Análisis
pes

ANÁLISIS | eFootball 2022, un equipo al que todavía le falta

Konami relanza su fallido PES free to play solucionando varios problemas pero sin dar un paquete completo.

El gaming nos ha demostrado que hay varias oportunidades para causar una buena impresión. El éxito de un juego ya no se determina necesariamente por su estado en la salida del mismo, sobre todo cuando se trata de títulos como servicio y principalmente online. En ese contexto, lo que sucedió en 2021 con eFootball fue bochornoso pero quizás no termine siendo fatal; un lanzamiento en un estado deplorable, repleto de bugs, con poquísimo contenido y por el cual ya han pedido disculpas pero cuya historia puede cambiar si este juego llega a buen puerto. Sin embargo, por ahora todo eso es un poco hipotético ya que Konami decidió llamar 1.0 a una versión de eFootball a la que todavía le falta muchísimo por mejorar, sobre todo en materia de lo que ofrece como paquete de contenido.

Embed

Nobleza obliga destacar que lo más importante, su jugabilidad y experiencia dentro del campo de juego, sí fue mejorada y de manera considerable; quizás no al nivel de lo ajustada que estaba la experiencia en títulos como PES 2021, pero son varios pasos en la dirección correcta teniendo en cuenta el reciente paso a Unreal Engine como motor de desarrollo. eFootball entrega un estilo de juego pausado, metódico y que busca sentirse lo menos robótico posible. La búsqueda parece ser una jugabilidad lo suficientemente amena para que cualquier usuario la pueda disfrutar desde el primer minuto, pero con un ritmo y una velocidad más realistas.

EFOOTBALL20222.jpg

En ese sentido eFootball logra diferenciarse lo suficiente de su competencia principal, FIFA, sobre todo en materia defensiva. Para intentar sacar la pelota tenemos varias herramientas pero bastante sencillas de utilizar; con tan sólo mantener el botón de correr y la “X” o “A” (dependiendo el control que tengas) ya nuestro defensor va a perseguir de manera competente a quien ataque (algo que recuerda bastante a lo que sucedía con la saga en PS1 o PS2). Pero si queremos ir un pase más allá, al apretar cuadrado vamos a tirar un hombrazo para ganar la posición; este es un movimiento y una estrategia defensiva que a la vista resulta mucho más realista que estar tirando patadas al aire sin saber si vamos a sacar la pelota o no. Además con solo apretar una vez R1, automáticamente un compañero va a perseguir al rival y eso nos permite ubicarnos de manera más estratégico con el otro jugador que estemos controlando para interceptar el pase. El apartado defensivo de eFootball probablemente sea aquel que recibió mayor cantidad y calidad de mejoras.

TODO LO QUE TENES QUE SABER SOBRE EL NUEVO PES: EFOOTBALL 2022 // ¿VALE LA PENA?

El resultado de esta manera de defender, es un juego mucho más físico pero con un efecto que no sé si hasta ahora se había logrado. En general, en juegos de fútbol cuando dos jugadores chocan o tienen alguna interacción física, se produce cuando saltan a buscar una pelota o cuando termina en falta. eFootball propone una alternativa más que interesante, en la que los jugadores constantemente van a estar “tocándose”, chocándose e incluso pegándose con alguna que otra pierna sin necesidad de que eso termine en una infracción. Visualmente hay una mayor inmersión y un realismo mucho más adecuada y en simples términos de jugabilidad, hay más chances de quitar la pelota sin necesitar un doctorado sobre cómo defender.

EFOOTBALL20223.jpg

Sin embargo hay algunas otras cuestiones relacionadas con la física que no están del todo bien ajustadas. La principal de ellas tiene que ver con la velocidad de la pelota; si bien un juego más pausado es algo a lo que en lo personal le doy la bienvenida, por momentos la pelota (sobre todo durante los pases) se siente de plomo y extremadamente lenta. La velocidad de movimiento de los jugadores no siento que sufra ese problema, pero el balón se mueve de manera poco realista y es muy frustrante cómo se comporta.

También es motivo de exasperación lo que muchas veces sucede con jugadores que no responden cuando la pelota les pasa por al lado, tanto en pases que uno envía, en pases del rival o en pelotas divididas que quedan boyando por el campo de juego. Si bien la falta de respuesta o no de los jugadores a veces es más una cuestión de percepción que algo real y la experiencia de cada usuario puede variar, lamentablemente es algo que sentí que sucedía con la suficiente frecuencia como para terminar siendo un problema.

El resto de las principales modificaciones de esta versión 1.0 tienen que ver con pases y tiros “especiales” que podemos lograr al combinar ciertos botones los cuales más allá de su utilidad, me resultan incómodos de ejecutar. La idea es que tenemos que apretar R2 (o el botón que elijamos para correr) al mismo tiempo que apretamos el de pase o el de tiro; en ese momento en lugar de la tradicional barra verde que representa la potencia de estas acciones, vamos a tener una de color azul/violeta. El problema es que se siente poco natural tener que volver a apretar con un timing muy específico el botón que ya estamos manteniendo apretado de por sí mientras corremos. También es muy probable que terminemos realizando uno de estos pases o tiros llamados “impresionantes” casi que por accidente mientras disputamos un balón o queremos hacer otra acción. Probablemente vayan ajustando esta mecánica con el correr de los parches, pero así como está no me resulta del todo cómoda o intuitiva.

EFOOTBALL20224.jpg

Queda claro que en materia estrictamente jugable, eFootball ha mejorado muchísimo y se convirtió en una experiencia muy disfrutable de acuerdo a nuestras preferencias a la hora de jugar un juego de fútbol. Lamentablemente las buenas noticias se terminan ahí ya que Konami decidió llamar “versión 1.0” a un juego que está incompleto, al que le faltan muchísimos modos de juego, opciones, licencias y que además tiene severos problemas de interfaz, presentación e infraestructura online.

eFootball definitivamente es un juego al que sólo parece importarle su faceta online. El singleplayer no parece ser un modo al que Konami quiera darle ningún tipo de atención o contenido. Básicamente lo único que tenemos para hacer de manera offline y con un jugador (o varios de manera local) es jugar amistosos con 9 equipos (los mismos del lanzamiento original) partidos de 5 minutos de duración, los cuales sólo se pueden jugar en dos modos de dificultad: regular o superestrella, es decir, uno muy fácil o uno prácticamente imposible. Si bien cada tanto hay eventos para el modo “Dream Team” (el equivalente a Ultimate Team de Konami) en los que podemos jugar contra la inteligencia artificial de manera offline (con recompensas bastante flojas), no hay ligas, ni master league, ni “Ser una leyenda” ni nada que se parezca a alguno de los modos que los usuarios de PES solían disfrutar.

EFOOTBALL20225.jpg

Este hecho se explica en la decisión de Konami de perseguir un modelo free to play de juego como servicio; en ese contexto es entendible que ciertos modos no estén disponibles sin costo adicional, pero si no interesa la competencia online, eFootball tiene muy poco para ofrecerte. Sobre todo resulta una movida extraña y perjudicial cuando inicialmente se había vendido a este juego como una experiencia modular por la cual uno iba a poder abonar por aquello que quería jugar. Rápidamente esa idea parece haber sido descartada y en cambio tenemos un título con una crisis total de identidad y con un sistema de monetización que por ahora no está implementado con dinero real pero que puede terminar siendo absolutamente predatorio y descarado.

La experiencia de eFootball se ancla principalmente en Dream Team. En este modo vamos a poder ir comprando directamente jugadores con la moneda misma del juego, sin necesidad de abrir paquetes o someternos a algo azaroso. Por un lado, es una buena decisión ya que resulta menos manipulador; por el otro y cuando se habilite la posibilidad de usar dinero de la vida real para comprar monedas, Dream Team va a terminar siendo (supuestamente) aún más “pay to win” que algo como Ultimate Team, donde los golpes de suerte son poco frecuentes y el cual también es en gran parte beneficioso para quien más dinero tenga. El problema en este caso es que sólo una barrera económica va a impedirle a alguien tener un equipo repleto de jugadores con promedio 90 ni bien se lo descarga por primera vez.

Por ahora, las personas que más tiempo le han dedicado, van a contar automáticamente con los mejores jugadores y si bien hay una lógica detrás de eso, en parte se siente injusto para aquellas personas que quizás quieren tener una relación no tan demandante con eFootball. La situación empeora cuando el matchmaking no ayuda y muchas veces nos termina emparejando con equipos con un promedio absurdamente mayor al de nuestros jugadores. Por ahora no hay un balance muy adecuado en ese aspecto y a medida que se vayan agregando jugadores especiales el panorama puede ser aún peor.

EFOOTBALL20226.jpg

Pero los problemas de Dream Team no se limitan simplemente a cuestiones de matchmaking, el resto de este modo también está un poco flojo de papeles. Por empezar su interfaz y presentación es subpar como mínimo; las animaciones y la forma de presentar a los jugadores que compramos es muy poco atractiva, la manera de seleccionar a los jugadores titulares o suplentes es poco intuitiva y las opciones tácticas no están tan desarrolladas como uno querría. Tampoco queda muy claro cómo maneja temas como la “química” entre jugadores o cuán cómodos se sienten en cada posición. Lo que eFootball propone es una valoración promedio de cada jugador que se modifica con demasiada facilidad y de maneras bastante bruscas sin quedar claro cuál es el motivo de ese ajuste.

La experiencia online tiene sus altibajos; no puedo decir que es un injugable o un fracaso rotundo, porque cuando las condiciones están dadas, el funcionamiento es bastante bueno. Lamentablemente si la calidad de conexión para con nuestro rival pierde aunque sea una sola barra, el lag termina siendo insostenible y la jugabilidad se vuelve una pesadilla. Pero incluso cuando jugamos contra alguien de nuestra misma región, los pases tardan en ejecutarse, los tiros también y siempre vamos a sentir que todas nuestras decisiones tardan un segundo extra del que deberían. Konami siempre tuvo problemas con su infraestructura online, pero cuando antes sí ofrecía contenido para un jugador y offline, no era un problema tan grande. Si tu juego es una experiencia principalmente multiplayer, no te podés dar el lujo de tener este tipo de problemas; sin un buen online, eFootball no tiene nada y por ahora lamentablemente está muy en pañales este paquete de contenido.

EFOOTBALL20227.jpg

Eventualmente esta nueva apuesta de Konami puede terminar siendo un competidor fuerte para FIFA y una verdadera alternativa a un juego que viene siendo el rey del mercado futbolístico más por peso específico y marketing que por sus propias virtudes. eFootball tiene una buena base en materia de jugabilidad sobre la cual construir y con la que hay motivos para ilusionarse. Se sabe que es un juego que constantemente irá evolucionando y ofreciendo novedades, pero es alarmante la poca atención que parece tener cualquier tipo de modalidad offline. El roadmap sólo hace referencia a un par de licencias y a jugadores que llegarán para Dream Team, pero prácticamente no hay noticias de ninguna otra modalidad salvo por algo llamado “Eventos de desafío” que apuntan a su pata singleplayer; nada similar a aquello que los fanáticos más fieles de la saga probablemente estén esperando.

En su estado actual, decir que esta versión de eFootball merece llevar el mote de 1.0 sería una falacia. Para nada se siente como un juego completo, ni siquiera como una experiencia como servicio robusta. Como mucho es una beta con buenas intenciones pero a la cual todavía le falta mucho trabajo.

Embed

E FOOTBALL 2022 1.0

14/4/2022 (PC, PS4, PS5, XBOX, SERIES S/X)
6.5

Dejá tu comentario