Opinion

Comfort Gaming | El encanto único de Immortals Fenyx Rising

El mundo abierto y repleto de aventuras de Ubisoft Quebec entró de lleno a Comfort Gaming gracias a su impronta irreverente y puzzles ingeniosos

Hacía mucho que no me sumergía tan intensamente en un juego de aventuras, Immortals Fenyx Rising me tomó por sorpresa y ya desde las primeras horas de juego me tenía cautivado, por eso ya es parte de mi Comfort Gaming. En una primera impresión lo sentí genérico, debo admitir, el creador de personaje me pareció simplón y las constantes intervenciones humorísticas de Zeus un incordio. No estoy acostumbrado al humor en el gaming, pocos de los títulos que lo incorporan salen airosos y pensé que el juego de Ubisoft Quebec no iba a ser la excepción. Por suerte estaba equivocado, no tomó más que un par de misiones de historia para sacarme más de una carcajada y rápidamente conecté con Fenyx y su odisea griega.

Immortals Fenyx Rising: Gameplay Walkthrough | Ubisoft Forward 2020 | Ubisoft [NA]

El único conflicto que tuve con la experiencia fue su esquema de control. Immortals Fenyx Rising se siente como el juego ideal para atacar con los botones frontales, cuadrado y triángulo en PS4, y esquivar con círculo, sin embargo no encontré forma de configurarlo sin que se rompan otras funciones. Al final, luego de mucho intentar, terminé resignándome a usar el esquema por defecto: Atacar con R1 y R2, esquivar con cuadrado y usar el círculo para agacharme. Ese fue el único problema que tuve en más de 50 horas de juego, el resto de las opciones de accesibilidad son más que útiles, inclusive terminé jugando con el filtro para daltonismo que resalta los verdes simplemente porque se veía mejor.

Una vez terminada la islita inicial, en la que aprendí lo básico del juego, llegué a la isla principal y el espectáculo visual me impactó. Las tierras de Afrodita estaban llenas de vegetación, frondosos árboles frutales y diferentes animales pululando. En esta zona me perdí explorando, encontré Bóvedas de Tártaros y fragmentos de Ambrosía por doquier y tardé quizás demasiado en llegar al Salón de los Dioses donde me esperaba Hermes. Allí aprendí a utilizar la forja de Hefesto, el banco de gimnasia de Zeus y el resto de las herramientas para mejorar a Fenyx, también un tablón con misiones diarias y semanales para conseguir dinero y comprar ítems estéticos en la tienda de Hermes. En este lugar recibí el último tutorial del juego, desde entonces pude avanzar libremente sin demasiadas interrupciones más allá de la propia narrativa.

Comfort Gaming - Immortals Fenyx Rising 04.jpg

El mundo es hermoso y enorme, pude pasar una decena de horas sólo en la primera zona que exploré sin llegar a aburrirme. Cuando eventualmente avancé para continuar la historia, lo hice dejando atrás incontables actividades, que me estoy dando el gusto de completar ahora luego de haber publicado el análisis. Como en todo juego de mundo abierto es fácil ir corriendo de un lado a otro sin detenerse a apreciar el paisaje, pero las misiones de historia nos llevan a conocer los lugares más hermosos de la Isla Dorada. Antes de la batalla contra la Hydra vamos a recorrer una zona donde quedó petrificada una gigantesca serpiente de varias cabezas, que deberemos escalar y explorar para conseguir Ambrosía. Otro de los momentos más espectaculares llega cuando debemos cruzar a la isla donde reside el templo de Zeus, allí hay una montaña enorme que debemos escalar y el camino es un puzle gigantesco. Pero aún en las zonas comunes hay belleza, en la vegetación que se mueve con el viento, en los restos de un naufragio y sus tesoros sumergidos, en el recinto central de un templo con ofrendas frutales y hasta en las mismísimas Bóvedas de Tártaros, Ubisoft Quebec creó un juego verdaderamente hermoso.

Comfort Gaming - Immortals Fenyx Rising 07.jpg

Una de las cosas que más me maravilló fue el diseño de los puzles contextuales, los podemos encontrar en todo el mapa y a veces parecen ser impenetrables, pero la experiencia me demostró que todo es cuestión de observación y tener en cuenta el escenario. Dentro de las Bóvedas de Tártaros los acertijos se potencian, cuando tenemos que pelear las cosas son sencillas, pero he pasado 45 minutos intentando resolver un puzle que parecía imposible y he encontrado la solución de la forma más sencilla. Hay algunas bóvedas especiales que se centran en una habilidad en particular, por ejemplo la Fuerza de Heracles o el Clon de Fósforo (el pájaro en llamas que nos asiste durante toda la aventura) que se sienten como un examen final: al superarlas vamos a comprender realmente todas las posibilidades de ese poder. Luego de resolver estas bóvedas cambió mi percepción de los puzles, de repente me di cuenta cómo superar algunos que había dejado para más adelante y este conocimiento fue vital de cara a la bóveda final.

Comfort Gaming - Immortals Fenyx Rising 02.jpg

Immortals Fenyx Rising tiene un ritmo fantástico, te permite avanzar en la narrativa o desviarte hacia misiones secundarias sin llegar a sentir que estás perdiendo el tiempo. Lo mismo sucede con la exploración, que es muy superior si desactivan la mayor cantidad de elementos del HUD, porque se siente orgánica y está repleta de misiones secretas. He pasado tardes completas recorriendo la llanura montando mi Pegaso (sí, hay monturas de todo tipo) mientras buscaba recursos y marcaba actividades a realizar, y aún en los momentos más rutinarios me he divertido. Lo mismo sucede con las misiones por tiempo limitado, yendo de cacería o aceptando desafíos de Hermes, bóvedas especiales y jefes opcionales: son una buena fuente de recursos, armas, skins y monedas para comprar ítems cosméticos. Una de las misiones más divertidas fue cazar los a los cuatro espectros de los héroes legendarios, corrompidos por Tifón, que nos atacan cada vez que logramos un avance importante en la aventura. Hay que encontrar sus guaridas y derrotarlos en combate, pero para llegar a la batalla tenemos que superar una bóveda especial, una tarea para nada sencilla pero muy bien recompensada.

Comfort Gaming - Immortals Fenyx Rising 03.jpg

Las comparaciones con Breath of The Wild son irremediables, Ubisoft Quebec tomó como inspiración el último Zelda y se nota en muchos aspectos. Sin embargo la esencia es diferente, mientras que el juego de Nintendo se centra en la sensación de exploración y en una experiencia más intuitiva, Immortals Fenyx Rising no suelta el espíritu de un juego de aventuras más tradicional. Las bóvedas de Tártaros y los templos de Hyrule son el punto de conexión más fuerte, pero habiendo pasado más de cien horas en BOTW les puedo asegurar que la aproximación a los puzles en ambos títulos son tan diferentes como su propuesta en general. Pero aún entre las comparaciones el juego de Fenyx logra sobresalir, por ejemplo en su sistema de combate que es ágil e intuitivo, pero ofrece una serie de herramientas que le dan una profundidad particular. Podríamos compararlo con el sistema de los últimos Assassin’s Creed y aún así saldría victorioso, porque responde perfectamente a las necesidades de los combates más complicados y tiene recursos para adaptarse a cualquier tipo de estrategia. No es cuestión de enumerar la cantidad de mecánicas que funcionan en armonía, sino cómo interactúan y responden en el fragor de la batalla, pelear es un placer aún cuando la propuesta principal del juego sea la aventura y la exploración.

Comfort Gaming - Immortals Fenyx Rising 01.jpg

Para llegar a la conclusión narrativa tuve que dejar detrás una grandiosa cantidad de actividades, por eso valoro la posibilidad de volver a la Isla Dorada justo antes de entrar al recinto de Tifón para seguir explorando. La otra posibilidad es iniciar un New Game +, pero eso implica reiniciar todas las Bóvedas de Tártaros y no podría perder todo ese progreso, aunque debo admitir que a esta altura me gustaría aumentar un poco la dificultad del combate y para eso viene bien este nuevo modo. Tengo pensado seguir explorando el mundo de Immortals Fenyx Rising, porque los tres DLC anunciados se ven fantásticos, pero principalmente porque me enamoré de este mundo y quiero seguir desentrañando sus secretos. Por eso se los puedo recomendar sin lugar a dudas: si tienen la oportunidad vayan a comprarlo, y si ya lo jugaron... ¡Cuéntenme sus impresiones en los comentarios!

Dejá tu comentario