loader image

Call of Duty podría cancelar sus lanzamientos anuales

La compra de Activision por parte de Microsoft sigue dando que hablar, y gran parte de la discusión gira alrededor de la franquicia Call of Duty.

Después de varias idas y vueltas, el CEO de Microsoft Gaming, Phil Spencer, dijo que han estado en conversaciones con Sony para expresar su “deseo” de “mantener Call of Duty en PlayStation”, una declaración que ya se ha analizado en profundidad.

Pero exclusividad o no, una de las preguntas que nos hacíamos desde el lunes era cómo encararía Microsoft el ciclo de desarrollo de la franquicia, actualmente a cargo de tres estudios principales: Treyarch, Infinity Ward y Sledgehammer.

Spencer admitió recientemente que le gustaría que los estudios pudieran experimentar con otras franquicias de Activision, como Hexen o King’s Quest. Obviamente para hacer eso los equipos deberían no estar, como ahora, abocados al desarrollo de alguno de los varios Call of Duty en producción.

Por eso, según el portal Bloomberg, Microsoft estaría considerando abandonar el ritmo de lanzamientos anuales para “reforzar la franquicia”.

“Los empleados de alto nivel de Activision han discutido alejarse del calendario de lanzamiento anual, según dos personas familiarizadas con las discusiones”, escribió Jason Schreier en el reporte. “Aunque todavía no se ha decidido nada, muchos desarrolladores de Call of Duty creen que lanzar juegos a una cadencia más lenta complacerá a los jugadores y ayudará a reforzar la franquicia”.

Según Schreier las bajas ventas de Call of Duty: Vanguard, que se vendió casi un 40% menos que el juego de 2020, sería una de las principales razones detrás de la decisión.

Sin embargo, el cronista dice que el cambio no se aplicaría este año o el próximo, dado que se espera que Modern Warfare 2, el juego de 2022, ayude a reforzar las ventas de la serie.

“Limitar el calendario de lanzamiento de Call of Duty puede aliviar la carga de trabajo de los desarrolladores y podría brindar nuevas oportunidades para que los estudio de Activision trabajen en otros títulos”, concluye el informe.

Se espera que la compra se complete antes de junio de 2023.