Noticias

California acusa a Blizzard de interferir con la investigación

Según una actualización a la demanda, Blizzard destruyó documentación de manera ilegal y está interfiriendo con la investigación en curso.

La demanda contra Blizzard sigue sumando elementos que dejan mal parada a la empresa. Esta semana el Estado de California actualizó la demanda, alegando que la compañía destruyó documentación vinculada con el caso y ahora está interfiriendo con la investigación.

Según la nueva información que reportó Axios, Blizzard no conservó todos los registros y documentos relacionados, como es requerido por la ley. Parece que la gente de recursos humanos destruyó todo el papelerío y borró mails de empleados separados de la empresa.

“El departamento está informado y consciente de que los documentos y registros no se han mantenido como lo exige la ley o el Aviso de retención de documentos, incluidos, entre otros, los documentos relacionados con las investigaciones y las quejas fueron destruidas por el personal de recursos humanos y los correos electrónicos son eliminado 30 días después de la separación de un empleado", dice el texto actualizado.

Además, los demandantes dicen que contratar a un estudio de abogados (WilmerHale) para llevar adelante una investigación interna es una forma de interferencia, ya que, como la investigación de un abogado es considerada “privilegiada”, puede no ser presentada al Estado.

"Los acusados se negaron a presentar pruebas relevantes al departamento alegando que la 'recepción [de denuncias] o la investigación de denuncias de discriminación o acoso de la empresa es un privilegio', y por lo tanto suprimieron las pruebas e interfirieron con una investigación del gobierno en busca de reparación para los empleados que sufrieron una conducta ilegal".

“Como dijo anteriormente el abogado de los Demandados, cuando el investigador es 'un abogado ...; su trabajo relacionado con la recepción o investigación de denuncias de discriminación o acoso es privilegiado’ y luego se le niega al departamento gubernamental encargado de investigar y remediar las denuncias.

"Esto interfiere directamente con el mandato legal del DFEH de investigar, enjuiciar y remediar la discriminación y el acoso en el lugar de trabajo en nombre de los empleados y trabajadores eventuales o temporales que participaron o se percibió que estaban involucrados en actividades de protección".

El Estado también acusa a Blizzard de haber tomado acciones para limitar los derechos de los empleados ante esta acción gubernamental, obligándolos a firmar acuerdos de confidencialidad represivos y punitivos, que incluyen las siguientes condiciones:

  • Los empleados están obligados a "liberar (es decir, renunciar) a todos los reclamos conocidos y desconocidos que tengo actualmente contra la Compañía ... (incluido [acoso sexual y otros reclamos]"
  • Los empleados deben aceptar los términos de no divulgación que dicen que nunca han divulgado y nunca revelarán los términos o la existencia de ningún pago de liquidación.
  • Los empleados deben aceptar los términos de no menosprecio de que no pueden criticar públicamente a Activision Blizzard o cualquiera de sus "políticas, prácticas [o] estándares de conducta empresarial".
  • Los empleados deben notificar a Activision Blizzard antes de hablar con el DFEH u otra agencia gubernamental, y deben "permitir que la Compañía tome todas las medidas que considere apropiadas para prevenir o limitar la divulgación requerida"
  • Los empleados deben solicitar conjuntamente, junto con Activision Blizzard, que algunas divulgaciones se presenten "bajo sello" (no en el registro público) en procedimientos legales.

Finalmente la demanda reemplazó el término “empleados” por “trabajadores”, para incluir al personal temporal, que sufrió los mismos abusos.

Dejá tu comentario