loader image

Bobby Kotick sabía de los abusos en Activision, según una investigación

El Wall Street Journal publicó una extensa investigación realizada a lo largo de los últimos meses que asegura que Bobby Kotick, el CEO de Activision, estaba al tanto de los abusos en la empresa, incluyendo una acusación de violación.

El reporte dice que Kotick intervino para evitar, ya sea minimizando u ocultando, que un empleado de Sledgehammer Games, el estudio que lanzó Call of Duty: Vanguard hace menos de dos semanas, fuera castigado por la denuncia de violación contra una colega en 2016 y 2017.

La empleada de la abogada le habría escrito a Kotick amenazando con iniciar acciones legales, ya que tanto el departamento de recursos humanos como otros superiores le dijeron que “no había pasado nada”.

La denuncia se resolvió en un acuerdo por fuera de la corte, pero supuestamente el CEO nunca lo informó a la junta directiva.

Lo mismo habría hecho cuando Dan Bunting, uno de los líderes de Treyarch, fuera investigado internamente en 2019 por una denuncia de acoso sexual ocurrido contra una empleada en 2017. De acuerdo al Wall Street Journal la recomendación de los investigadores fue despedir a Bunting, pero consiguió mantenerse en su posición gracias a la intervención de Kotick.

Y aunque un portavoz de la empresa le aseguró al portal que se aplicaron “otras medidas disciplinarias” en su momento, casualmente después de 18 años al frente de Treyarch, Dan Bunting abandonó el estudio poco después de las consultas del Wall Street Journal al respecto.

Activision respondió afirmando que no se puede esperar que el ejecutivo estuviera al tanto de todos los “temas personales”, y en un comunicado la junta directiva aseguró que Kotick los mantuvo “informados en todo momento al respecto del estado de las cuestiones regulatorias”, y negaron que hubiera minimizado algunas de las acusaciones.

‘Se actuó en los casos de conducta sexual inapropiada que llegaron a [Bobby Kotick]’, dice el comunicado enviado por la compañía.

‘El WSJ ignora los cambios importantes en curso para hacer de este el lugar de trabajo más acogedor e inclusivo de la industria y no tiene en cuenta los esfuerzos de los miles de empleados que trabajan duro todos los días para estar a la altura de sus —y nuestros— valores. El deseo constante de ser mejores siempre ha diferenciado a esta empresa, razón por la cual, bajo la dirección del Sr. Kotick, hemos realizado importantes mejoras, incluida una política de tolerancia cero para conductas inapropiadas”.

‘Y es por eso que avanzamos con un enfoque, velocidad y recursos inquebrantables para continuar aumentando la diversidad en nuestra empresa e industria y para asegurarnos de que todos los empleados lleguen al trabajo sintiéndose valorados, seguros, respetados e inspirados. No nos detendremos hasta tenemos el mejor lugar de trabajo para nuestro equipo ‘.

Sin embargo, el Wall Street Journal también accedió a mensajes de Jennifer Oneal, la ex-líder de Vicarius Visions que asumió la presidencia de Blizzard junto a Mike Ybarra después de la partida de J. Allen Brack, que dejan en evidencia el clima dentro de la empresa aún después de la demanda.

La semana pasada Oneal dejó Blizzard solo tres meses después de haber asumido su posición diciendo que tenía total confianza en los ejecutivos, pero parece que no era el caso.

En un email enviado al equipo legal de Activision, Oneal dijo que había reconsiderado su decisión porque “es claro que la compañía nunca va a priorizar a nuestra gente de la manera correcta”.

Oneal, de ascendencia asiática y parte de la comunidad LGBTIQA+, también aseguró que ella misma había sido víctima de acoso sexual durante su carrera en Activision y que, en esta nueva etapa, le habían pagado menos que a su colega por la misma posición.

“Me han apuntado, marginado y discriminado”, escribió.

El reporte también asegura que fue el propio Kotick quien escribió el borrador de la controversial carta que France Townsend, en la que describía la denuncia como ‘distorsionada y falsa’, que recibió una agresiva respuesta por parte de los empleados.

Después del reporte del Wall Street Journal los empleados de la empresa organizaron una movilización a la entrada de las oficinas principales (conocida como “walkout”) en Irvine, California, a la que asistieron más de 150 personas entre empleados de planta y contratados. Varias docenas de trabajadores y trabajadoras también se movilizaron en las oficinas de Minnesota.

https://twitter.com/ABetterABK/status/1460671347382755329

‘Hemos instituido nuestra propia Política de tolerancia cero’, escribió el grupo de empleados de Activision Blizzard a través de su cuenta de Twitter.

‘No seremos silenciados hasta que Bobby Kotick haya sido reemplazado como director ejecutivo y continuaremos manteniendo nuestra demanda original de revisión de terceros por parte de una fuente elegida por los empleados’.

Los empleados piden la renuncia del ejecutivo, que continúa contando con el apoyo de la junta directiva. En un comunicado publicado al final del día, la junta dice que ‘bajo el liderazgo de Bobby Kotick la compañía ya está implementando cambios únicos en la industria, incluida una política de tolerancia cero para el acoso’.

‘La Junta sigue confiando en que Bobby Kotick abordó adecuadamente los problemas del lugar de trabajo que se le señalaron. Las metas que nos hemos fijado son críticas y ambiciosas. La Junta sigue confiando en el liderazgo, el compromiso y la capacidad de Bobby Kotick para lograr estos objetivos’, concluye.