loader image

Popular Posts

Doll Shark: la película del tiburón de peluche asesino que define al cine basura

Cuando pensábamos que en materia tiburones no se podía llegar más lejos, llega Doll Shark, la película de un tiburón de peluche asesino.

Al denominado cine basura, hay que tomarlo como tal, y ser bien literal con su impronta. No son películas que haya que tomarlas en serio, porque ellas no se toman en serio a sí mismas. Desconozco, sinceramente, si el director Mark Polonia tuvo alguna búsqueda concreta cuando hizo Sharkula o Amityville in Space, pero parece que con Doll Shark sigue apostando a este tipo de cine.

Hay un montón de cosas que condicionan a las películas de bajo presupuesto, pero la falta de recursos o de dinero no justifica la calidad de la propuesta. Mark Polonia quiere que sus películas se vean así, se sientan así, y generen ese rechazo casi morboso. El trailer de Doll Shark lo dice todo.

La sinopsis es larga. Si la quieren resumida sería algo así como “tiburón de peluche asesina gente”. Pero, de todas formas, los voy a dejar con el texto original:

«Sea Shark Swim, el vídeo musical en línea de moda, está en boca de todos los niños, siendo uno de los videos más famosos en el entretenimiento infantil, batiendo récords en las redes sociales y en las principales plataformas de streaming. Uno de sus mayores fans, un niño llamado Kirby, recibe un regalo especial de su padre, que es el famoso cazador de tiburones Brock Banner: ¡el muñeco del programa! Sin embargo, Brock, pensando que sería un amuleto de la suerte, ha escondido dentro del juguete un diente de un desagradable tiburón que acaba de capturar y matar. Pronto, el muñeco se ve poseído por el espíritu de la malvada bestia marina. Mientras el niño pasa un fin de semana con una desagradable niñera, el muñeco cobra vida, se da un festín de cadáveres y causa estragos en el desprevenido hogar«.