Noticias

Los documentos secretos de Epic Games

Durante el juicio entre Epic Games y Apple se revelaron ciertos datos de la empresa desconocidos hasta ahora.

Comenzó el juicio entre Apple y Epic Games por el escándalo de Fortnite y la controversia por las comisiones de las tiendas digitales, y en medio del show en el que se convirtió el juicio aparecieron documentos como pruebas que revelan información inédita de Epic Games.

Si bien toda la documentación registra los años 2018 y 2019, y ofrece un vistazo a lo que fue el primer año de Fortnite y el debut de la tienda de la empresa, muestra el trabajo de Epic para construir el imperio que es hoy.

Por un lado apareció un desglose de lo que pagó Epic por los juegos gratuitos que regaló entre diciembre de 2018 y 2019. En total la empresa invirtió 12 millones de dólares.

E0fFtYXVcAAqzRV.jpeg

La lista que descubrió Simon Carless muestra que en los nueve meses la empresa pagó desde 50 mil dólares por juegos como Super Meat Boy y World of Goo hasta un millón y medio por la trilogía Batman Arkham, 300 mil por Stories Untold y unos sorprendentes 700 mil por Enter the Gungeon y un millón por Mutant Year Zero.

Fascinante resulta también que Epic haya pagado 75 mil dólares por un indie como Last Day of June y solo 63 mil por un AAA como For Honor.

El documento también revela un dato interesante: lo que Epic denomina el costo de adquisición del usuario, que se obtiene dividiendo la cantidad de veces que fue canjeado por el precio que se pagó. En el caso de Subnautica, por ejemplo, que fue canjeado 4,6 millones de veces, ese costo asciende a 1,74 dólares, mientras que juegos como Celeste o Inside no rindieron tanto porque terminaron costando hasta 12 dólares por usuario.

Sin embargo, todos esos números son casi un vuelto considerando que Fortnite generó más de 9000 millones de dólares en esos dos años — 5400 millones durante 2018 y 3700 millones durante 2019.

De todas formas lo que más llamó la atención son los mails que Epic y Sony intercambiaron en 2018, cuando la empresa se negaba a habilitar el cross-play que ya estaba disponible en otras plataformas.

email2-1.jpeg.png

Sony argumentaba que no había un beneficio genuino para la empresa, y Epic Games hizo todo lo posible por convencer a los ejecutivos, incluso proponiendo acuerdos extraoridinarios. En un mail enviado por el vicepresidente de negocios Joe Kreiner Epic ofrece de todo. La propuesta incluye:

  • Toda la información del juego y el márketing que Sony pedía.
  • La Integración de la API de eSports de Sony en Unreal Engine 4 y soporte oficial en Fortnite.
  • Anuncio conjunto del cross-play que hace quedar a Sony como “héroes”, y Sony decide cuándo, cómo y dónde hacerlo.
  • Presencia conjunta en la E3 con PlayStation en el torneo de celebridades.
  • La posibilidad de lanzar el juego en la próxima plataforma VR.
  • Ofertas de personajes e items especiales para aumentar la adopción de PlayStation Plus.
  • Extender la licencia de Unreal Engine con algunas de las mejores condiciones jamás ofrecidas.
  • Aún así Sony no dio el brazo a torcer porque, como dice una respuesta del ex-director senior Gio Corsi, “cross-platform no es un conveniente sin importar el tamaño del juego”.

“Como sabés, muchas compañías están explorando la idea y ninguna puede explicar cómo el cross-play mejora el negocio de PlayStation”, escribió Corsi. “Estoy abierto a tus propuestas si Epic tiene ideas de esto desde la última vez que hablamos”.

Y por supuesto la solución era tirarle plata a Sony. El acuerdo entre ambas empresa decía que Epic Games le iba a pagar una comisión a modo de compensación cuando la división entre el tiempo de juego en PlayStation 4 y la ganancia sea menor al 85%.

email3.jpeg

La imagen da como ejemplo dos meses en los cuales el tiempo de juego en PlayStation es del 95%. En uno el ingreso total era de un millón de dólares y el ingreso en PlayStation Network fue de 900 mil, por lo que el porcentaje era del 90%, o sea que no se paga la compensación.

El segundo caso es un mes en el que del millón hipotético a Sony sólo le quedaban 600 mil, por lo que Epic se comprometía a pagar más de 50 mil dólares para compensar a Sony y llegar a ese 85%.

Vale destacar que la política sólo se pone en funcionamiento si un juego supera el medio millón de dólares de ingreso anual, así que los juegos más chicos no deberían pagarla. Además el documento es de 2019, así que es posible que las condiciones hayan cambiado.

Se entiende que Epic Games haya dado el brazo a torcer considerando que en esta semana también se confirmó que PlayStation representa casi la mitad de los ingresos totales de Fortnite.

Dejá tu comentario