Noticias

El estudio de Borderlands 3 no pagará los bonos prometidos a sus empleados

Gearbox le anunció al personal que recibirán bonificaciones significativamente inferiores a las esperadas.

Borderlands 3 f ue uno de los grandes éxitos de venta del año pasado, de acuerdo al reporte financiero anual de 2K. Por eso sorprende e indigna que ayer el CEO de Gearbox, Randy Pitchford, le comunicara a los miembros del equipo que no cobrarían la bonificación prometida.

Desde sus inicios Gearbox utiliza un sistema diferente al resto de la industria. El estudio paga sueldos por debajo del promedio, pero a cambio comparte las ganancias de los juegos con sus empleados: la empresa se queda con el 60 por ciento y los empleados se distribuyen el 40 por ciento restante en bonos trimestrales.

Algunos miembros del equipo recuerdan que en 2012, cuando Borderlands 2 se llevó el mundo por delante, las ganancias le permitieron comprar su primera casa, un argumento que la empresa utiliza para justificar el sistema a los potenciales nuevos empleados.

Pero según un reporte del portal Kotaku, Pitchford explicó que Borderlands 3 había resultado más caro de lo planeado, por lo que las bonificaciones serían significativamente más bajas de lo prometido —que ascendían a las seis cifras-. El ejecutivo también argumentó que también hay que considerar que inauguraron un segundo estudio en Quebec y que las proyecciones de venta fueron inferiores a lo esperado — aún cuando el CEO de Take Two había afirmado que esperaban que las ventas totales de Borderlands 3 serían récord para la franquicia.

Y para hacerla completa, dijo que quién no estuviera contento con la decisión era libre de renunciar. Sí, es el mismo Pitchford que fue acusado de quedarse con un bono de 12 millones de dólares (destinados al desarrollo de Borderland 3 nada menos) en 2016.

Ante la consulta de Kotaku, el estudio respondió con un comunicado en el que reivindica su política de distribución —que definen como la más generosa de la industria AAA- y recuerda que ha repartido más de 100 millones en bonificaciones durante toda su existencia. Pero no aclara nada del caso sino que se reserva el derecho de responder.

“Gearbox es una empresa privada que no publica comunicados de proyecciones, pero somos transparentes con nuestra propia familia.”

“En el pago reciente de Gearbox nuestros talentos recibieron la noticia que Borderlands 3, habiendo superado la mayor inversión de la compañía en un videojuego, se había convertido oficialmente en un título que genera ganancia, y el talento en Gearbox que participa en el sistema de bonificación ha ganado su primer bono de esa ganancia. Además se les ofreció una proyección para establecer expectativas para los próximos trimestres.”

“Gearbox es una empresa privada que no publica comunicados de proyecciones, pero somos transparentes con nuestra propia familia.”

Según datos que recopiló Kotaku, Borderlands 3 costó un total de 95 millones de dólares, que aumentan a 140 millones cuando se incluye el presupuesto de todo el contenido descargable desarrollado y planeado, y de acuerdo a contrato entre Gearbox y Take Two, el estudio comenzará a recibir las ganancias una vez que los costos hayan sido recuperados.

Muchos de los empleados del estudio tenían planes para los bonos prometidos, y en tiempos de pandemia, aseguran que afectan algunos pagos.

Dejá tu comentario