Análisis

ANÁLISIS | God of War PC: Kratos en su versión definitiva

God of War llega a una nueva plataforma y prueba que cuatro años no son nada: uno de los mejores juego de PlayStation es uno de los mejores de PC

God of War es uno de los mejores juegos contemporáneos y una de las joyas del catálogo de las plataformas de Sony. Lanzado originalmente en 2018, esta aventura plantea un reinicio en el arco argumental del antihéroe favorito de la nación PlayStation. Lejos queda la masacre al panteón de dioses griegos, para embarcarse en un relato mucho más íntimo en el que Kratos y su hijo Atreus tendrán que llevar las cenizas de su difunta esposa - madre respectivamente, a un sitio específico. Esto altera varios elementos característicos de la serie en cuanto al tono y al ritmo; sin ir más lejos, la cámara más cercana a Kratos funciona a la vez como una metáfora de la propuesta general, y va en sintonía perfecta con una acción más cerebral y metódica en contraposición al machaque de botones de los juegos antecesores.

En su tiempo, God of War fue punta de lanza en materia técnica para la industria en general: una prueba de capacidades para el hardware de PlayStation 4 que no sin dificultades, lograba mover una bestia de este calibre a nivel audiovisual. La estrategia de Sony de llevar sus exclusividades a PC así sea años más tarde del lanzamiento original abre la puerta a nuevos jugadores pero también a nuevas posibilidades desde el punto de vista técnico y así es como se puede concluir que Kratos en PC alcanza su forma definitiva desde lo técnico y lo jugable, superando incluso la versión parcheada del título para PlayStation 5. La clave de la experiencia reside en la posibilidad de alcanzar tasas de refresco de hasta 120 frames -siempre y cuando le dé el combustible a tu computadora- lo cual resulta fundamental a la hora de afrontar los combates más picantes o por ejemplo, derrotar a las elusivas valkyrias del título.

GOWPC3.jpg

Pero las mejoras no se limitan a eso. El port de God of War en PC aprovecha también las tecnologías DLSS de Nvidia y FidelityFX de AMD para el escalado de los gráficos y los detalles visuales, economizando recursos y logrando una performance remarcable incluso en las resoluciones más altas. En este sentido, DLSS ofrece los mejores resultados ya que al momento de escribir estas líneas, FidelityFX presenta un aspecto un tanto más lavado en el resultado final de las texturas. También se puede percibir un fuerte cambio en el sombreado general del juego, así como mejoras en la oclusión ambiental y reflejos, lo cual hace que todo lo que se ve en pantalla tenga una profundidad muchísimo más lograda que por ejemplo, la versión de PlayStation 5, donde las sombras y el tono general se percibe bastante más lavado que lo que podemos apreciar en PC.

Siguiendo con las características exclusivas de este porteo, God of War puede moverse en monitores de formato ultra wide, siempre y cuando tu computadora se banque tamaña tarea. Esto facilita en cierto modo la visualización del campo de batalla, cosa que suele dar algún que otro dolor de cabeza jugando en el formato tradicional debido a lo cerrado del plano que sigue a Kratos durante todo momento. Con un monitor wide o uno de los tradicionales, uno de los grandes aciertos de esta reedición es la cantidad de opciones con las que se puede personalizar la experiencia desde lo técnico para ajustar la experiencia de acuerdo a las posibilidades de tu equipo. Esto es una obviedad cuando se trata del gaming en PC, pero es una posibilidad que no estuvo en otros ports de PlayStation a PC. En este sentido, podemos afirmar que el que nos ocupa es el mejor port de PlayStation a PC al día de la fecha, pero no está exento de inconvenientes. Aunque los requisitos mínimos y recomendados no parecen altos, no es difícil toparse con cuellos de botella y tasas de refresco un tanto inconsistentes, incluso en las computadoras más dotadas. Además de esto, hay un minucioso soporte a teclado y mouse -la peor forma de jugar a este título, lo aseguro- pero en cuanto al control no es posible alterar la configuración de los botones: viene por defecto con los controles como se emplean en PlayStation.

GOWPC2.jpg

Pequeños detalles aparte, la llegada de Kratos a PC es todo un triunfo. Esta versión de God of War representa la mejor forma de experimentar uno de los mejores juegos que existen a la fecha, y aporta colores nuevos al catálogo de un sistema que poco a poco va teniendo lo mejor de Microsoft en su haber, pero también lo mejor de Sony, con la llegada de Uncharted en el horizonte cercano. Ultra recomendado para quienes quieran volver a jugarlo en su mejor formato, pero sobre todo a aquellos que estuvieron esperando esta oportunidad de oro: vayan corriendo a instalar God of War en sus PCs. Ahora, Sony: Bloodborne, por favor.

Embed

GOD OF WAR

12/1/2022 (VERSIóN PC)
8.5

Dejá tu comentario