IMPRESIONES: Luftrausers

Vlambeer nos invita a volar en una variada colección de bizarros aeroplanos. Dispará a diestra y siniestra con nuestras primeras impresiones de Luftrausers.
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

El catalogo de Vlambeer cuenta con una linda coleccion de titulos con elementos caracteristicos: onda Retro, conceptos simples, historias pequeñas o directamente nulas, y un frenetismo que no se puede creer. Luftrausers viene a hacer gala de todos esos elementos, sumando al paso un nivel de vicio impresionante.

La primera impresion es de DejaVu, pues Luftrausers es la evolucion directa de su primera encarnacion como juego web gratuito, Luftrauser (sin la "s" al final). Su version paga mantiene las bondades del origina, pero añade un par de detalles como mayor variedad de enemigos y, lo mejor, piezas intercambiables para nuestro avion. Alternando entre Arma, Cuerpo y Motor iremos ensamblando una variedad de trastos voladores cuyo control permite apagar el motor en pleno vuelo para realizar un giro mas pronunciado, sumergirnos a las aguas y emerger como un delfin de destruccion y esquivar proyectiles enemigos con sorprendente agilidad.

Esto, claro, una vez que nos acostumbramos a los dichosos controles. Luftrausers no es dificil de controlar, pero puede sentirse muy extraño en un primer momento; especialmente si usamos gamepad. Una vez superada esa barrera, la diversion se hace presente en un simple juego de volar por ahi y destruir enemigos. Pero pronto caemos en la cuenta de que hay mucho mas; cada pieza del avion viene con una serie de desafios y objetivos a cumplir. Superarlos nos dara puntos que, a su vez, habilitaran nuevas piezas para nuestra aeronave, cada una con su propio set de misiones propias.

Mas alla de eso, el apartado audiovisual es notable: el elemento Retro clasico de Vlambeer mas una paleta de colores minimalista, que resulta eficiente para destacar a las unidades enemigas en pantalla. La musica, por su parte, es una tonada que se repite todo el tiempo, pero es tan intensa que realmente no nos molestara. Al contrario, es probable que subamos el volumen al jugar. Las primeras impresiones de Luftrausers nos muestran a un fichin engañosamente simple, cuyo control puede tomarnos desprevenidos y su nivel de adiccion, mucho mas. Lo unico malo fue dejar de jugarlo para escribir esta nota.