Noticias

Hace 11 años From Software creaba un género con Demon's Souls

Hidetaka Miyazaki hoy en día es un nombre con mucho peso en la industria. From Software es un estudio cuyos nuevos juegos están casi inmediatamente asociados con el éxito al momento de ser anunciados. Esto no era así hace poco más de 10 años. Tanto Miyazaki como From Software tenían juegos de relativo éxito bajo su nombre, pero ninguno con el peso del juego que comenzó lo que prácticamente sería un género nuevo. Un día como hoy hace 11 años, salía a la venta el ahora legendario Demon’s Souls.

Miyazaki venía de trabajar en la serie Armored Core, que hasta aquel entonces era uno de los pilares de From Software. Bajo la idea de revivir una vertiente perdida de juegos de acción, Miyazaki y su equipo decidieron mirar a King’s Field como inspiración, el primer juego de From Software. Sin conectar ambos juegos directamente, Miyazaki utilizó el ambiente fantástico de King’s Field como inspiración para lo que sería este sucesor espiritual. Junto con este tono de fantasía oscura, Miyazaki quería traer de vuelta también una jugabilidad desafiante, que sentía que el mercado había dejado de lado.

Así nació Demon’s Souls, juego que nos lleva al reino de Boletaria y nos pone en la piel de un aventurero cuyo objetivo es detener a los demonios que consumen el reino. Haciendo uso de niveles discretos, gran parte del atractivo de Demon’s Souls son los diseños de los escenarios. El reino de Boletaria nos ofrece lugares enormes para explorar y que están construidos de maneras muy inteligentes, con atajos y conexiones que hacen de la navegación por los niveles una verdadera aventura. Pocos juegos pueden igualar las sensaciones que ofrece la exploración en Demon’s Souls.

Sin embargo, la estrella principal del juego es la dificultad. Con un sistema de combate que pone la prioridad en las animaciones, lo que implica que usar un ataque en el momento equivocado puede producir la muerte, Demon’s Souls se ganó la fama de juego difícil. Especialmente cuando dicha muerte está atada al sistema de Souls: la “experiencia” que el jugador recibe es también la moneda que se utiliza para cualquier tipo de transacción, y al morir el jugador pierde la totalidad de sus Souls a menos que las recupere del lugar donde murió.

Concentrate en un solo enemigo, y quizás tenés otro atacándote por la espalda.

En 2020 es casi imposible de contar la cantidad de juegos que fueron influenciados por estos dos aspectos claves de Demon’s Souls, especialmente porque al momento de su lanzamiento el juego fue un éxito ante la crítica casi inesperado. Al llegar a Occidente, muchos aplaudieron el juego por traer de vuelta esa sensación de dificultad que en aquellos años se creía perdida. Varios llamaron al juego una experiencia innovadora, especialmente por sus mecánicas online de invasión, colaboración y mensajes que uno puede dejar para otros jugadores. De una manera u otra, muchos de los juegos modernos tanto independientes como de talla más grande fueron inspirados por alguno de estos aspectos de Demon’s Souls.

La torre de Latria, uno de los lugares más espeluznantes del juego.

De más está decir que los juegos estilo Souls siguieron incluso dentro de From Software. Dark Souls es quizás la serie más exitosa del estudio y hasta hubo otros juegos como Bloodborne o Sekiro que experimentaron con variaciones de la fórmula. Demon’s Souls, mientras tanto, quedó un poco atascado en el pasado, principalmente por ser un exclusivo de Playstation 3 que no vio la luz en ninguna otra plataforma. Los rumores de una remasterización o incluso hasta una remake rondan desde hace ya años, pero nunca se terminan de concretar.

Para los fans de esta excelente obra que creó un nuevo género, no nos queda más que esperar y cruzar los dedos para que la nueva generación de consolas finalmente le de forma a esos rumores. Así, nosotros podremos revivir un clásico, y quienes nunca tuvieron la posibilidad de jugarlo podrán conocer el primer título que le puso nombre al género de Souls-like.

Dejá tu comentario