Opinion

Comfort Gaming | El viejo truco de la remake y el remaster

Jugar los mismos juegos, sólo por diversión, es uno de los cimientos del Comfort Gaming. La industria lo sabe desde siempre, por eso existen los remasters.

El Comfort Gaming es esa lista de juegos que seguís jugando a pesar de haberlos terminado un millón de veces, está llena de títulos a los que le metiste mil horas y esos que, aunque sea una vez por año, volvés a jugar. La industria del gaming sabe muy bien que somos débiles a la nostalgia y, casi desde que salió la Sega Génesis, se encarga de vendernos el mismo “clásico” en diferentes versiones. Claro, con el término “clásico” podemos referirnos a una incontable cantidad de títulos, es que el concepto varía dependiendo cada publisher, sus necesidades y las ganas que tenga su público de comprar un juego de una generación pasada.

Mega Man X Legacy Collection 1 + 2 Announce Trailer | PS4

Pero esta práctica no es ninguna novedad, no se inventó durante la última década, antes les decíamos “una nueva versión'' y era algo de lo más común. Cuando pasamos de los 8 a los 16 bits había juegos que estaban disponibles en ambas plataformas. Estos se beneficiaban de la tecnología moderna, de las máquinas más poderosas, para mostrar mejoras gráficas u ofrecer mayor fidelidad respecto de una posible versión superior, en los casos de las conversiones de arcade. Entonces, el público que ya tenía un juego en NES o Master System, lo volvía a comprar para Génesis o SNES para jugar una versión mejorada del mismo título. De hecho en esa época ya se hacían compilados de trilogías remasterizadas, como fue Ninja Gaiden Trilogy en SNES y Rockman in Mega World en Mega Drive. La diferencia es que antes no nos quejábamos tanto, a lo sumo veíamos que era más de lo mismo y pasábamos de largo a la hora de comprarlo.

En lo personal, el ejemplo más claro lo viví cuando pasé de los 16 a los 32 bits: todas las sagas clásicas tenían su nueva versión, muchas veces disfrazadas tras el manto de una continuación, como los Megaman, los Road Rash y la saga de helicópteros de combate Strike de Electronic Arts. Sin embargo, todavía comprábamos juegos como Super Street Fighter 2, que había salido en la generación anterior pero en 32 bits era casi arcade perfect. Las excusas seguían, entonces salía un una remake poligonal de Pitfall o Frogger y Namco seguía con sus Arcade Classics. También los Final Fantasy y la mayoría de los grandes RPG de antaño tuvieron sus remasters. Los gamers seguíamos con la misma actitud, los nostálgicos o los fanáticos de una saga seguíamos comprando estas versiones mientras quienes no estaban interesados pasaban de largo.

Road Rash (PS1)

Si nos ponemos a recordar, ¿cuántos remakes se hicieron en la generación de 128 bits? Si quieren saquémonos de encima a Megaman y sus colecciones tanto de 8 como de 16 y 32 bits, salieron 2 al menos. También tuvimos remakes de juegos clásicos como Alone in the Dark, más Mortal Kombat (bastante objetables, por cierto) y las clásicas iteraciones anuales de los juegos deportivos. EA saca su FIFA anual desde 1995 y a partir de la generación de 32 bits comenzaron a sacar juegos de fútbol para los mundiales, que no formaban parte de su canon deportivo. Final Fight tuvo “Streetwise” y Resident Evil, que ya tenía su Director 's Cut en PlayStation, comenzó a sacar versiones de su Code Verónica con títulos que prometían ser la versión definitiva. Más de lo mismo para todos, pero insisto, siempre hubo una audiencia expectante de poder jugar un juego viejo reimaginado o, al menos, optimizado para hardwares más modernos.

En la séptima generación (PS3, X360, Wii) comenzamos a experimentar una lluvia de versiones HD Remix, Remasters o Collection y por algún motivo, llámese acceso a la información o simplemente el agobio de haber crecido con esta costumbre, nos cansamos y empezamos a gritarlo a los 4 vientos. Lo cierto es que, aquellos que siempre compramos las versiones mejoradas, nos sentimos genial con la movida. En mi caso, gran parte del Comfort Gaming está compuesto por juegos retro y en su momento compré los Jak & Daxter y Ratchet & Clank collection, tanto en PS3 como en Vita. El Killzone Collection y el Metal Gear Anthology, el Splinter Cell HD Remastered y muchos otros ¿Por qué? Simplemente porque me enamoraba la idea de volver a jugar esos títulos que disfruté tanto, pero esta vez en mi portátil, o revivir la historia de Raiden en Metal Gear 2 con las mejoras gráficas que suponía correrlo en PS3. Recordé la horrible experiencia de jugar Splinter Cell 2 en PS2, con las terribles caídas de frames, y esperé a una oferta para hacerme con una versión que corría mejor en una consola técnicamente superior. La diferencia principal es que hoy en día todos aquellos que pasaban de largo, además, eligen quejarse y reclaman a las desarrolladoras “Que hagan juegos nuevos en lugar de remasters”.

Splinter Cell Trilogy HD - Launch Trailer [EUROPE]

Esta generación no fue diferente a ninguna de las anteriores, al menos en este aspecto. Capcom, luego de anunciar que Resident Evil 2 Remake estaba en sus planes, nos invitó a rejugar sus “nuevos clásicos” y sacó Resident Evil 6, luego el 5 y finalmente el 4 remasterizados en alta definición. Todos títulos de la generación anterior y, si bien RE4 pertenece a la sexta gen, PS3 había tenido ya una versión actualizada. Sony nos dijo que íbamos a poder experimentar God of War 3 por primera vez en Full HD, y hace no tantos años nos maravillábamos con sus cualidades técnicas en PlayStation 3. Este año vimos salir todo tipo de remasters y remakes, desde mediocridades como Destroy All Humans! o Warcraft 3 Reforged, a obras de arte como Final Fantasy VII Remake o Resident Evil 3.

Entonces, ¿en qué quedamos? ¿Nos gustan las remakes pero no las remasterizaciones? ¿Realmente pensamos que esta práctica, que existe desde la cuna del gaming, va a dejar de existir porque aquellos que nunca los compraron hayan decidido quejarse? ¿Acaso suponemos que, si las desarrolladoras y publishers no lo hacen más, va a redundar en nuevas y mejores franquicias? Yo lo dudo sinceramente, en especial porque los estudios que hacen los remasters rara vez son los mismos que trabajan en continuaciones canónicas, a lo sumo hacen spin-offs.

Final Fantasy VII Remake - Final Trailer | PS4

La cosa va a seguir igual, sin ir más lejos acabamos de festejar el anuncio de Mass Effect Legendary Edition, porque es una práctica que vende y hace feliz a una gran parte de la audiencia. Por un lado las remasterizaciones ofrecen la oportunidad de jugar estos títulos a una parte del público que no tuvo acceso a la plataforma en la que salieron originalmente, o quizás ya no la tienen y quieren rejugarlos sin comprar todo de vuelta. Y por otro lado siempre vamos a estar los fanáticos que necesitamos seguir jugando, una y otra vez, ciertos juegos que forman parte esencial de nuestro Comfort Gaming y a veces estos ports en HD son la excusa perfecta.

¿Ustedes, qué juegos siguen comprando una y otra vez en cada una de sus versiones o remasterizaciones? ¡Los leo en los comentarios!

Dejá tu comentario