loader image

Bobby Kotick responde a las demandas de los empleados de Blizzard

Los coletazos del escándalo que estalló la semana pasada en Blizzard después de la demanda presentada por el Estado de California. Tras varios días de silencio el CEO de Activision, Bobby Kotick publicó una carta en el sitio de accionistas de Activision dirigida a los empleados.

En la carta el ejecutivo asume que la respuesta de la empresa los reclamos de los empleados estuvo desconectada de la realidad y prometió que van a hacerle justicia al mantra que reza que “cada voz importa”, y trabajar en escuchar ahora y en el futuro.

“Es imperativo que reconozcamos todas las perspectivas y experiencias y respetemos los sentimientos de aquellos que han sido maltratados de alguna manera”, dijo. “Lamento que no hayamos proporcionado la empatía y la comprensión adecuadas”.

Kotick anunció que contrataron un bufete de abogados para que analicen las políticas y procedimientos para asegurarse que puedan mantener las prácticas para promover un “espacio de trabajo respetuoso e inclusivo”.

“Alentamos a cualquier persona con una experiencia que crea que infringe nuestras políticas o que de alguna manera lo hizo sentir incómodo en el lugar de trabajo a utilizar cualquiera de nuestros muchos canales existentes para informar o comunicarse con Stephanie [Avakian, la líder del equipo]”.

Entre las medidas que el ejecutivo anunció como parte del cambio están el apoyo a los empleados, las sesiones de intercambio de ideas, los cambios de personal, las prácticas de contratación y cambios al contenido de los juegos.

“Su bienestar sigue siendo mi prioridad y no escatimaré recursos de la empresa para garantizar que nuestra empresa tenga la cultura más acogedora, cómoda y segura posible”, culmina la carta. “Tienen mi compromiso inquebrantable de que juntos mejoraremos nuestra empresa y seremos la empresa de entretenimiento más inspiradora e inclusiva del mundo”.

El texto de Kotick fue la respuesta a una segunda carta abierta publicada por los empleados, en la que, además de reiterar sus críticas contra la respuesta (o falta de) de la empresa, también anunciaron una movilización a las puertas de las oficinas (lo que comúnmente se conoce como “walk out”) y una serie de demandas, que incluyen:

  1. El fin de las cláusulas de mediación obligatorias en todos los contratos de los empleados, actuales y futuros. Las cláusulas de arbitraje protegen a los abusadores y limitan la capacidad de las víctimas de buscar restitución.
  2. La adopción de políticas de reclutamiento, entrevistas, contratación y promoción diseñadas para mejorar la representación entre los empleados en todos los niveles, acordadas por los empleados en una organización de diversidad, equidad e inclusión en toda la empresa. Las prácticas actuales han llevado a que las mujeres, en particular las mujeres de color y las mujeres transgénero, las personas no binarias y otros grupos marginados que son vulnerables a la discriminación de género, no sean contratadas de manera justa para nuevos roles en comparación con los hombres.
  3. Publicación de datos sobre la compensación relativa (incluidas las subvenciones de capital y la participación en las ganancias), las tasas de promoción y los rangos salariales para los empleados de todos los géneros y etnias en la empresa. Las prácticas actuales han llevado a que a los grupos mencionados no se les pague ni se promueva de manera justa.
  4. Empoderar a un grupo de trabajo de diversidad, equidad e inclusión en toda la empresa para contratar a un tercero para auditar la estructura de informes de ABK, el departamento de recursos humanos y el personal ejecutivo. Es imperativo identificar cómo los sistemas actuales no han logrado prevenir el acoso de los empleados y proponer nuevas soluciones para abordar estos problemas.

La protesta se realizará de todas maneras, porque de acuerdo a los empleados las palabras de Kotick no abordan las problemáticas y las demandas presentadas.