IMPRESIONES: Warface

El clon de Call of Duty gratuito de Crytek lleva un par de años a prueba, y por fin está abierto para jugar en todo el mundo... ¿pero vale la pena?
Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

Warface. El nombre ya no deja mucho a la imaginacion, asi que no me quedo otra que ponerme mi cara de guerra (similar a la de un poodle inusualmente irritado) y mandarme a probar el nuevo titulo de Crytek, que esta funcionando en Corea, Rusia y Taiwan desde 2012 pero que recien ahora y despues de una acotada beta cerrada permite la entrada a usuarios de Estados Unidos y Europa a traves de los servidores de Trion Worlds.

El proceso de instalacion de Warface es distinto a lo que esperaba. El juego no tiene un launcher ni es una aplicacion independiente, sino que corre en el navegador (Chrome en mi caso) a traves de una red social propia llamada Gface que instala una ligera aplicacion y se pone a descargar el juego de inmediato. No tengo idea de cuanto ocupa la instalacion final de Warface (dudo mucho que sean los 84MB que encontre en mi disco rigido) pero el proceso es veloz y confiable. En una hora estamos arriba, creando nuestro personajito con las inicialmente limitadas herramientas.

Una hora de descarga, un minuto de settings, y estaba listo para desembarcar en el mundo de tiros de Warface, que enfrenta a dos empresas de mercenarios en una historia de ciencia ficcion que hice lo posible por ignorar. El tutorial es simple y despojado y en menos de diez minutos podemos elegir nuestra primera mision cooperativa o directamente mandarnos a los servidores competitivos.

Aca es donde Warface se revela como un clon casi perfecto de Call of Duty, o mejor dicho, la version magra de ese cada vez mas recargado juego de accion de Activision. 100% tiros, 0% grasa deberia ser el slogan... aunque no se si funcionaria porque Warface es bastante grasa, eh. La misma actitud patriotica adaptada a empresas privadas de seguridad hace que sintamos la historia como una epica de guerreros del capitalismo, lo que hace todavia mas ridiculo el guion (aunque no por eso menos divertido).

Pero la combinacion de Warface parece la destilacion de un genero: la accion es veloz, directa y simple mientras que los escenarios son espectaculares (en la ventanita de Chrome o en pantalla completa), aprovechando CryEngine 3 en niveles cerrados y llenos de detalle donde los tiros nunca paran. El modo cooperativo es ideal para conocer las armas y el ritmo de Warface, pero la verdadera accion, claro, esta en los servidores “versus”.

El multiplayer de Warface es lo que la gente que no juega Call of Duty se imagina que es: dos equipos de psicopatas corriendo sin direccion por una serie de pasillos donde cada esquina esconde un mono con escopeta. Se muere rapidisimo y se resucita todavia mas rapido, y es imposible armar cualquier tipo de estrategia y los mini-niveles van en contra de campers y cobardes varios. Y es divertidisimo, adrenalina pochoclera y cero presion por mejorar. La comunidad no suele chatear en vivo, al menos en los servidores de principiantes, y eso lo hace mil veces mas llevadero.

Warface esta diseñado para correr en el navegador, y no es una mala idea. La espera por que se habilite un servidor, o por que nuestros compañeritos aprendan donde esta el boton “ready” se calma teniendo tres o cuatro ventanitas abiertas para pasar el rato. La idea del “shooter casual” se completa del todo con la calidad de la aplicacion y su excelente integracion con Windows.

La progresion de niveles se siente un poquito lenta, sin duda recomendando que compremos una armadurita o una buena ametralladora en la tienda... pero Crytek toma la decision inteligente de no martillarnos con microtransacciones, y en las primeras horas queda claro que el juego no es el temible “Pay to Win” donde el que compra desequilibra la accion. El equilibrio es bastante correcto y, al menos en sus primeros dias, el juego es amigable a nuevos usuarios y sorprendentemente estable.

No hay mucha originalidad ni mucha variacion del concepto basico, pero el objetivo de Warface es rascar donde pica, y eso lo hace mejor que cualquier otro FPS, aun pago, que haya probado este año.

Comentarios