Por escándalo es uno de los juegos a los que más regreso, algo difícil cuando mi trabajo consiste en probar todo lo nuevo que sale al mercado. En este año le han agregado un nuevo personaje llamado The Defect y un cuarto personaje llamado The Watcher (pero que todavía está en beta). Más allá de cómo estas clases cambian por completo la manera en que interactuamos con el juego, la adición del Workshop a la versión de Steam hace que todas las semanas podamos tener un juego prácticamente nuevo. ¿Querés una clase tipo Vampiro? La tenés porque alguien se tomó el trabajo de hacer ese mod. ¿Soñaste alguna vez con jugar con los personajes de Sailor Moon? Alguien lo hizo; así con mil ejemplos de un título que no para de ofrecer contenido y que tiene un grado de rejugabilidad y profundidad enormes. Cada run vamos a intentar nuevas maneras de ganar cada enfrentamiento y vamos a ser cada vez más efectivos y agresivos a la hora de armar nuestro mazo. En una época donde los juegos de cartas están teniendo un éxito enorme con juegos competitivos como Magic The Gathering Arena o Legends of Runeterra, Slay The Spire me permite no exponerme a pasar vergüenza con gente que sabe jugar de verdad a este género, pero así todo poder disfrutar de la satisfacción de crear una gran jugada al combinar una buena sucesión de cartas.

10 juegos que me enamoraron en 2019

6

eFootball Pro Evolution Soccer 2020

Vengo jugando títulos de fútbol desde que tengo memoria. GOAL, FIFA, Pc Fútbol, desastres como Actua Soccer, Virtua Striker (un juego más horroroso de lo que recordamos) y por supuesto Winning Eleven. La obra de Konami fue una pieza fundamental en la relación amorosa pre adolescente que tuve con la PlayStation 1 y lo mismo sucedió en PS2. Pero llegó la generación de Xbox 360 y PS3 y nuestro amor se terminó ya que lo abandoné por el glamoroso FIFA. Pero silbando bajito, haciendo un trabajo de hormiga y corrigiendo mucho de lo que había hecho entrar en desgracia a esta franquicia, PES reconquistó mi corazón y se convirtió en el juego de fútbol que más he disfrutado en años. Cada gol es distinto, el ritmo de los partidos es más pausado y realista, siempre hay una animación que me llama la atención o que todavía no vi, la física de la pelota está mejor que nunca, los arqueros responden muy bien, la ambientación a nivel sudamérica está bastante bien lograda y jugar con alguien al lado es un placer. Sí, MyClub no le llega ni a los talones a Ultimate Team como modo, pero cuando entro a la cancha, PES 2020 es una experiencia superior a la competencia y ojalá que en la próxima generación nos vuelvan a sorprender.

10 juegos que me enamoraron en 2019

5

Bloodstained: Ritual Of The Night

Mis primeras horas con Bloodstained no fueran las mejores. De hecho había ciertos elementos que me disgustaban y sentía un halo de desconfianza bastante grande sobre si Koji Igarashi había cumplido con las promesas que realizó a toda la gente que lo bancó en Kickstarter. Sin embargo decidí darle tiempo y tenerle paciencia; así Bloodstained se convirtió en uno de mis juegos favoritos del año. Lo que al principio resultaba descolocado, pasó a convertirse en algo encantador. Esa jugabilidad clásica de Castlevania Symphony Of The Night le queda como anillo al dedo a esta aventura y el diseño del mapa es laberíntico, variado y desafiante como queremos que sea. Pero donde Bloodstained brilla es cuando demuestra que no le molesta hacer el ridículo y proponer las locuras más grandes en términos de equipamiento, poderes o diseño de enemigos. Desde perros y gatos demoníacos gigantes, hasta cuadros de backers que nos van a atacar, pasando por el hecho de que cada enemigo con el que nos topamos nos puede dejar una habilidad diferente (el sistema de shards es super profundo y ofrece múltiples posibilidades para encarar la partida); así Bloodstained fabrica una experiencia de lo más entretenida, con muchísimos secretos y con un nivel de desafío más que apropiado.

10 juegos que me enamoraron en 2019

4

Star Wars Jedi: Fallen Order

Por primera vez en muchísimos años tenemos un juego singleplayer de Star Wars que realmente vale la pena. En lo personal Force Unleashed no me dio lo que esperaba y ambos juegos han envejecido particularmente mal, por lo que desde Republic Commando que una campaña de Star Wars no me enamora. Jedi Fallen Order es Respawn demostrando inteligencia para combinar elementos de un montón de juegos exitosos en uno de los universos más amados de la cultura popular. Parte Uncharted/Tomb Raider, muy Metroidvania, combate estilo SoulsBorne/Sekiro y bastante del ADN de Respawn al hacer sus partes de plataformas. El resultado es un juego de acción en tercera persona con una jugabilidad muy sólida que se adapta a varios estilos de dificultad y que cuenta una historia con personajes muy ricos con un potencial enorme para ser explorados en futuras secuelas. El diseño de cada planeta es uno de los puntos altos, porque incluso cuando las recompensas de encontrar cofres o secretos son bastante decepcionante, el simple hecho de descifrar cómo llegar hasta tal lugar era satisfactorio. Además hay mil detalles y referencias a todo el universo Star Wars, sobre todo de la serie animada Clone Wars, con secuencias espectaculares, flashbacks intensos, una villana excelente como la Second Sister y poderes Jedi que se van expandiendo hasta dominar la Fuerza por completo. Lamentablemente le falta bastante pulido a nivel técnico e incluso se nota poca fanfarria para momentos que deberían ser más resonantes, pero es el template ideal para lo que puede convertirse en una gran saga.

10 juegos que me enamoraron en 2019

3

Super Mario Maker 2

Al no haber tenido WiiU y no haber podido jugar Super Mario Maker 1, mis expectativas, ganas y esperanzas con esta secuela eran enormes. Al no poder compararlo con su entrega anterior, cada nivel que probé, cada genialidad creada por la comunidad lograba maravillarme por completo. Super Mario Maker 2 me dio una canasta infinita de niveles de Mario que me hicieron interactuar con esta jugabilidad legendaria y con elementos icónicos como nunca lo había hecho. Niveles musicales, de puzzles, tipo speedrun, aprender lo que son los niveles y la comunidad kaizo, para que luego se resignifique todo con la adición de Link hace unas semanas. Este juego se mete en mi podio porque es uno de los títulos a los que más volví durante el año y que nunca dejó de enamorarme. Ver cómo la comunidad se sobrepone a la insólita, y cada vez más difícil de entender, torpeza de Nintendo para armar sistemas online, es algo hermoso. Cada día hay nuevos niveles increíbles por explorar y esta vez se le sumó el hecho de que muchos creadores de videojuegos empezar a cranear sus propios niveles con un vuelo creativo enorme. Para colmo hay novedades a nivel mecánicas que te modifican la experiencia de jugar un Mario al estilo tradicional: partes de nieve y resbaladizas donde antes no había, nivel con temática lunar y menor gravedad, nuevas canciones, enemigos clásicos pero con nuevas funciones, la adición del template de Super Mario 3D World y muchas cosas más que hicieron que esta obra de Nintendo me alegrara el corazón.

10 juegos que me enamoraron en 2019

2

Sekiro: Shadows Die Twice

Lady Butterfly, Genichiro Ashina, Guardian Ape, Juzou The Drunkard, Isshin y muchos otros. Si jugaste Sekiro son nombres difíciles de olvidar y que probablemente los hayas repetido cual Arya Stark jurando cobrarse venganza. Sekiro es un juego que doblegó la moral como pocos otros, que me hizo sentir como un insecto insignificante ante obstáculos de no muy alta estatura, pero sí de una dificultad enorme y una maestría épica. Sin embargo, cada vez que lograba vencer a uno de ellos, la satisfacción era plena y todo pasaba a valer la pena. Una vez que mi cabeza hizo “click” y se dio cuenta que este título no se jugaba como un Souls, todo empezó a tener sentido. Hay que ser agresivo, hay que dominar el parry, hay que utilizar la destreza de nuestro personaje y descubrir qué prótesis es la más adecuada para cada ocasión. Pero Sekiro es mucho más que su dificultad; es una historia más tradicional pero a la vez más emocionante que cualquier otro título de Miyazaki, es el sentirnos amos y señores del campo de batalla atravesándolo con una destreza propia del más hábil ninja, es sorprendernos en cada esquina con un paisaje más hermoso que el otro o con enemigos con compartamientos de lo más extraños. Sekiro es la evolución de los Souls y junto con Bloodborne, lo mejor que nos ha dado From Software.

10 juegos que me enamoraron en 2019

1

Control

Pocas veces en mi vida me sumergí tanto en el universo de un videojuego como lo hice con Control. Me propuse descubrir cada mínimo detalle, cada pista, cada pedacito de historia de los personajes, de esta organización, su edificio, sus antiguos directores, otros hechos que investigaron, objetos de poder que fueron encontrados y una larga lista de etcéteras. La obra de Remedy me atrapó desde el primer instante en que Jessie atraviesa la puerta de la Oldest House y no hay absolutamente nadie salvo un conserje misterioso que incluso puede escuchar nuestros pensamientos, un detalle que la misma protagonista no se detiene mucho a pensar. Esa simple dinámica de no sorprenderse del todo ante lo sobrenatural asentó el tono de una historia atrapante, fascinante y que nunca dejó de impresionarme. Cada locación a la que llegaba era más impresionante que la otra, impactándome con sus colores, iluminación, arquitectura y diseño. Cada video del Dr Darling me fascinaba más que el otro, podría escuchar a Trench monologuear durante horas y quiero que Emily me cuente absolutamente todos los detalles sobre cómo funciona el Federal Bureau of Control. Simplemente lo hecho por Remedy me enamoró y atrapó de principio a fin al punto de haberme leído absolutamente todos los deliciosos documentos que recolecté durante el juego, algo que nunca hice con ningún otro título en mi vida. Ni hablar de cómo al jugarlo me sentía un superhéroe con Jessie volando, arrojando de todo a sus enemigos, usando una de las armas más facheras en mucho tiempo y maravillándome con cómo responden las físicas en uno de los juegos más impresionantes a nivel técnico en mucho tiempo. Párrafo aparte para toda la sección del Ashtray Maze, mi secuencia favorita por escándalo del año, donde no podía creer cada segundo de lo que estaba jugando.

Temas

Dejá tu comentario