Opinion

Comfort Gaming | La magia de Xbox Series X

Las últimas semanas de reposo postoperatorio fueron el contexto ideal para terminar de consolidar la Series X en mi Comfort Gaming

Durante la mayor parte de marzo estuve guardando reposo absoluto para recuperarme físicamente de una operación, y una complicación extra, que por suerte ya forma parte de mi historia clínica. Los primeros días los pasé internado y, gracias a que mi teléfono lo puede correr en la mínima calidad gráfica, Genshin Impact fue mi mayor compañía. Ese día fui a la guardia por un malestar fuerte y terminé internado, por lo que no iba preparado para una internación así que tuve que jugar con la pantalla táctil. Sin embargo no dejé misión diaria sin completar, pasé el tiempo farmeando recursos gastando mis resinas débiles acumuladas y hasta me di el lujo de ascender a varios personajes. Apenas me dieron el alta me dispuse a continuar mi partida de Persona 5 Strikers para completar el análisis que publiqué la semana pasada, pero los dolores del postoperatorio no me permitían estar sentado en el living tanto tiempo, así que aproveché la licencia para probar la versión de Switch desde la comodidad de mi cama. Eventualmente pude volver a sentarme frente a mi monitor y jugar mis títulos favoritos de Comfort Gaming con las mejoras técnicas de la Xbox Series X.

Xbox Series X - World Premiere - 4K Trailer

El salto a la nueva generación de consolas vino de sorpresa, la falta de stock y facilidades de pago (ni hablar de los precios fenicios que manejan ciertas cadenas de electrodomésticos) complicaban por demás conseguir una consola, pero un golpe de suerte ayudó a hacerme con una Xbox Series X. Desde hace un poco más de un mes juego todo en la nueva consola de Microsoft y la verdad estoy más que conforme, de hecho siento que fue una gran decisión. No sólo pude conectar el mismo disco rígido externo que usaba en mi Xbox One S, sino que me permitió instantáneamente utilizar los juegos y varios con mejoras incluidas inclusive sin parche mediante. El próximo paso fue conectarle un segundo HDD externo, ahora podía dedicar 3TB a juegos retrocompatibles mejorados y todo el almacenamiento interno a títulos nuevos. Luego de configurarla a gusto, personalizando el menú y agrupando los juegos en carpetas (porque la obsesión es lo primero que hay que satisfacer) dejé bajando los títulos que me acompañarían en la recuperación.

Marvel's Avengers - Xbox Series X Cap bnb combo

El primer gusto que me di fue volver a jugar Gears of War 4, que corre con las mejoras de Xbox One X, y aún en el modo rendimiento fue una experiencia de absoluto placer. El emblemático shooter de Xbox se veía fantástico en mi consola anterior, pero el salto de resolución, la calidad de las texturas y la tasa de frames constante me dejaron impactado, en especial la diferencia que hacen a la hora de apuntar con precisión. La aventura me volvió a enganchar y pude apreciarlo en su totalidad, de hecho es mi Gears favorito hasta el momento, ahora me queda jugar la última entrega que ya está instalada en mi HDD. Así que cuando finalmente lo termine les cuento si logra transformarse en mi nuevo favorito o si, por el contrario, el infravalorado GoW 4 seguirá en la cima de la saga según mi Comfort Gaming.

Gears of War 4 - Xbox Series X

El segundo fue revivir la campaña de Call of Duty Black Ops: Cold War con las texturas de alta resolución y Ray Tracing activado. La experiencia me había gustado mucho en PS4, pueden leer mi análisis haciendo click acá, pero la diferencia al jugarlo en Series X fue abismal. Desde la fluidez impecable, pasando por los efectos de partículas y en especial la iluminación en tiempo real, todo junto es un espectáculo visual incomparable. Luego volví a las mieles del multijugador, en donde las diferencias se acortan pero la magia sigue intacta, cuyo battle pass me llevó directo a Verdansk. Warzone funciona muchísimo mejor porque, a pesar de ser la versión de generación pasada, aprovecha el hardware superior y los packs de texturas opcionales para ofrecer una experiencia más cercana a la versión de una PC de alto rendimiento y a espectaculares 120 FPS ¿Hace la diferencia a la hora de los tiroteos? Sin dudas, desde que juego en Series X tengo mejores resultados en el Gulag, me resulta mucho más fácil apuntar en caída libre y de repente puedo usar mejor las armas de corto alcance (Escopetas, pistolas y SMG). No descarto que sea una suerte de efecto placebo, pero los resultados están a la vista en las estadísticas.

CoD Black Ops Cold War - Xbox Series X

Pero sin dudas el juego que más horas me entretuvo fue Marvel’s Avengers. Lamentablemente no tiene cross save, por lo que mis 100hs de juego se quedaron en la versión de Steam, pero aproveché para comparar la experiencia completa con todas las mejoras acumuladas. Lo que más me llamó la atención fue, por supuesto, poder jugarlo a 60 cuadros por segundo con todas las mejoras visuales activadas, algo que mi humilde PC no lograba hacer. Esta mejora en el desempeño deja brillar aún más su fantástico sistema de combate y, si bien la dosis de misiones repetitivas sigue siendo su punto más débil, los DLC de Kate Bishop y Hawkeye terminan de redondear una propuesta narrativa más que interesante. No es novedad que todo lo que incluye viajes en el tiempo es mi punto débil, pero ver a Maestro Hulk en su futuro distópico y a Old Man Hawkeye logró sacarme una sonrisa. Pero lo mejor es que ambos suman una propuesta jugable fresca y divertida, en especial en cuanto a combos y opciones de desplazamiento, que se complementa bien con el estilo de los personajes clásicos. Hoy en día el juego de Crystal Dynamics no presenta los cuelgues, bugs ni los problemas que lo acecharon durante sus primeros meses de vida y, si los desarrolladores logran cumplir el calendario de contenidos anunciados, sospecho que las 45hs que invertí en estas semanas se duplicarán pronto.

Marvel's Avengers - Xbox Series X

Genshin Impact también se llevó una buena cantidad de horas de mi tiempo libre, conseguí a Diluc y lo llevé a nivel 80, también a Qiqi y mejoré sus armas. El evento de Mondstadt fue mi favorito hasta el momento, las misiones fueron divertidas y los minigames me gustaron mucho más que la arena mecánica del evento pasado. Me resultó divertidísimo competir en los desafíos de arquería (malditos globos malos) y el minigame musical estuvo más que acertado, aunque los indicadores estaban demasiado separados para mi gusto. Completé todos los récords de vuelo con Amber, porque si vamos a volar mejor que sea con la campeona oficial, conseguí desbloquear todos los eventos de personajes. Por ahora jugué los de Bennet y Chongyun, en estos días voy a seguir con los dos restantes. De todas formas siento que ya me estoy quedando sin contenido y no veo demasiadas razones para seguir mejorando a mis personajes. Me parece que en cualquier momento le voy a dar un merecido descanso al hermoso Action RPG de MiHoYo, que de todas formas seguirá siendo una de las mejores experiencias que tuve en esta generación. ¿Y ustedes a qué estuvieron jugando las últimas semanas? ¡Los leo en los comentarios!

Dejá tu comentario