Análisis

ANÁLISIS | Creaks es la nueva joyita de Amanita Design

Amanita Design se luce con Creaks, un nuevo juego de ingenio que nos lleva de viaje por un hermoso mundo subterráneo

Hay desarrolladores cuyos nombres representan un estilo definido; a veces incluso un género en particular. Los nombramos e inmediatamente tenemos una idea de lo que vamos a encontrar. Amanita Design, por ejemplo, ha sabido destacarse por sus bellísimos mundos de fantasía e imaginación, así como también por su jugabilidad basada en puzles—muchas veces de carácter abstracto. Por eso es que Creaks se siente tan familiar en su concepto como fascinante en su estética: porque es el nuevo juego de Amanita Design y sigue los estándares del desarrollador.

Creaks - Launch Trailer

Creaks es un juego de exploración, plataformas y puzles. Nuestro joven protagonista intentaba trabajar en su habitación cuando una serie de temblores centran su atención en la pared distante, donde una entrada secreta revela el acceso a un fantástico mundo subterráneo en el que, quizá, hallemos el origen de las misteriosas sacudidas. Pero un accidente causa que nuestro antihéroe termine atascado en el extenso piso de abajo, debiendo encontrar el modo de regresar a la superficie y, sí, dar solución al enigma que lo condujo allí en primer lugar.

creaks_01.jpg
Un mundo subterráneo fantástico

Un mundo subterráneo fantástico

Ya de entrada podemos apreciar un fascinante apartado gráfico. Fondos y personajes están dibujados con un nivel de detalle magnífico, en un estilo de mano alzada que hasta duele imaginar todo el tiempo que les habrá llevado a los dibujantes responsables traer este universo a la vida digital. Cada rincón de este mundo subterráneo rebosa de detalles y decoraciones sumamente interesantes, y hasta las criaturas que encontraremos en el camino se lucen con animaciones impecables y diseños memorables.

Dejando de lado la estética, es la jugabilidad la que toma total control del resto de la aventura. Creaks es un juego fácil de entender: nos movemos de izquierda a derecha y podemos, acercándonos a algún borde del camino, saltar al extremo opuesto o descender al piso inferior. Un comando de acción nos permite presionar botones, activar palancas y mover algunos muebles de aquí para allá; todo a fin de resolver los acertijos de escenario que forman la totalidad de la aventura. Sí, Creaks es un juego de puzles en el que cada escena nos desafía a encontrar la forma de continuar nuestro trayecto por los laberínticos subterráneos; y puede no ser tan fácil como parece.

creaks_02.jpg
Cada escena es un desafío de ingenio

Cada escena es un desafío de ingenio

Parte de esta dificultad reside en que no estaremos solos en nuestro periplo. Una serie de criaturas se interpondrán entre nosotros y el siguiente tramo del viaje: extraños perros cúbicos, medusas flotantes, cabritas saltarinas y hasta un par de seres humanoides que imitan nuestros movimientos. Cada una de estas criaturas posee comportamientos específicos que tendremos que aprender a utiliza a nuestro favor; y la gracia principal de todos estos bichos es que se transforman al posarse bajo un foco de luz. La luz es, de hecho, una de las principales mecánicas a la hora de resolver acertijos. Ninguna criatura se atreverá a atravesar un haz de luz por voluntad propia, y aquellas que caigan bajo la lumbre eléctrica revelarán su verdadera forma, que es la de muebles inertes que nosotros podremos reposicionar a voluntad, siempre que se mantengan iluminados.

Debo añadir que la dificultad de los puzles aumenta en una ligera curva a medida que el juego añade nuevos elementos, pero nunca llegan a ser descabelladamente imposibles; aunque admito haber pasado más tiempo del necesario con un par de habitaciones que requerían soluciones mucho más sencillas de lo que esperaba; y parte de ese problema se debió a que la bellísima complejidad de los gráficos también puede llegar a ser un ligero detrimento a la hora de visualizar correctamente los elementos esenciales de cada nuevo puzzle. A veces un interruptor esencial puede pasar desapercibido a primera vista debido a la saturación visual de la habitación que lo rodea; y si bien este es un inconveniente menor, algunos puzles parecen mucho más difíciles de lo que realmente son debido a la grandiosidad visual de la escena en la que toma parte.

creaks_03.jpg
Gráficos detallados y preciosos

Gráficos detallados y preciosos

En nuestro periplo también hallaremos curiosos cuadros animados que muestran escenas estelarizadas por humanos y también por la curiosa raza de hombres-ave que habita estas profundidades. Tal vez intentan darle mayor contexto a una civilización oculta que quizá en su momento había compartido el mundo con nosotros. Otro tipo de cuadros son de índole más interactiva, ofreciéndonos simpáticos mini-juegos para distendernos un poquito del desafío principal. En su mayoría son bastante sencillos, pero hay dos o tres mecanismos que suben considerablemente la dificultad. No hace falta superar estos mini-juegos para completar el juego principal, pero se agradece mucho la distracción casual.

Finalmente deseo hablar sobre el resto de los protagonistas y la historia que narran. Si bien el juego permite seleccionar idioma, no hay ni un solo diálogo en toda la aventura. Todo es narrado mediante simpáticas escenas animadas y algún parloteo inentendible, pero eso es más que suficiente para apreciar la naturaleza de los eventos que van transcurriendo y, mucho más importante, para tomarle cariño a todos los personajes con los que nos cruzamos, destacando sus personalidades individuales sin necesidad de que nos digan ni una palabra. Siempre he de admirar a cualquier juego capaz de formar una narrativa sin diálogos, y me alegra mucho poder añadir a Creaks a mi lista.

creaks_04.jpg
Bajo la protección de la luz

Bajo la protección de la luz

Desde luego, Creaks no es un juego particularmente largo, aunque se defiende con poco más de 5 horas de desafíos de ingenio; número que puede variar considerablemente dependiendo de nuestra predisposición a resolver puzles y a superar todos los mini-juegos de los cuadros. Es, sin embargo, la longitud perfecta para este tipo de título, ofreciéndonos una historia sencilla con tintes de aventura. Es, al fin y al cabo, el sello de los juegos de Amanita Design y, como tal, cumple con todo lo que uno espera. ¿Qué más podíamos querer de los responsables de Machinarium y Samorost, entre muchos otros clásicos de su colección? Disfrutemos de lo que hay, y esperemos la próxima aventura.

Embed

CREAKS

22/07/2020 (PC, XBOX, PS4, SWITCH)
9.0

Fanático como soy de los juegos de ingenio, Creaks me deleitó con poco más de 5 horas de todo lo que estaba esperando de parte de Amanita Design. Una aventura sencilla que se destaca en su apartado audiovisual, dejándonos viajar a un mundo de fantasía oculto justo bajo nuestros pies.

Dejá tu comentario