PRIMERA IMPRESIÓN: Broken Age

Tras el lanzamiento de Broken Age el día de ayer para aquellos que aportaron en la campaña de Kickstarter, Megawacky Max nos trae hoy sus primeras impresiones de la esperada obra de Tim Schafer.
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Los que aportamos al proyecto Kickstarter de Double Fine, que culmino en la creacion del juego que hoy se conoce como Broken Age, pudimos jugar la primera parte de la aventura, ayer, tras casi dos años desde el inicio de la propuesta y el comienzo de una revolucion en la industria. Muchas eran las dudas y temores que se albergaron en nuestras mentes y almas a medida que el tiempo pasaba y ocurria algun que otro traspie en la produccion; pero al fin llego el momento tan esperado.

Ayer descargue el juego, me puse a jugar… y no pare hasta terminar esta primera parte. Fueron poco mas de tres horas de juego, y el analisis completo de la aventura sera el honor del señor Fichinescu. Yo vengo hoy a darles mis primeras impresiones de lo que mas de 87.000 fanaticos ayudamos a financiar, y procurare ser lo mas breve que me sea posible:

Broken Age es un sueño hecho realidad. Punto.

Y me encantaria decir mas. Me encantaria decir mucho, muchisimo mas. Pero no puedo. Debo limitarme a no dar detalles y a comentar que sentimientos pasaron por mi en las primeras horas de juego. Pero es tan breve y tan intensa esta primera parte que solo puedo hablar de los primeros minutos, y nada mas. Asi que…

Broken Age nos deleita con un apartado audiovisual magnifico. No solo en su estetica de pintura viviente, sino en el diseño de sus escenarios y en la imaginacion de los mismos. Podremos controlar a dos personajes—dos historias—pudiendo saltar de uno a otro en cualquier momento. Vidas diferentes. Shay, un joven muchacho que vive (o mas bien sobrevive) aislado en una nave espacial que lo sigue tratando como a un bebe; y Vella, una muchacha que tiene el “honor” de ser una de las elegidas para servirle de sacrificio humano a una enorme bestia monstruosa. El contraste entre ambos mundos no podria ser mas distinto, y la enorme creatividad de Tim Schafer se ve en cada segundo de juego.

El control es por demas de simple. Es una aventura grafica, asi que todo se reduce a hacer click sobre objetos y personas para interactuar con ellas. El sistema de inventario puede resultar ligeramente incomodo al principio, ya que para usar un item con algun objeto no hay que hacer click sobre su icono (eso sirve para examinarlo), sino directamente arrastrar el objeto hacia la cosa con la que deseemos usarlo. Pero es una queja extremadamente menor de la que muy pronto nos olvidaremos.

Mas que eso, no puedo decir. De eso se encargara Fichinescu en su reseña, y se que le hara justicia. Por lo pronto, les digo: Broken Age es todo lo que los fanaticos esperabamos… y puede que mucho mas, tambien.

Comentarios