Actualidad

El gobierno no habla de fraude electoral pero sí de "abusos"

Las denuncias giran en torno a autoridades de mesa que no deberían haber estado habilitados.

A 20 días de que se realicen las elecciones generales, el gobierno nacional volvió a poner sobre la mesa el desarrollo de las PASO del 11 de agosto, donde algunos integrantes de la coalición oficial denunciaron 'fraude' a pesar de que fue el propio Ejecutivo quien controló el comicio.

En este caso fue el ministro de Justicia, Germán Garavano, quien reconoció que en la reunión de gabinete que encabezó el presidente Mauricio Macri hablaron las "irregularidades" que hubo en la elección.

"Nadie habla de fraude", afirmó Garavano, quien también admitió que la denuncia sobre un supuesto fraude en las PASO fue tratado durante el encuentro encabezado por Macri.

"Sí, fue mencionada específicamente la cuestión", aclaró el ministro al ser consultado sobre las denuncias de un supuesto fraude en las primarias en unas 4.600 mesas.

Según indicó, el conflicto se generó con autoridades de mesa que al mismo tiempo eran afiliadas a partidos político, algo que está prohibido.

Macri confía en dar vuelta la elección

No obstante, el ministro prefirió evitar referirse al fraude ya que según él "la elección se desarrolló con transparencia" pero hubo "abusos" de los que tendrá que tomar nota la Cámara Electoral

Dejá tu comentario