Opinion

Comfort Gaming | Grandes juegos olvidados de 16 bits

La generación de 16 bits nos dejó cientos de juegos legendarios, algunos quedaron perdidos para la memoria colectiva pero están en Comfort Gaming

A finales de los noventas, al menos en Argentina, la generación de consolas de 16 bits todavía pisaba fuerte y la infame Guerra de las Consolas estaba más vigente que nunca. La Sega Génesis, y los queridos clones que hicieron más accesible la generación para millones de jugadores de clase media, se vendían como pan caliente y había cartuchos baratos en casi todas las esquinas. En la vereda de enfrente estaban los afortunados que tenían una Super Nintendo, una plataforma más cara y por lo tanto menos popular por nuestros pagos, pero que recibía cobertura masiva en los medios impresos que en aquella época se importaban de España. Es cierto que para ese entonces el resto del mundo estaba pensando en Ridge Racer, consolas de 32 bits y gráficos poligonales, pero en Latinoamérica las cosas eran diferentes. En esta afamada generación se forjaron algunos de los pilares de mi Comfort Gaming por eso, y tal cual les prometí el año pasado cuando cubrimos Grandes Juegos Olvidados de 8 bits, es hora de hablar de aquellos juegos fantásticos que fueron eclipsados por el increíble catálogo de las consolas de Sega y Nintendo.

Phantom 2040 ... (Sega Genesis) Gameplay

Uno de los juegos que más me quitó el sueño fue Phantom 2040, una adaptación de la serie animada homónima que tomó al clásico personaje de los cómics y lo imaginó en un futuro distópico. Antes de que se acuñara el término Metroidvania, y se posicionara como un subgénero propio, el juego de Illusions Gaming capturó la esencia sin problemas ofreciendo un sistema de combate ágil y controles responsivos. Además de golpes cuerpo a cuerpo, nuestro protagonista tenía acceso a todo tipo de gadgets y armas que podían desbloquearse y mejorarse si encontrábamos las partes ocultas. Lo más interesante de Phantom 2040 era que, además de una narrativa divertida, proponía más de 20 finales posibles según los caminos descubiertos, nuestras decisiones y cuán bien habíamos explorado el mapeado. En una época en la que sólo Super Nintendo ostentaba títulos de la talla de Super Metroid, Phantom 2040 fue un bálsamo fresco para los usuarios de Sega, y por supuesto también estaba disponible en SNES.

Plok (SNES) Playthrough - NintendoComplete

Plok! estaba en la portada de una revista Hobby Consolas y su apartado estético fue suficiente como para hacer que la compre. Cuando finalmente pude jugarlo, muchos años después porque no fue un título realmente popular, quedé maravillado. Plok parecía hecho de plastilina, ya podía tirar sus brazos y piernas años antes que exista Rayman, pero su encanto residía en que debía usarlos para pelear, superar obstáculos e inclusive para activar mecanismos. Este plataformero colorido estaba a la altura de los mejores de la época, y no es una afirmación a la ligera, tenía mundos hermosos y bien diseñados, niveles de dificultad para hacerlo más accesible y una buena cantidad de power-ups que además modificaban la apariencia del protagonista. Así podíamos pasar una tarde entera con Plok disfrazado de boxeador disparando sus guantes, con su escopeta y traje de cazador furtivo o arrasar con todo a fuerza de lanzallamas. Esta generación ostentó la época de oro de los plataformeros y, en la vorágine de Mario, Sonic y el resto de sus contendientes, joyas del nivel de Plok! quedaron en el olvido.

Mega Drive Longplay [424] Toejam and Earl in Panic on Funkotron

Toejam & Earl: Panic on Funkotron era el juego perfecto para esa generación de adolescentes criados con la primera versión de MTV. Colorido y cargado de humor irreverente, la secuela del juego de Johnson Voorsanger Productions dejaba de lado la perspectiva cenital en pos del género plataformero. Luego de escapar de La Tierra, nuestro dúo de extraterrestres regresaba a casa sólo para encontrarla invadida por turistas terrícolas tirando basura por todos lados, haciendo ruido y asustando a la fauna local con sus gigantescas cámaras fotográficas. La aventura podía jugarse completamente en modo cooperativo y requería que encontremos a todos los terrícolas ocultos para regresarlos a su planeta, para eso debíamos recorrer niveles cuidadosamente diseñados, repletos de secretos, niveles de bonus y desafíos opcionales. Si encontrábamos los diez objetos ocultos conseguíamos el mejor final, algo que lamentablemente nunca pude lograr pero estoy dispuesto a volver a intentar si consigo un compañero de aventuras. Toejam & Earl: Panic on Funkotron era exclusivo de Génesis, tenía una banda sonora exquisita y era el orgullo de mi colección de cartuchos.

Kid Chameleon (Genesis) Playthrough - NintendoComplete

Uno de los veranos que pasé visitando a mis abuelos en Conesa, un pueblo cerca de San Nicolás (Pcia. de Buenos Aires), me topé con un fantástico plataformero llamado Kid Chameleon. En una primera instancia lo alquilé y, como no pude terminarlo ese fin de semana, decidí invertir mis ahorros y comprarlo. Aquella resultó una de las mejores decisiones videojueguiles de mi juventud, y lo seguí jugando hasta el fatídico día en que decidí vender mis juegos de Sega (historia triste para otra entrega de Comfort Gaming). Kid Chameleon no aprovechaba todo el potencial de la Génesis, salió en 1992 y todavía había mucho que aprender sobre el potente hardware de Sega, pero el diseño en general era tan bueno que no podía dejar de jugarlo. Casey, el protagonista cool que bien podría haber sido un homenaje a Michael Fox en Back to the Future, debía atravesar más de cien niveles repletos de caminos secretos y power-ups que le otorgaban trajes especiales. Hace unos años, en uno de esos arranques de nostalgia que tenemos aquellos que vemos el fin de nuestros treintas, me enteré que Mark Cerny y Yasushi Yamaguchi participaron del diseño y desarrollo de Chameleon Kid: ¡Con razón, ahora me cierra todo!

Comfort Gaming - Juegos Olvidados 16 bits.jpg

Podría haberme extendido por demás y hacer un listado con más de cien juegos que considero indispensables en cualquier juegoteca y sólo estaría hablando de títulos de 16 bits, pero creo que la gran mayoría de ustedes los conocerían. Por eso me limité a lo que imagino que podrían haber pasado desapercibidos, incluso hoy con la sobredosis de información que llevamos en el bolsillo a todos lados. De todas formas no pretendo sorprenderlos con cada título, con que hayan encontrado al menos un juego que se habían pasado de largo me quedo conforme. En próximas entregas vamos a dar el salto a los 32 bits y las cosas se van a poner un poco más difíciles, pero mientras tanto me gustaría saber si tienen algún juego de 16 bits que consideran genial pero sienten que no recibe el reconocimiento merecido. ¡Nos vemos la semana que viene y los leo en los comentarios!

Dejá tu comentario