Noticias

A 5 años de The Order: 1886, una de las grandes decepciones de esta generación

Uno de los exclusivos más olvidados de Playstation 4 está de aniversario

La opinión popular que dominó esta generación de consolas que se pronto se nos va siempre fue clara: Playstation 4 tiene los mejores exclusivos. Bloodborne, Horizon: Zero Dawn, The Last Guardian, Uncharted 4. Varios de los juegos más galardonados solamente se encuentran en la consola de Sony. Por supuesto que no todos los exclusivos son de la misma calidad, y en el día de hoy cumple cinco años una de las decepciones más grandes de aquella lista. A pesar de que luego de su anuncio y sus primeros tráilers fue un juego que llamó bastante la atención, hoy en día muchos decidieron olvidar a The Order: 1886.

Anunciado en la E3 del 2013, The Order: 1886 tiene una premisa fácil de resumir: Londres victoriano, pero en una historia alternativa steampunk con cazadores de monstruos. Este nuevo título venía de la mano de Ready At Dawn, un estudio cuya fama incluía otras colaboraciones con Sony. Su primer videojuego fue Daxter, un spin-off de la serie Jak & Daxter, y luego el estudio fue responsable de los spin-offs de God of War para Playstation Portátil. The Order: 1886, que empezó su desarrollo alrededor del año 2010, iba a ser el primer gran título del estudio, y fue uno de los primeros exclusivos anunciados para Playstation 4.

Con el pasar del tiempo, los tráilers daban a conocer más información. No solamente esta sería una historia alternativa, sino que nos podría en la piel de los Caballeros de la Mesa Redonda, sirvientes del Rey Arturo. En esta línea temporal, la revolución industrial no solamente sirvió para inventar maquinarias, sino también para armamentos que utilizaban electricidad y otros elementos útiles para combatir los monstruos que habitan este mundo. Como toda buena historia alternativa en Londres, The Order: 1886 utiliza a los clásicos hombres lobo como base para sus monstruos.

El juego en sí es un shooter en tercera persona, con todo lo que identifica al género. Cámara sobre el hombro. Cobertura en los combates. Una buena variedad de armas que cubren todas las distancias necesarias. ítems coleccionables que expanden el universo del juego. Como era algo típico de la época, The Order: 1886 hasta contaba con Quick Time Events. Para agregar su toque único en cuanto a jugabilidad, The Order: 1886 tenía un tinte de juego de terror; algo fácil de lograr gracias a la increíble fidelidad gráfica que permitía conseguir la atmósfera necesaria.

The Order: 1886 se destacaba principalmente por sus excelentes gráficos.

Sin embargo, ya antes del lanzamiento del juego empezaron a surgir problemas. Dos días antes de que el juego llegue a las manos del público, se filtró en YouTube una partida completa, de principio a fin. ¿El problema principal? Todo parecía indicar que el juego se podía terminar en cinco horas. Para un título sin ningún tipo de multijugador y que se vendía a $60, esa corta duración le jugaba totalmente en contra. Uno de los fundadores de Ready At Dawn tuvo que salir a defender el juego, justificando que The Order:1886 iba a ser un caso de calidad por sobre cantidad.

Así y todo, cuando empezaron a llover las reviews, las declaraciones de Ready At Dawn se sintieron vacías. Muchísima gente criticó el juego por varios aspectos más allá de su corta duración. Si bien todo el mundo estaba de acuerdo en que The Order: 1886 era una maravilla gráfica y técnica, el juego en sí dejaba mucho que desear. Era un shooter simplón. Un juego lineal. Un título que decidió ir por lo seguro en lugar de innovar. Hasta los Quick Time Events se sentían excesivos incluso para el género. Ni siquiera la decisión de utilizar una pantalla panorámica, con barras negras cual película de cine, le jugó a su favor, ya que a veces hacía difícil seguir la acción.

Las barras negras se sentían muy molestas al momento de la acción.

Sorpresivamente, The Order: 1886 no fue un fracaso total en cuanto a ventas, a pesar de no haber sido bien recibido por la crítica. El juego consiguió encabezar el top de ventas en el Reino Unido en su semana de lanzamiento, cosa que a otros juegos de Sony le había costado hacer meses atrás. Ready At Dawn incluso expresó deseos de hacer una secuela, aunque aclararon que no depende de ellos, ya que Sony son los dueños de la propiedad intelectual y son quienes tienen que dar el visto bueno.

A pesar de haber sido un juego mediocre, que definitivamente no cumplió con las expectativas de todos esos tráilers, The Order:1886 fue un interesante exclusivo de Playstation 4. Hoy en día no es raro encontrar el juego en ofertas sumamente generosas, a tal punto que sorprende que no haya sido parte de los juegos gratis de Playstation Plus. Quizás en algún momento, antes de que la Playstation 4 llegue a sus últimos días, Sony decida regalar este título. Tal vez así, más gente podrá recordar uno de los exclusivos más decepcionantes de esta generación.

Dejá tu comentario