FARMING SIMULATOR 2013

Un juego que da laburo.
Avatar de Mariano Rizza

Por: Mariano Rizza

Esta semana parece tener la tarea de hacernos traspirar y descubrir lo que es verdaderamente arremangarse y trabajar, y hoy nos toco hacernos de abajo con Farming Simulator 2013, un titulo creado por Giants Software en 2012 para tantas plataformas que seguro que cuando les diga que pueden encontrarlo para iOS, Android, Kindle, MAC, XBOX 360, PlayStation 3, Vita y PC, no me van a creer.

La ocasion que nos llevo a jugarlo fue su relanzamiento en Steam rebautizado como Farming Simulator 2013 – Titanium Edition, version que viene acompañada de una actualizacion que no solo mejora algunos aspectos, sino que agrega algunos paisajes norteamericanos a los ya existentes. En dichos paisajes, como en otros tantos europeos, nuestra tarea sera la de administrar una granja, desde la parte de ganarnos el pan con el sudor de nuestra frente cortando el pasto, cosechando nuestra siembra y criando ganado y diversos animales, como tambien ocupandonos de las finanzas de nuestro emprendimiento, balanceando nuestro presupuesto para quedarnos con ganancia a medida que vamos actualizando nuestros equipos y compramos los tractores u accesorios necesarios para ir cumpliendo nuevos objetivos.

Lo que hay que tener en cuenta, es que estamos hablando precisamente de un simulador. Harar un campo puede llegar a llevarnos entre media y una hora, y todo debe hacerse con la paciencia y precision adecuada para no dañar el terreno, ya que debemos seguir trabajandolo. Nuestra propiedad es considerablemente extensa e inclusive podemos salir de los limites de la misma para dirigirnos a otros lugares, bajo la modalidad de misiones secundarias a cambio de dinero, como ser algo tan complicado como ir a cortar el cesped a una cancha de golf, o algo tan inverosimil como ir a cargar con un tractor el equipaje de una familia, luego de que lo perdiera en el aeropuerto.

La ayuda es poca y practicamente precisamos un tutorial para entender el tutorial, pero esto no significa que el juego sea malo en si. Como todo simulador, el titulo precisa ser jugado por varias horas hasta que le agarremos la mano y comience a dar frutos. Si jugaramos un Flight Simulator por una hora, dentro de la flexible limitacion horaria de Game Raiders, apenas conseguiriamos con suerte hacer despegar el avion. En una hora de Farming Simulator 2013, no llegamos si quiera a hacer un peso o ver nacer a nuestros pollitos, pero al menos tampoco prendimos fuego la granja.

Farming Simulator 2013 – Titanium Edition es un titulo que seguramente se pierda esta semana entre la fiebre de Pokemon, los que se subieron tarde al GTA V y los que solo piensan en el lanzamiento de Batman: Arkham Origins, pero si son de los que en los noventas se enfermaban con el Sim Farm y tienen horas disponible, este juego puede llegar a transformarse en un vicio, no de los buenos quiza, pero un vicio al fin.