Opinion

Comfort Gaming | JRPG: La columna vertebral del gaming

El JRPG es uno de los géneros fundacionales de Comfort Gaming, pero hay cinco que forjaron mi identidad como jugador y por eso merecen un artículo aparte.

Cuando uno lleva tantos años jugando videojuegos se dan por sentadas muchas cosas, por ejemplo haber vivido en carne propia los lanzamientos de títulos de 8 y 16 bits como si fueran novedades. A los viejos nos parece normal haber sentido la evolución de los géneros, algunos apagándose para siempre, y el nacimiento de otros. “La edad de oro” llegó varias veces, todo el tiempo estamos afirmando que vivimos “el mejor momento de la industria” y a la vez miramos hacia atrás con añoranza, como si todo juego pasado hubiera sido mejor. A lo largo de todas las generaciones uno va encontrando títulos que quedan marcados a fuego en la memoria y el corazón, estos conforman el Comfort Gaming, y los RPG siempre fueron mi columna vertebral.

Final Fantasy VII Remake - Final Trailer | PS4

Este año me reencontré con Final Fantasy VII, gracias a su espectacular remake, y me quedé pensando en esos juegos que forjaron mi identidad como gamer. La nostalgia parece ser el mejor condimento para digerir cualquier propuesta y es tan subjetiva como los propios gustos. Pero aún con esta salvedad, elegir solo cinco títulos entre los miles que forman el género resulta una tarea titánica y, en parte, un poco tiránica. Cada juego se siente como un amigo querido y no quiero dejar a ninguno afuera de esta lista pero, para que esta entrega de Comfort Gaming sea ágil y divertida de leer, me dispuse a respetar la consigna a rajatabla. Serán cinco JRPG que cambiaron mi forma de jugar y entender el gaming y, para complicar aún más las cosas, elegí uno por plataforma. Esto no significa que sean los mejores JRPG, sino los más importantes para mi propia historia pero si disfrutan del género y aún no los jugaron deberían sumarlos a su lista de compra.

Comfort Gaming - JRPG 01.jpg

La segunda consola de Nintendo tuvo algo inigualable, fue el hogar de los mejores JRPG y esto le dió el lugar a Enix, Capcom y Squaresoft para hacer realidad sus sueños más ambiciosos. Pero entre todo su catálogo me quedo con Chrono Trigger, una aventura que unía a Akira Toriyama con el dream team de Squaresoft para traernos viajes en el tiempo, personajes memorables, un sistema de combate innovador y múltiples desenlaces para seguir jugando una vez finalizado. El juego podría haber quedado como un tributo a los fanáticos de Dragon Ball, porque ya con el sello de Toriyama tenía el éxito de ventas asegurado, pero logró sobresalir por mérito propio. Chrono Trigger es mi JRPG de 16 bits favorito porque el guión sigue siendo fantástico y logra hacerte reír con la misma facilidad con la que te comprime el corazón. Hay cientos de juegos legendarios en esta plataforma, pero ninguno representa tanto para mí como Chrono Trigger, si no lo jugaron vayan corriendo a hacerlo, pero por favor eviten la versión de Steam.

Comfort Gaming - JRPG 04.jpg

Invertir todos mis ahorros en la consola de Sony fue un salto de fe, al menos en mi caso. Había pasado un verano trabajando para dar el salto a los 32 bits y, como buen fanático de Sega, tenía en vista una Saturn muy linda. El día llegó y el local de confianza se había quedado sin stock, el vendedor amigo me recomendó comprar una PlayStation “lo nuevo de Sony” -me dijo- que hasta ese entonces hacía geniales televisores y equipos de música. Tenía dudas, para esa época las consolas de Panasonic y Philips ya daban manotazos de ahogado, pero las ganas de salir de ese local con una nueva plataforma fueron más fuertes y me arriesgué. De más está decir que fue una decisión acertada, pero recaí en los mismos títulos que tenía en 16 bits, aunque mejorados. El segundo salto de fe lo dí con Final Fantasy VII, un título que me obligó a comprar una memory card (objeto novedoso que reemplazaba a los passwords) y eventualmente me empujaría a tomar clases de inglés. Nunca me había sentido tan sumergido en una historia, los escenarios, la música y las idas y vueltas argumentales me tenían siempre al borde del asiento. Lo jugué tanto que he soñado combinaciones de materias para derrotar a jefes opcionales en uno o dos turnos (sí Ruby Weapon, a vos te estoy mirando) y hasta he tenido éxito. Final Fantasy VII me enseñó que los videojuegos podían ser mucho más que un pasatiempo, me acercó a las delicias del combate por turnos y a la noción de que, muchas veces, la narrativa es más importante que el apartado jugable.

Comfort Gaming - JRPG 03.jpg

¿Una continuación de uno de mis Final Fantasy favoritos? ¡Compro! ¿Pero cómo que no juego con Cloud? Mucho mejor aún, la historia de Zack no solo demostró estar a la altura de las circunstancias, sino que superó ampliamente mis expectativas. Zack vendría a ser a FFVII lo que Big Boss a MGS, y la conexión con su historia fue tan fuerte que se mantiene ahí en la cima de mis RPGs favoritos. Es increíble cómo lograron hacer tanto en un hardware tan limitado, además creando un sistema de combate activo que se siente innovador y a la vez una extensión del de FFVII. Crisis Core nos muestra un costado diferente de Sephirot y toda la transición hacia en el villano que termina siendo, también cómo se cruzan los destinos de Zack y Cloud, todo de manera armoniosa y a través de un juego adictivo y divertido. Si hay un título que merece ser remasterizado y disfrutado por la mayor cantidad de gente posible es Crisis Core: Final Fantasy VII, y si tienen la posibilidad de jugarlo deberían ir ya mismo a comprarlo.

Comfort Gaming - JRPG 02.jpg

Quizás a esta altura de la industria ya no importe, y es algo que hace tiempo no milito en redes sociales, pero desde el día de su lanzamiento vivo un hermoso affaire con mi PS Vita. PlayStation le soltó la mano, luego la quiso imponer como una plataforma para indies y JRPGs de cuestionable integridad moral, pero para mí siempre fue la portátil perfecta. Es cierto que las ventas no la acompañaron, pero siempre me sentí más cómodo con el perfil de juegos de la portátil de Sony que con la de Nintendo. Y una de las sagas que se puede jugar casi completa en Vita es Shin Megami Tensei: Persona, que no tiene un solo juego mediocre ni flojo. Ostenta una excelente remake de Persona 1 para PSP, una versión de Persona 2 nunca antes lanzada en occidente, Persona 3 Portable y la mejor versión de Persona 4, subtitulada Golden. Este es el JRPG para conquistar a todos los que no se animan a sumergirse en el género, porque tiene un argumento brillante, personajes tan bien construidos que parece que los conocemos de la vida real, la evolución del revolucionario sistema de Social Links de Persona 3 y un motor de combate absolutamente balanceado. Pero eso no es todo, Persona 4 es hermoso por donde se lo mire y cuenta con una de las mejores bandas de sonido en la historia del gaming, que nos dejará tarareando la canción principal “Heartbeat - Heartbreak”. No hay nada que criticarle a Persona 4 Golden y es razón suficiente para tener siempre una PS Vita a mano, por suerte también está disponible en Steam.

Comfort Gaming - JRPG 05.jpg

Si bien les comentaba en el puesto anterior que PS Vita es mi portátil favorita, tengo una preciosa 3DS XL Roja edición Mario 3D Land llena de juegos. Y es que a pesar de que el hardware de la consolita es subpar, con plástico barato y un pseudo stick analógico que nunca ofrece seguridad ni precisión, el soporte de Nintendo y las editoras 3rd party la llenaron de juegos de calidad. Sin embargo, y muy a mi pesar porque super comprar TODO lo lleve el sello de calidad de la compañía japonesa, no es un título de la casa el que rescato de todo su catálogo, sino uno de Silicon Studio. Bravely Default tiene todos los ingredientes para ser el JRPG definitivo: personajes bien desarrollados y queribles, el efecto nostalgia que nos remonta a los 16 bits, un apartado artístico hecho a mano que derretiría el corazón de un White Walker en un instante y un sistema de combate y trabajos absolutamente revolucionario. El equilibrio entre apostar turnos en pos de estrategizar una batalla, para luego perderlos, lo vuelve no solo adictivo, sino realmente táctico. Además en un guiño a Final Fantasy V nos deja aprender diferentes trabajos, mezclarlos y crear clases propias. Pero esto no es todo, podemos reconstruir un pueblo y sus pobladores nos ayudarán a conseguir ítems, accesorios y armamento; ofrece un centenar de horas de magia y una de las mejores historias que viví en un título de corte fantástico. Bravely Default debería ser el manual a seguir por todo aquel que quiera hacer un RPG por turnos, una la mezcla justa entre innovación y contenido tradicional, y por ahora se encuentra sólo en 3DS.

Y llegamos al final de la lista. ¿Cuántos de estos JRPG tuvieron el placer de jugar? Me gustaron tanto que de vez en cuando me debato entre volver a jugarlos o seguir jugando títulos del backlog, tengo al menos veinte juegos que piden a gritos de treinta a cincuenta horas de mi tiempo libre. Muchos otros grandes ejemplares del género quedaron afuera, lo sé, pero tras mucho evaluarlo estos son los 5 que representan mi historia como jugador y, si les gustó esta entrega de Comfort Gaming, puedo traerlos para algún especial de fin de año. ¿Coinciden con mi lista? Me gustaría saber cuales son sus JRPG favoritos y sus razones: ¡Los leo en los comentarios!

Dejá tu comentario