Análisis
PC

ANÁLISIS | Fall Guys: Ultimate Knockout es alegria pura

Con la clásica curaduría de Devolver Digital, Mediatonic da a luz a Fall Guys, un fenómeno instantáneo que ya es pasión de multitudes.

Todos tenemos la fantasía de participar en una de esas competencias televisivas que parecen ponernos en un tablero de juego de mesa gigante, con la promesa de algún premio en metálico, cuando lo que más te terminas llevando a casa son moretones. Fall Guys El colorido nuevo juego de Mediatonic publicado por Devolver Digital cumple con esa premisa, evitandonos la visita al médico y cambiando el premio en dinero por un montón de diversión que no se ve reducida una vez que aplican los impuestos pertinentes.

Fall Guys - Gameplay Trailer | PS4

Fall Guys: Ultimate Knockout es una de las mejores expresiones de lo que un Party Game tiene que ser: conciso, efectivo y accesible. Tal y como la paloma de Picasso, el estudio tomó el concepto de los Battle Royale y juegos como Gang Beasts o Humans Fall Flat, y lo redujo a su mínima expresión manteniendo todos los rasgos reconocibles. No hace falta haber probado un solo videojuego para poder agarrar un control e intentar ser el último frijolito en pie al final de los sesenta que arrancan en cada partida. A medida que avanzamos a través de las cinco estaciones que nos propone el título - siempre y cuando hayamos calificado en cada ronda -, nuestros adversarios se irán reduciendo hasta que solo quede un ganador.

Pasar por una partida completa de Fall Guys puede llegar a tomarnos unos veinte minutos cuando mucho. Después es enjuagar y repetir, pero sin que la repetición se vuelva tediosa. Esto se logra gracias a una importante variedad de pruebas que rotan con una continuidad irregular, permitiendo que vayamos masterizando las más frecuentes pero siempre guardando alguna sorpresa. Al perder, podemos volver al inicio para buscar una nueva partida o en todo caso, continuar espectando al resto de los jugadores y así ir analizando los niveles y las mejores técnicas para encararlos.

image.png

Y mientras que los pequeños hombrecitos regordetes cuentan con muchísima personalidad, el protagonismo del juego lo tienen las pistas. Si alguna vez soñaste con participar en Supermatch, este es tu juego. Generalmente solos y eventualmente en equipos formados al azar, deberemos correr por pendientes resbaladizas, plataformas giratorias, y pisos con falsos fondos intentando llegar a la meta. Nuestras acciones se ven limitadas a avanzar, saltar o tirarse de palomita. Algunos desafíos nos instarán a robar algún ítem a otros personajes y hecha la ley, hecha la trampa, la mecánica de agarrar objetos también puede explotarse para sujetar a otros jugadores impidiendo su avance o hasta sacándolos fuera de las pistas porque, por más que todo sea por diversión, los trolls nunca van a dejar de existir.

Aún así, otro de los logros del juego es erradicar casi por completo la frustración. Perdamos por mérito propio o por culpa de otro jugador, nunca es un retroceso significativo. La diversión está tan asegurada y volver a encontrar una partida es tan sencillo que ni tiempo para enojarse hay. Claramente, habrá mejores o peores perdedores, pero lo efímero de una partida de Fall Guys es parte de su encanto.

image.png

El único aspecto flojo de papeles de Fall Guys es su sistema de progresión. Y digo flojo de papeles no porque funcione mal sino porque en sí, realmente no necesita uno. A medida que subamos de nivel vamos a ser recompensados con una moneda interna del juego que nos permitirá compran ítems cosméticos los cuales cambian día a día. Los objetos más épicos y codiciados se pagan con coronas, las cuales solo acumulamos cuando terminamos primeros en una partida. No es la primera vez que me conecto a Internet y entiendo el valor popular de personalizar un personaje de videojuegos, pero aún cuando los objetos a comprar son divertidos, no alteran la experiencia en lo más mínimo, sino que se siente un agregado que busca seguir una tendencia y no tener una verdadera funcionalidad.

image.png

Fall Guys: Ultimate Knockout es una compra asegurada para los usuarios de PC y una descarga obligatoria para los miembros de PS Plus. Nobleza obliga a aclarar, su éxito repentino hizo que la cantidad de jugadores desbordara los servidores y al momento de escribir este análisis el título cuenta con algunos problemas de conectividad que eventualmente - esperamos - serán solucionados. Mientras que jugar en línea con amigos no cambia la experiencia ya que es cada hombre y mujer por su cuenta, compartir las partidas con alguien es ideal, pero las risas están aunque juguemos en solitario, potenciadas por una estética que solo podría definir como golosinas para los ojos y una banda sonora simple pero que nos tiene bailando en el lugar durante toda la partida Es un un juego para fiestas, para disfrutar partidas cortas antes de empezar a trabajar, carne de streaming y hasta algo que podrían pasar en los canales deportivos. Si por mi fuera, podrían hasta cancelar la Copa del Mundo y mandar a representantes de cada nación a competir en este nuevo juego de Mediatonic, porque no cabe ningún tipo de dudas de que Fall Guys llegó para quedarse.

Embed

FALL GUYS: ULTIMATE KNOCKOUT

04/08/2020 (PS4, PC)
9.0

Realmente perdí la cuenta de cuantas partidas jugué en tan solo un par de horas, pero sigo volviendo cada vez que tengo un rato libre, ya que siempre descubro un desafío nuevo y aùn cuando no, me divierto como un niño corriendo en la plaza. La versión revisada fue la de PC, ya que la de PS4 sigue con problemas de conectividad al momento de escribir este texto.

Dejá tu comentario