Noticias

Domingueando: los análisis y las noticias destacadas de la semana

El resumen de las novedades, análisis y las transmisiones más importantes de los últimos días.

Fue una semana de contrastes para el gaming. Siempre resulta complicado mirar con buenos ojos una industria que, como otras basadas en las dinámicas desiguales de poder, se ha construido sobre el abuso y el acoso sexual y la explotación sistemática de las necesidades y la idealización.

La cultura del jacuzzi de Atari no se siente tan lejana cuando en la misma semana el diseñador y guionista Chris Avellone, el director creativo de Assassin’s Creed y varios ejecutivos de Insomniac Games y Ubisoft recibieron acusaciones (con diferentes niveles de admisión de culpa) de parte de colegas y fanáticas, y Cards Against Humanity despidió a uno de sus fundadores y contrató un grupo de especialistas para resolver los problemas de toxicidad y racismo en la empresa.

Mucho más desalentador es encontrar una porción de los consumidores que asume el rol de defensores o justificadores seriales de los abusadores, cuestionando a las víctimas aún después de los pedidos de perdón de los acusados. A veces es sencillo mirar hacia afuera y condenar las sociedades que nos rodean, desde los votantes de Trump y Bolsonaro hasta los antivacunas y terraplanistas, pero es un verdadero llamado de atención encontrarse con esas formas de (no) pensar en lo propio — y no es necesario ir al Obelisco a sumarse a una insólita marcha anticuarentena, sino simplemente leer los comentarios de esta noticia. Las balas pican cerca y como sociedad y parte de esta industria nos debemos ser vigilantes para que estas minorías vocales no se conviertan en figuras de poder en un futuro no tan lejano.

LA BIBLIA Y EL CALEFÓN

Pero como decíamos al comienzo la clave de la semana fueron los contrastes, porque entre todas estas mierdas (hechos y personas), fueron días de anuncios de todo tipo y muchas transmisiones apiladas por una mezcla de la pandemia y el respeto por los reclamos por el fin de la violencia institucional contra minorías en todo el mundo. El evento DC FanDome anunciado la semana pasada empezó a tomar forma con las filtraciones de Suicide Squad y Gotham Knights, los supuestos proyectos de Rocksteady y WB Games Montreal.

Activision confirmó que su 2020 será un año retro, porque al regreso de Tony Hawk 1 & 2 se le suma la llegada de la cuarta parte de Crash Bandicoot, un juego que más allá de lo técnico no parece muy preocupado por hacer evolucionar la franquicia. Si no está roto no lo arregles dicen por ahí, y Toys for Bob escucha y obedece.

Lo que sí parece estar lo suficientemente roto como para requerir reparación es la incursión de Nintendo en el mundo de los dispositivos móviles. De acuerdo a un reporte de Bloomberg la empresa estaría lista para soltar el gaming en celular y dejar de dañar sus marcas con modelos de negocios insufribles y juegos mediocres en el mejor de los casos.

Otro gigante que decidió cortar por lo sano es Microsoft, que anunció el final de Mixer después impulsar de la plataforma durante más de un año a través de contratos millonarios con figuras como Ninja o Shroud. Fue una verdadera sorpresa, aunque no tan grande como la decisión de la empresa de unirse a Facebook para llevar su comunidad a Facebook Gaming. A lo mejor Phil y compañía no leyeron los informes de Cambridge Analytica o el escándalo de los números inflados en la casa de Mark Zuckerberg. Pero bueno, le puede pasar a cualquiera.

Lo que deja en evidencia el final de Mixer es la naturaleza descartable del streamer. Ninja no es mucho más que un pibe carismático con pelo de color sin una plataforma masiva como Twitch que lo aloje y lo exponga día a día a millones de usuarios. No existe la fidelidad de marca en el mundo de los creadores de contenido. Internet te acepta, te mastica y te escupe para dejarle el espacio al próximo bocado sin miramientos. Queda claro que siempre hay otro streamer o youtuber disponible para reemplazar una ausencia, y que el verdadero poder lo tienen los dueños del circo, no los elefantes.

Hablando de reemplazos, Shawn Layden decidió tirar una bomba que alteró los nervios de fanboys alrededor del mundo. Según el ex-presidente de Sony Worldwide Studios (hoy PlayStation Studios), el modelo de la industria es “insostenible”, por un aumento exponencial de los costos y tiempos de desarrollo que no se ve reflejado en la base instalada de usuarios o el precio final de los productos.

Layden dice que dedicarle cinco años y (en la nueva generación) hasta 300 millones de dólares a un juego de 50 horas es inviable, y sería mucho más conveniente regresar a experiencias de entre 12 y 15 horas que se puedan producir en menos tiempo y por costos más fáciles de recuperar. Son argumentos interesantes y que ameritan un debate que vaya más allá del terraplanismo gamer que grita a los cuatro vientos “es porque quieren ganar más plata”, “para eso están las versiones de coleccionista” o “si después lo recuperan con el DLC” sin preocuparse por meditar unos minutos acerca de la realidad de la industria o el proceso de desarrollo.

TERRAPLANISMO GAMER

Por fortuna los terraplanistas gamer tuvieron mucho para aplaudir durante los últimos días. CD Projekt Red mostró algo más de gameplay de Cyberpunk 2077, que debutó junto a una serie de notas de primeras impresiones que prometen una experiencia memorable; mientras que The Pokémon Company nos sorprendió con el anuncio de Pokémon Unite, un nuevo MOBA de Pokémon con cross-play entre dispositivos móviles y Switch.

El que todavía nos genera dudas es Marvel’s Avengers, aunque el modelo de actualización y las mecánicas cross-gen sean alentadoras.

Una transmisión que pasó un tanto más desapercibida fue la de IO Interactive, en la que el estudio ofreció nuevos detalles de Hitman 3 y confirmó que será el final de la historia de esta trilogía y conservará la compatibilidad con el contenido de las dos anteriores entregas. En el mismo tono la New Game Plus Expo mostró mucho gameplay japonés y personajes de ojos grandes.

De todas maneras una de las noticias más relevantes de la semana fue la posibilidad de la llegada del programa Xbox All Access de Microsoft a nuestro país. Si bien es cierto que en esa afirmación hay más deseo que indicios, Microsoft es una de las pocas compañía que le da la relevancia que tiene al mercado latinoamericano no solo en la teoría sino también al momento de los bifes: mientras Sony organiza (organizaba) un evento especial en la E3 para latinoamérica y le regala chucherías a los comunicadores de turno, Microsoft le da a los usuarios precios regionales en juegos y servicios.

En materia de hardware la paridad se mantiene (ambas consolas se consiguen alrededor de los 55000 pesos, unos 760 dólares al precio oficial), pero si Microsoft pudiera instalar su propio programa de financiamiento en 24 cuotas sin interés con el servicio Xbox Game Pass incluido como ha hecho en los Estados Unidos y otros mercados, sería verdaderamente disruptivo — especialmente considerando que de acuerdo a una proyección optimista, las nuevas consolas podrían llegar a costar unos 120000 pesos.

En medio de un combo de pandemia y crisis económica global con papas y devaluación grandes, la mera chance de poder acceder a la próxima generación suena utópico, pero un tanto más factible a partir de los rumores de un segundo modelo más económica.

OPINOLOGÍA

Pero si hablamos de servicios y empresas que están dejando todo para expandir el mercado no podemos dejar de mencionar a Netflix, que esta semana anunció una nueva serie animada basada en el universo de Cyberpunk 2077, mostró las primeras imágenes de The Cuphead Show, y confirmó que The Witcher volverá a filmarse a partir de agosto. Pero no fue la única novedad y contacto entre el gaming y la pantalla chica, porque nos enteramos de series venideras basadas en Disco Elysium y The World Ends With You.

La segunda semana de columnas de opinión tampoco estuvo ausente de controversia y nostalgia: Jeremías apuntó contra su amada Nintendo decepcionado por la falta de control de calidad en algunos juegos; Tomás analizó el reciente éxito de los juegos de superhéroes; Sebastián celebró los 20 años de Diablo 2 buscando qué es lo que lo convirtió en uno de los juegos más importantes de la historia; Lucas se metió en el costo emocional de las consolas de próxima generación; y Florencia exploró el terror asiático más allá de Japón.

Esta semana hubo yapa en los podcasts. Como siempre hubo nuevos episodios de Malditas Series (con regreso de Perry Mason), Malditas Movies (donde se analizó el documental Disclosure) y Maldito Anime (en el que se repasó lo mejor de la temporada), pero Malditos Games llegó por partida doble: el episodio regular con Ruiner, Bob Esponja y Pokémon Café Mix, y un episodio especial con spoilers de The Last of Us Parte 2 ideal para seguir la discusión si ya terminaste el juego.

Hasta acá llegamos hoy, con un poco de repaso, un poco de opinión y algo de picante. Hasta la próxima.

Temas

Dejá tu comentario