Análisis

ANÁLISIS | Chrono Cross: The Radical Dreamers Edition

Chrono Cross está de vuelta en una remasterización que incluye un clásico perdido y un modesto lavado de cara ¿Vale la pena? Te lo contamos acá.

La primera PlayStation fue el hogar de cientos de juegos fantásticos, pero el género que mejor explotó sus virtudes fue el JRPG. La lista de clásicos instantáneos es extensa y ostenta títulos como Final Fantasy, Wild Arms y Dragon Quest, pero pocos alcanzaron el nivel de Chrono Cross. La secuela de Chrono Trigger marcó el punto más alto del género en la consola de Sony y, si bien no estuvo exento de polémicas, el consenso lo abrazó como uno de los mejores de la historia. La calidad de la narrativa, el sistema de combate intrincado e innovador y su apartado técnico brillante no pudieron evitar que la saga caiga en el olvido, sepultada por Square Enix junto con las chances de ver una continuación. Sin embargo acá estamos, 22 años después, jugando Chrono Cross: The Radical Dreamers Edition, una remasterización que incluye la legendaria aventura de texto que inspiró la narrativa principal.

CHRONOCROSS2.jpg

Chrono Cross es un JRPG que pertenece a otra época y se nota a cada paso, pero en especial por su ritmo de juego. Lo que hace más de veinte años parecía dinámico y moderno hoy puede resultar lento y parsimonioso. Sin embargo, como pude comprobar en esta remasterización, la propuesta envejeció como un buen vino de guarda. La historia nos pone en la piel de Serge, un adolescente que vive en un pequeño pueblo pesquero y disfruta de su vida sencilla hasta que un accidente lo lleva a un universo paralelo. En este mundo Serge murió de niño, pero cómo se salvó de su destino en su universo original es un misterio que nos llevará a tener todo tipo de aventuras. La historia y los personajes de Masato Kato abrazan el efecto mariposa y lo aplican a cientos de circunstancias, trasfondos y eventos que terminan creando una narrativa compleja y exquisita. Desde villanos que se vuelven protagonistas, pasando el regreso de héroes legendarios, hasta conocer el destino de los personajes de Chrono Trigger: la narrativa de Chrono Cross era una obra maestra en el 2000 y podría dar cátedra a los exponentes del género hoy en día.

MALDITOS GAMES: CHRONO CROSS REMAKE

El sistema de combate responde a las reglas clásicas con turnos que dependen de la agilidad de cada personaje, ataques físicos que dependen de un sistema de porcentajes y habilidades elementales que en lugar de MP tienen un único uso por combate. Los ataques débiles tienen más chances de acertar que los intermedios o fuertes, hacen poco daño pero incrementan el porcentaje de efectividad de los otros ataques. Además cada golpe nos llena un incremento la barra de habilidades, por lo que a veces resulta más efectivo dar cuatro golpes débiles y tirar una magia devastadora. En medio de todo esto, para balancear el combate, contamos con una cantidad limitada de stamina que determina cuántos golpes podemos dar. Cada uno de los 45 personajes jugables tiene un elemento innato y cada ataque elemental deja una marca de su color en el campo de batalla. La idea es aprovechar el contra elemento de los enemigos, si además cambiamos el elemento del suelo los ataques de ese color se potencian y dan pie a habilidades especiales con efectos devastadores. Si tenemos en cuenta todas las mecánicas que intervienen en el combate, Chrono Cross sigue ofreciendo un sistema de batalla complejo y desafiante que sigue vigente a pesar del paso del tiempo.

CHRONOCROSS3.jpg

Chrono Cross es un juego fantástico, lo era hace 22 años y lo sigue siendo sin un ápice de duda pero, ¿qué tiene para ofrecer esta remasterización? En primer lugar cabe aclarar que no se modificó nada realmente importante y la experiencia sigue siendo fiel a la original. El mayor cambio que vamos a notar es que los personajes dejaron de ser un puñado de píxeles y ahora tienen modelos low poly con texturas relativamente claras. Cumplen con su objetivo y, sin llegar a ser una maravilla, están a tono con el resto del juego que más allá de un filtro básico para suavizar los píxeles (innecesario en mi opinión) no recibió otro tratamiento. Los retratos de los personajes recibieron un lavado de cara y la banda de sonido está remasterizada, eso sí se agradece al igual que la opción de desactivar las mejoras visuales. Antes de iniciar el juego podremos elegir si queremos el aspecto de píxeles filtrado o el original, que recibió un merecido reescalado, y la relación de aspecto entre original, estirado y zoom (que les recomiendo dejar en “original”) Además contamos con opciones para configurar las funciones del pad que incluyen hasta la posibilidad de invertir la función de los sticks para jugar con una sola mano, algo que aún hoy en día pocos juegos ofrecen.

Embed

En cuanto al trabajo de remasterización, los esfuerzos de Square Enix fueron modestos pero de ninguna manera se interponen en el disfrute de la obra. Las opciones de calidad de vida son pocas pero útiles, en especial la posibilidad de acelerar el tiempo y desactivar las batallas. Esta última es vital para cuando nos encontramos en un aprieto ya que, fiel a la vieja escuela, si no manejamos bien nuestros recursos vamos a ver la pantalla de “Game Over” más seguido de lo esperado. En mi experiencia fue útil para salir airoso de algunos laberintos, pero lo que más usé fue la aceleración en las batallas. Me hubiera gustado ver a Serge y compañía con modelos más detallados, quizás en fondos realizados en alta resolución, pero así como está cumple la función de preservar la obra y sacarla del ecosistema de Sony para que la pueda disfrutar una audiencia mayor. Lo mejor de esta reedición es la inclusión de la aventura de texto Radical Dreamers, publicada únicamente en Satellaview/SNES para Japón, que sienta las bases de la aventura. Originalmente creada para atar algunos cabos sueltos de la historia de Chrono Trigger, la aventura de texto nos lleva a infiltrarnos a la mansión de Lynx en busca de la “Frozen Flame” junto a Kid, Serge y Magi en un universo paralelo.

CHRONOCROSS4.jpg

Si sumamos la experiencia de jugar Radical Dreamers con una traducción oficial, algo inimaginable en su momento, y volver a vivir una experiencia del nivel de Chrono Cross, esta remasterización cierra por todos lados. Es cierto que el trabajo de conservación realizado es el mínimo e indispensable como para que funcione en plataformas modernas, pero al menos no impide el disfrute ni se toma libertades que afecten a la integridad de la obra. Chrono Cross: The Radical Dreamers Edition brilla gracias a que la magia de los originales sigue tan vigente como hace más de 20 años, la narrativa es apasionante, los personajes tienen trasfondos y acentos únicos y hay suficientes finales alternativos como para que pasemos cientos de horas disfrutando de las variaciones. Los juegos en sí son insuperables, la remasterización cumple con lo básico y ofrece una versión actualizada de los clásicos, y a falta de opciones termina siendo la mejor forma de experimentar este pilar de los JRPGs.

Embed

CHRONO CROSS

THE RADICAL DREAMERS EDITION (7/4/2022, PC, PS4, NS, XBOX ONE)
7.5

Dejá tu comentario