Análisis

Análisis | Dreams: La creatividad al poder

Media Molecule creó uno de los ¿juegos? más especiales del año. Una herramienta que le dará a su comunidad la posibilidad de llevar sus ideas más locas a la realidad

Para saber cómo funcionan los sistemas de Dreams, su campaña, sus herramientas de descubrimiento y la progresión del juego, pueden leer estas primeras impresiones que escribí hace unos días y que detallan la experiencia de este peculiar motor creativo. Este análisis se concentrará en cómo ha evolucionado el juego en los primeros días de lanzamiento y en explicar el puntaje otorgado.

Cada tanto aparecen títulos cuyo aporte a la industria es enorme, pero son difíciles de digerir, disfrutar o simplemente apreciar para un público masivo que busca experiencias más pasatistas. No quiero ponerme en un pedestal, o en la posición de alguien que siente que algunas personas no están calificadas para entender o valorar ciertos juegos, pero es verdad que algunos productos simplemente no están diseñados para dejar satisfecha a la mayor cantidad de gente posible, y Dreams, la obra de Media Molecule, es uno de ellos. El estudio nos ha dado una herramienta de creación como pocas veces hemos visto (sobre todo en consolas) que ha generado una revolución creativa en su modesta pero fervorosa comunidad. Sin embargo no sé cuántos usuarios van a enamorarse de esta experiencia ni cuántos van a poder exprimirla al máximo.

No es que su propuesta sea difícil de entender o sus controles sean complejos o abrumadores, pero el auténtico valor de Dreams lo va a encontrar su comunidad más entusiasta, compartiendo consejos, información, modelos, canciones, grabaciones de voz, esculturas, scripts de programación o animaciones. Media Molecule creó una red social de creatividad, un espacio para que miles de personas alrededor del mundo colaboren en el desarrollo de juegos y experiencias interactivas. El aspecto comunal de Dreams es su mayor logro: todos los usuarios que hayan aportado algún elemento a nuestra propia creación (ya sea un modelo, una mecánica o un sonido) recibirán el crédito apropiado y el merecido reconocimiento por su participación.

En Dreams podés recrear hasta Bananas En Pijamas

Las robustas herramientas de Dreams fomentan la formación de especialistas dentro de cada una de las áreas. Algunos usuarios se volverán populares por sus modelos, otros por su visión para crear paisajes, y un tercer grupo por sus actuaciones de voz. En el sitio Indreams vamos encontrar todas las creaciones hechas en el juego, seguir usuarios y experiencias específicas, y hasta ver el árbol genealógico de cualquier creación que hayamos jugado, en caso que alguno de sus componentes nos haya llamado la atención y queramos llevarlo a nuestro propio “sueño”. Dreams te permite hacer todo eso sin demasiado esfuerzo, de manera intuitiva y generando una adrenalina particular a la hora de seguir expandiendo nuestra creatividad.

Si bien el juego estuvo casi un año en Early Access, días después del lanzamiento oficial la experienciano ha cambiado de manera rotunda. La versión final no es muy diferente de la que veníamos probando, pero sí se puede apreciar la génesis de juegos mucho más complejos y desarrollados, aún cuando varios de ellos siguen siendo clones — como una recreación de Fallout 4, una de las creaciones más comentadas de los últimos días, que incluye un par de misiones, un muestrario de personajes y hasta opciones de diálogo.

Los plataformeros abundan en las creaciones de Dreams

Por ahora la pantalla principal de la sección “Dream Surfing” (donde se exploran las creaciones de los usuarios) está superpoblada de homenajes, intentos de remakes o prototipos de juegos basados en franquicias conocidas. Si bien es natural que lo primero que intentemos recrear sea el icónico nivel 1-1 de Super Mario Bros., con el tiempo nos permitiremos explorar conceptos que tomen la obra de Nintendo como inspiración y no que sean un simple calco de ella.

Otro de los aspectos que tuve la oportunidad de probar más en profundad son las misiones creadas para nuestro Imp o duende. Completarlas es sumamente útil porque nos van a introducir en cada una de las herramientas (desde modelado de pesonajes hasta edición de sonido) necesarias para empezar a desarrollar experiencias más o menos decentes.

La campaña de Dreams nos lleva por un recorrido melancólico y reflexivo

También pude completar “Art’s Dream” o “El Sueño de Art”, lo más parecido a una campaña que vamos a encontrar en Dreams. Si bien sigo pensando que a nivel jugable no es nada excepcional, sí me rindo ante su creatividad, su historia profunda y reflexiva, y, sobre todo, ante los increíbles números musicales que presenta. Es una buena muestra de las capacidades de Dreams y un vehículo para estimular la imaginación de los usuarios, mostrándoles las muchas formas que sus ideas pueden tomar.

Ya quedó establecido entonces que Dreams es una experiencia de diseño colectivo única, en la que la creatividad es el motor principal. Si lo que te interesa del juego es meterte de lleno en el desarrollo (cranear un prototipo, pensar cómo trasladar el diseño de un nivel a la realidad, o compartir tu trabajo con otras personas), Dreams tiene mucho para ofrecer. Bastante diferente puede ser la experiencia, sin embargo, si tu principal motivación para meterte en el universo de Dreams es probar creaciones de otros usuarios.Durante estos días mi principal acercamiento fue como espectador y consumidor de las locuras de la comunidad, y es ahí donde la propuesta de Media Molecule flaquea y muestra su peor cara.

Sí, Fondo de Bikini también está recreada en Dreams

Por supuesto el juego todavía está en una etapa muy temprana de su vida, y no tengo dudas que los creadores van a mejorar muchísimo, pero sigo sin encontrar una sola creación que tenga controles ajustados como en cualquier otro videojuego del mercado. Todavía no me he cruzado con un “sueño” que tenga un buen uso de las físicas o que no sea algo más que un “work in progress” o un prototipo que promete convertirse alguna vez en un juego medianamente completo.

El problema no son los mil y un clones, sino que jugarlos no es entretenido. Incluso cuando alguien utiliza un modelo que se controla muy parecido a los juegos de Mario en 3D, la cámara o el diseño del niveles no ayudan a disfrutar la jugabilidad, que ya de por sí tiene problemas con la física. Se me escapan risas cuando encuentro algunas locuras, como un nivel en el que tengo que escapar de Bob Esponja mientras suena la música de la serie de fondo, pero la experiencia se limita a recorrer un par de metros de superficie y poco más.

Lo mismo sucede con “Survive”, una de las creaciones más votadas. El juego nos pone en una isla armados con un hacha, con el objetivo de recolectar recursos para fabricar herramientas y construir edificaciones. El problema es que lo máximo que nos permite el juego es armar una fogata y construir una “casa” de madera compuesta de un piso y cuatro paredes. Esa experiencia es de lo más celebrado en Dreams, y no es ni el uno por ciento de cualquier survival del mercado.

Si creaciones con el nivel de Survive son lo más destacado por Media Molecule, no me extrañaría que gran parte de los compradores se sientan sumamente decepcionados por Dreams, o no le tengan la paciencia suficiente. Aunque las herramientas que ofrece Media Molecule son lo suficientemente capaces como para desarrollar juegos completos, no hay forma de saber cuándo veremos experiencias más robustas, y lo más probable es que no suceda en el corto plazo.

Hay muchas experiencias coop para disfrutar en Dreams

Como ya había explicado en mis primeras impresiones, Dreams es un juego que puede interpelar a los jugadores de maneras totalmente diferentes dependiendo de qué esperen del juego. Si buscás una herramienta creativa, puede convertirse en una experiencia que te cambie la vida, que te acerque a personas con las que compartir la pasión por crear y colaborar en algo más grande vos mismo. Pero si tu intención es solamente jugar las creaciones de la comunidad, puede que la curiosidad por ver nuevos prototipos o locuras no sea suficiente como para volver una y otra vez a juegos incompletos que tardarán incluso años en terminarse.

Cuesta cargar a Media Molecule con esta responsabilidad o plantearlo como un defecto, en particular cuando el estudio desarrolló una plataforma super completa y trascendental; pero la realidad es que el porcentaje de usuarios que mirarán con indiferencia los “sueños” de la comunidad no va a ser menor.

Todavía no sabemos ni podemos calcular el impacto de Dreams en la industria de los videojuegos. Puede que en diez años estemos jugando una nueva obra maestra que nació con un prototipo en Dreams, o nos encontremos con alguien que dio sus primeros pasos en la industria con creaciones en el juego. Motores de desarrollo de videojuegos hay muchos, pero ninguno de ellos hermana a una comunidad como lo está haciendo el universo creado por Media Molecule, y es por eso lo que lo convierte en algo tan especial y único.

DREAMS

14/02/2020 (PS4)
8.0

Dejá tu comentario