Noticias

De Bioshock al olvido: Take Two compraba Irrational Games hace 14 años

¿Qué pasó con el estudio que creó uno de los juegos más conocidos de la industria?

Todo estudio de videojuegos tiene su historia que, más que seguro, presenta cambios gigantes. Especialmente aquellos que consiguen lanzar un juego exitoso y muy amado, ya que más ojos están puestos sobre ese estudio y eso incluye compañías dispuestas a invertir en dicho estudio. Este tipo de negocios es moneda corriente en la industria, donde cada dos por tres escuchamos sobre la compra de un estudio y, hace 14 años, le tocaba su turno a Irrational Games.

Lo más probable para aquellos que conocen el nombre de este estudio es que lo hayan escuchado en uno de sus éxitos más importantes: Bioshock. Pero Irrational Games, fundado en 1997 por el conocido Ken Levine y otros ex empleados del estudio Looking Glass, tiene una historia que si bien no será muy extensa, va más allá de Bioshock. Ese ADN que el estudio trajo de Looking Glass le sirvió para darle forma al primer juego de Irrational Games: System Shock 2. Esta secuela fue desarrollada en conjunto con Looking Glass, ya que ellos eran los creadores originales de la serie.

System Shock 2, el primer juego de Irrational Games.

Pero, efectivamente, Bioshock es el juego estrella de Irrational Games. Las ideas de este juego estaban dando vueltas por la cabeza de Levine desde el año 2002 y una vez que empezaron a tomar forma en el 2004, el estudio firmó un contrato de distribución para Bioshock con 2K Games, una subsidiaria de Take Two Interactive. Este fue el inicio de la relación entre ambas compañías que, en el año 2006, terminó con la compra de Irrational Games por parte de Take Two. Un año más tarde, Bioshock se convertiría en el hito de la industria que conocemos hoy.

En esos tiempos, Irrational Games dejó de conocerse como tal. Antes de la adquisición, el estudio contaba con una sede norteamericana y una sede australiana. Sin embargo, ya bajo la sombrilla de Take Two, Irrational Games cambió su nombre a 2K Boston y 2K Australia, demostrando el enorme cambio que significó esta compra para el estudio. Evidentemente algo no funcionó, ya que en el año 2010, 2K Boston volvió a llamarse nuevamente Irrational Games, con la explicación de que querían volver a la identidad por la cual los conocieron los fans originales.

Sin Bioshock, Irrational Games no sería el mismo estudio.

Este ida y vuelta con el nombre no iba a ser el último problema que enfrentaría el estudio. Después del lanzamiento de Bioshock Infinite en el 2013, muchos se preguntaban qué vendría después. Para sorpresa de todos, a principios del 2014 Ken Levine anunció que la gran mayoría de Irrational Games había sido despedida, quedando solamente 15 personas de las 90 que trabajaban allí. ¿Los motivos? Concretamente, no se saben. Si bien ex empleados sostienen que Levine se mostró muy dolido por la decisión, el diseñador declaró públicamente que lo que él necesitaba era un equipo más reducido para seguir encarando sus proyectos.

Bioshock Infinite es el juego más reciente del estudio.

Hoy en día, Irrational Games no existe más. O sí, dependiendo de cómo lo mires. El estudio de Ken Levine, con esas 15 personas y trabajando para Take Two actualmente se llama Ghost Story Games. Técnicamente, sigue siendo Irrational Games pero con otro nombre. Este estudio más chico no tiene ningún juego anunciado y, por lo tanto, desde Bioshock Infinite en el 2013 que no sale un juego nuevo de esos pasillos. Ahora que Take Two le asignó Bioshock a un estudio diferente, nadie sabe qué esperar del fantasma de Irrational Games ni tampoco cuándo podría llegar. Lo cierto es que mientras más tiempo pase, más nos vamos a olvidar que este estudio todavía sigue en pie.

Dejá tu comentario