Noticias

Empleados de Blizzard acusan a la empresa de intimidación

Una queja formal presentada por una organización sindical acusa a Blizzard de maniobras ilegales contra los empleados.

La demanda del Estado de California contra Activision Blizzard por acoso sexual y discriminación sigue complicándose para la empresa.

El mes pasado los demandantes habían acusado a la empresa de destruir documentación sensible e interferir en la investigación a través de un estudio de abogados, y hoy nos enteramos que un grupo de empleados y empleadas convocó a The Communications Workers of America, una organización sindical, para presentar una queja contra la compañía por intimidación.

La organización dice que Activision Blizzard amenazó a los empleados que quieran ejercer su derecho a la sindicalización, una conducta ilegal que viola el Acta Nacional de Relaciones Laborales.

Según el texto, la empresa no permite que se hable de sueldos, horas y condiciones de trabajo o la investigación en curso, y mantiene un control estricto de las redes sociales, vigilando las publicaciones, e interrogando y castigando a quienes publiquen información acerca de ciertas actividades, como la movilización de julio.

Específicamente la queja dice que desde Blizzard:

  • "Amenazaron a los empleados de que no pueden hablar o comunicarse sobre salarios, horarios y condiciones de trabajo".
  • "Les dijo a los empleados que no pueden comunicarse ni discutir las investigaciones en curso de salarios, horas y condiciones de trabajo".
  • "Hizo cumplir la política de redes sociales contra los empleados que participaron en una actividad concertada protegida".
  • "Amenazó o disciplinó a empleados a causa de una actividad concertada protegida".
  • "Participó en la vigilancia de los empleados que participan en una actividad concertada protegida".
  • “Participó en interrogatorios de empleados sobre actividades concertadas protegidas”.

En ese clima Blizzard se prepara para lanzar Diablo 2 Resurrected, que va a llegar el próximo jueves 23 de septiembre.

Dejá tu comentario