Noticias

Hace 31 años el clásico de SEGA Space Harrier salía en NES

Uno de los mejores juegos de la vieja Sega, con innumerables ports

Considerando lo relativamente jóven que es esta industria de los videojuegos, es en cierto punto admirable pensar que existen compañías con una historia llena de idas y vueltas, esas que lo hacen a uno pensar que más de 30 años es una eternidad. Sega es una de ellas, con una historia tan amplia que cualquier época de la industria en la que se te ocurra pensar, vas a tener algo interesante que involucre a Sega para bien o para mal. Pero no se puede hablar de Sega sin mencionar uno de sus primeros éxitos enormes, que vio la luz primero en arcades y llegó a consolas antes de que la compañía sea conocida por el infame erizo azul.

Los primeros grandes juegos de Sega desembarcaron en los arcades japoneses. No por nada existían los salones arcade Club Sega. En aquellos tiempos, el estudio estrella de la compañía, que presentaba tecnologías innovadoras para los tiempos, era AM2. A principios de 1985 el equipo encabezado por Yu Suzuki había lanzado Hang-On, que utilizaba ténicas de renderización de sprites que simulaban velocidad y perspectiva 3D de forma única. Esto sirvió como base para el éxito que fue Space Harrier.

Con un protagonista que simplemente corre hacia adelante con un jetpack y un arma, Space Harrier se volvió uno de los shooters más adictivos de la época. Gracias en parte a su bizarro y colorido mundo, combinado con la excelente jugabilidad del gabinete de arcade, Sega tenía en sus manos un juego que no podía no llevar a otras plataformas. Sin embargo, las conversiones de arcade a consolas o computadoras nunca fueron exactamente fáciles, especialmente en aquella época. Muchos de estos ports sufrieron de limitaciones que hacían de algunos de ellos versiones abismales.

El port de NES, que hoy cumple 31 años, fue quizás uno de los más importantes. Por lo general, se pueden pensar en dos tipos de ports de Space Harrier: los que estaban hechos para consolas de Sega y los que no. Obviamente, aquellos para las consolas de la compañía que desarrolló el gabinete de arcade original eran los mejores aunque no terminaban de replicar la misma sensación que la de jugarlo en una de esas máquinas. El port de NES mostró que, efectivamente, se podía conseguir una versión de Space Harrier que no fuese un desastre y que no requiera una consola de Sega.

La versión de arcade era difícil de emular en aquella época.

Por supuesto, este no sería el último buen port de Space Harrier, ni siquiera en consolas de Nintendo. Con el paso de los años el juego llegó a otras plataformas y quizás una de las consolas ajenas a Sega que más consiguió emular la versión de arcade en cuanto a materia gráfica antes de la venida de hardware más poderoso, fue la Gameboy Advance. Pero antes de eso, la versión de NES hacía lo mejor que podía para llevar la experiencia de Space Harrier a su manera a consolas. Era diferente por sus limitaciones técnicas, pero al mismo tiempo reconocible como tal.

La versión de NES hacía un trabajo excelente con el hardware con el que contaba.

Ya con la venida de tecnologías más poderosas, Space Harrier llegó a infinidad de otras plataformas. Aunque todavía no se puede jugar en todas las consolas de esta generación, existen colecciones con Space Harrier para Nintendo Switch, y también es casi increíble que Space Harrier se pueda jugar dentro de otros videojuegos. Tanto Shenmue como Yakuza 0, dos juegos de Sega que se pueden jugar hoy en día en consolas, ofrecen la posibilidad de jugar Space Harrier en un port completamente fiel a la versión de arcade. No podía ser menos para un clásico de clásicos, y uno de los mejores juegos de la época arcade de Sega.

Dejá tu comentario