Noticias

Blizzard: la desigualdad en la industria

Empleados de Blizzard revelaron el detalle de sus sueldos en comparación con los de los grandes ejecutivos, para denunciar la profunda desigualdad.

A fines de la semana pasada empleados de Blizzard publicaron una planilla anónima en la detallan la profunda desigualdad dentro de la empresa. La iniciativa nació después de que una encuesta interna en 2019 demostrara que más de la mitad de los trabajadores estaban inconformes con su sueldo, y la empresa prometiera soluciones que no implementó.

Activision ofreció aumentos al equipo que se encuentran detallados en la planilla, pero la mayoría de ellos se encuentran por debajo del 10 por ciento, y algunos aseguran que en proporción están cobrando menos que lo que cobraban hace una década en la empresa.

“Un empleado veterano de Blizzard le dijo a Bloomberg News que recibieron un aumento de menos de 50 centavos por hora,” dice el reporte de Bloomberg. “Están cobrando menos ahora que los que cobraban hace casi una década porque están trabajando menos horas extras que en aquel entonces.”

Según el documento, al que accedió el portal, mientras que productores e ingenieros puede cobrar más 100 mil dólares al año, mucho empleados de menor rango —como los testers y personal de soporte al cliente— cobran sueldo mínimo y han contado que tenían que saltarse comidas y incluso alterar sus planes familiares porque no llegan a fin de mes.

En comparación, el CEO Bobby Kotick cobra mucho más de un millón y medio de dólares al año y recibe compensaciones anuales que rondan los 40 millones, que al ser bonificaciones atadas a las acciones de la empresa, suelen revalorizarse cada vez que la empresa aumenta su valor. El CFO Dennis Durkin, por ejemplo, recibió una bonificación de 15 millones en 2019.

Vale recordar que esta Activision Blizzard es la misma que despidió a un 10 por ciento de sus empleados a comienzos del año pasado después de un año récord, porque anticipaba menores ventas y buscaba reducir costos para maximizar las ganancias.

Jessica Taylor, una representante de Activision habló con Bloomberg y dijo:

“Nuestro objetivo siempre ha sido asegurarnos de compensar a nuestros empleados de manera justa y competitiva. Estamos revisando la filosofía de compensación constantemente para reconocer mejor el talento de nuestros mejores empleados y mantenernos competitivos en la industria, con el objetivo de recompensar e invertir en nuestros empleados más destacados.”

Según la representante la inversión en sueldos es consistente con la de años previos, y los mejores empleados han recibido aumentos que pueden superar el 20 por ciento.

La injusticia y desigualdad son problemas que continuarán existiendo hasta que se implemente la sindicalización de la industria del gaming. Por eso la próxima vez que escuchemos que los juegos tienen que aumentar porque “son caros de producir” habrá que analizar dónde va esa plata extra.

Dejá tu comentario