Noticias

ELDEN RING | 5 tips para perfeccionar tu defensa

¿Te sumergiste en Las Tierras Intermedias, te enganchaste y ahora querés probar aguas más profundas? Con estos tips, tu vida en Elden Ring va a ser mucho mejor.

Elden Ring es un juego gigante y maravilloso, ideal para perderse durante cientos de horas y explorar cada rincón de su extenso mapeado. Es el juego más accesible de la saga de Hidetaka Miyazaki, pero aún así sigue siendo desafiante y complicado. En el artículo anterior, que podés leer haciendo click acá, cubrimos los aspectos más básicos y sentamos las reglas de la supervivencia. Si venís siguiendo esta serie de consejos ya deberías sentirte un poco más cómodo en Las Tierras Intermedias, sin embargo las mecánicas defensivas son profundas y algunas seguramente se te escapan entre los dedos gracias al humo propio que rodea cada entrega de la franquicia. Por eso te voy a dar 5 nuevos tips para que entiendas un poco más los pormenores del juego y puedas perfeccionar la defensa de tu personaje sin importar cuántas horas de juego lleves.

Primero, aunque suene obvio, prepará tus defensas

ELDENRINGSHIELD1.jpg

Tenés que asumir que todo va a lastimarte, en Elden Ring no podés bajar la guardia pero, ¿con qué te estás defendiendo? Lo primero que necesitás es un escudo con 100 por ciento de defensa física, por ejemplo el Kite Shield, así los golpes que reboten en tu escudo sólo te quitarán stamina. El resto de los stats son útiles pero dependen de la zona, por ejemplo si vas a la Academia Raya Lucaria deberías considerar un escudo con defensa mágica pero por lo general siempre vas a necesitar defensa física. Con la armadura seguí el mismo principio, usá la que más defensa física tenga y a la vez te permita hacer el roll mediano: no te sobrecargues, un roll lento te hace un objetivo más fácil de golpear y tiene menos frames de invulnerabilidad.

Priorizá la defensa de tu armadura, esto no es Fashion Souls

ELDENRINGARMOR1.jpg

La mejor armadura es la que tiene más defensa, pero no siempre es la más fachera. No te dejes llevar por las apariencias, mirá los stats y combiná las partes que más defensa tengan mientras no te pases del límite de peso para el roll mediano. Elden Ring, a diferencia de otros Action RPG, no da bonificaciones de ningún tipo por equipar un set de armadura completo así que por más lindo que quede priorizá tu defensa. En la información detallada de tu armadura vas a ver que el daño físico está dividido por clases: punzante, cortante y contundente. Si tenés problemas con cierto tipo de enemigos fijate qué tipo de arma usa y adaptá tu defensa. Para saber qué tipo de daño está haciendo revisá tu inventario y buscá un arma similar a la del enemigo en cuestión, por ejemplo una lanza hace daño punzante pero una espada hace cortante en su combo común y punzante con el golpe cargado. Esto aplica también a los debuffs, cada parámetro que subamos aumenta una defensa específica, y si vas a recorrer un castillo en medio de un lago venenoso deberías equipar tu armadura que más defensa contra poison tenga.

Rollear te salva la vida, nunca superes el 70% del límite de peso

ELDENRINGDRAGON1.jpg

Hay una regla implícita en Elden Ring que reza: “la armadura más pesada es la que mejor defiende” por eso a veces nos ponemos aunque sea las piernas o los guantes de una armadura con tal de subir los stats sin perder el roll mediano. A la hora de defenderse vale todo… menos superar el 70 por ciento del límite de peso. Hay cuatro formas de usar armadura pesada sin sufrir penalidades: podés invertir en puntos de “Resistencia”, que te da más stamina y aumenta el límite de equipo; también podés equipar talismanes que aumenten el límite de peso como el Erdtree’s Favor o el Great Jar’s Arsenal. Una forma más rebuscada es alterar las armaduras, el proceso las hace más livianas sin perder tantos beneficios en el camino y además es reversible. Para eso tenés que conseguir alguno de los kits de costura, mientras mejor sea el kit mejores armaduras podrá alterar. La más fácil es derrotando a los Demi-Human Chiefs, en la cueva costera que está en la playa al oeste de Limgrave, pero hay una mejor en la Church of Vows donde está nuestra querida tortuga gigante. La cuarta forma es pelear montado: mientras vas a caballo la armadura no pesa nada, siempre vas a ser igual de ágil, pero igual vas a poder disfrutar de los bonus de defensa ¡Así que si vas a pelear a caballo ponete tu mejor armadura!

Cubrirte, hacer parry o contraatacar: lo importante es saber cuando

ELDENRINGPARRY1.jpg

Elden Ring te ofrece un abanico de posibilidades a la hora de defenderte de un ataque y todas son verdaderamente útiles, pero lo más importante es saber cuándo usar cada una. Cubrirte es útil, vital y necesario, pero si ves que tu enemigo tiene un espadón gigante o un garrote te conviene esquivarlo. Lo mismo sucede con los golpes cargados, si te cubris es muy probable que te consuma toda la stamina y quedes aturdido regalándole a tu enemigo un golpe crítico. El parry es una mecánica fantástica si aprendiste el timing de los ataques de un rival, pero el margen de error es ínfimo y generalmente resulta en tragedias. No digo que no practiques, pero ante la duda siempre es mejor cubrirse o esquivar. Una de las nuevas mecánicas te permite contraatacar justo después de cubrirte, este ataque se ejecuta simplemente presionado RT/R2 y hace daño extra. La contrapartida es que te deja expuestx si el ataque que cubriste era parte de un combo, porque mientras ejecutas el contraataque vas a recibir daño y hasta corres el riesgo de que te interrumpa (esto está definido por el stat de postura del rival versus el tuyo).

¡Ante la duda rolleá!

ELDENRING3.jpg

Todo lo anterior es útil, pero rollear es la mecánica que más tenés que usar. El roll es la mejor forma de salir de una situación complicada y, si aprendés a leer bien el momento, puede transformarte en una máquina de matar. El instinto te va a llevar a esquivar hacia atrás, pero la experiencia confirma que el lugar más seguro para estar es al lado del enemigo, por eso tenés que practicar rollear hacia adelante. ¿Tenés un dragón preparando su aliento y estás a medio camino? Corré hacia sus pies y empezá a rollear cuando veas que el fuego es inminente: debajo del dragón siempre vas a estar más seguro. ¿Un enemigo viene cargando con una lanza hacia vos? Esperá a último momento y rolleá hacia él, vas a quedar a sus espaldas listx para hacerle un golpe crítico ¿Estás corriendo hacia un mago que te spamea rayitos azules de esos que salen de a tres? ¡No hay drama! Seguí corriendo y, cuando estés cerca del primer proyectil, rolleá tres veces hacia él: la magia se esquiva hacia adelante y, como si zafar del daño no fuera poco, lo más importante es achicar las distancias y matar al casteador en cuestión lo antes posible. Rollear es la solución a casi todos tus problemas, tiene cuadros de invulnerabilidad y en Elden Ring tiene dos ventajas extra: consume muy poca stamina y el roll mediano es más rápido que antes.

Siguiendo estos cinco tips vas a poder perfeccionar tu defensa y así sobrevivir mejor en Las Tierras Intermedias. Seguramente algunas te van a resultar obvias, pero estoy seguro de que algún consejo te va a servir. Elden Ring es un juego que castiga las imprudencias, pero a la vez te da las herramientas para sobrevivir, sólo pide que prestes atención a tus entornos y a las posibilidades que te presenta. La defensa es tan importante como el ataque, y aprender a rollear a tiempo puede ser la diferencia entre una anécdota gloriosa y una experiencia traumática con pérdida de runas incluida, al final del día todo depende de vos. Si estás empezando, también tenés estos otros 5 tips para arrancar la aventura con el pie derecho.

Dejá tu comentario