Noticias

Blizzard es demandada por acoso y abuso sexual e intimidación

Después de una investigación de dos años, el Estado de California demandó a Blizzard por fomentar una cultura machista en el estudio.

Esta semana el estado de California presentó una demanda contra Blizzard por acoso sexual, intimidación, pago desigual y más.

Después de dos años de investigación, el Departamento de Empleo y Vivienda llegó a la conclusión que Blizzard creó una cultura machista en el estudio, comparándola con un “club de pibes”.

La demanda afirma que las empleadas de Blizzard, que representan un 20 por ciento del total, son víctimas de constantes avances, comentarios sexuales y acerca de sus cuerpos, y “chistes” de violación.

“Los empleados varones jugaban videojuegos durante el trabajo, bromeaban sobre sus encuentros sexuales, hablaban abiertamente sobre los cuerpos femeninos y hacían numerosas bromas sobre la violación”, dice el texto en uno de los pasajes, en el que también destaca que los hombres del estudio tomaban alcohol, llegaban borrachos a trabajar y acosaban a las mujeres sin repercusión.

Como producto de esta cultura de 'chicos de fraternidad', las mujeres fueron sometidas a numerosos comentarios e insinuaciones sexuales, manoseos y toques físicos no deseados y otras formas de acoso. Una empleada notó que empleados varones al azar se acercaban a ella en el lugar de trabajo de los Demandados y comentaban sobre sus senos.

La demanda apunta directamente contra el equipo de World of Warcraft y en particular contra el presidente de Blizzard, J. Allen Brack, por permitir este tipo de comportamiento; y a Alex Afrasiabi, el ex director creativo del juego, cuya habitación habían bautizado la “Suite de Crosby”, en relación al violador Bill Crosby”.

“Las empleadas que trabajaban para el equipo de World of Warcraft dijeron que los empleados masculinos y los supervisores realizaban avances, hacían comentarios despectivos sobre la violación y tenían actitudes degradantes”, dice el texto.

“Este comportamiento era conocido por los supervisores y, de hecho, alentado por ellos, incluido un supervisor masculino que animaba abiertamente a un subordinado masculino a ‘comprar’ una prostituta para curar su mal humor”.

Un ex jefe de desarrollo tecnológico, no mencionado por nombre y apellido, había sido testigo del acoso de parte de empleados ebrios sobre compañeras en diferentes eventos de la compañía, una actitud que compartían con Afrasiabi.

“A Alex Afrasiabi, el ex director creativo senior de World of Warcraft en Blizzard Entertainment, se le permitió participar en un acoso sexual flagrante con poca o ninguna repercusión”, asegura el texto.

“Durante un evento de la empresa (una convención anual llamada Blizz Con), Afrasiabi realizó avances sobre las empleadas, le decía que quería casarse con ellas, intentaba besarlas y las abrazaba. Esto quedó a la vista de otros empleados varones, incluidos los supervisores, que tuvieron que intervenir y sacarlo de encima de ellas”.

La demanda incluyo vincula el suicidio de una empleada de la empresa con el acoso sexual sufrido durante un viaje con su supervisor. Antes del evento habían circulado imágenes de ella en el estudio.

Obvio que Blizzard niega todo y habla de “burócratas irresponsables del Estado que están echando a las empresas de California”. En el comunicado enviado a los portales, la empresa dice:

"Valoramos la diversidad y nos esforzamos por fomentar un lugar de trabajo que ofrezca inclusión para todos. No hay lugar en nuestra empresa o industria, ni en ninguna industria, para la conducta sexual inapropiada o el acoso de ningún tipo. Nos tomamos en serio todas las acusaciones e investigamos todas las afirmaciones. En los casos relacionados con la mala conducta, se tomaron medidas para abordar el problema.

El DFEH incluye descripciones distorsionadas, y en muchos casos falsas, del pasado de Blizzard. Hemos sido extremadamente cooperativos con el DFEH a lo largo de su investigación, incluso proporcionándoles datos extensos y amplia documentación, pero se negaron a informarnos qué problemas percibían. La ley les exigía que investigaran adecuadamente y que tuvieran conversaciones de buena fe con nosotros para comprender mejor y resolver cualquier reclamo o inquietud antes de iniciar un litigio, pero no lo hicieron. En cambio, se apresuraron a presentar una queja inexacta, como demostraremos en la corte. Nos repugna la conducta reprobable del DFEH de arrastrar a la denuncia el trágico suicidio de una empleada cuyo fallecimiento no tiene nada que ver con este caso y sin tener en cuenta a su afligida familia. Si bien consideramos que este comportamiento es vergonzoso y poco profesional, lamentablemente es un ejemplo de cómo se han comportado a lo largo de su investigación. Es este tipo de comportamiento irresponsable de burócratas estatales que no rinden cuentas lo que está expulsando a muchas de las mejores empresas del estado de California.

La imagen que pinta DFEH no es el lugar de trabajo de Blizzard de hoy. Durante los últimos años y desde que comenzó la investigación inicial, hemos realizado cambios significativos para abordar la cultura de la empresa y reflejar una mayor diversidad dentro de nuestros equipos de liderazgo. Hemos ampliado los programas y canales internos para que los empleados denuncien infracciones, incluida la "Lista ASK" con una línea directa de integridad confidencial, y hemos presentado un equipo de Relaciones con los empleados dedicado a investigar las inquietudes de los empleados. Hemos reforzado nuestro compromiso con la diversidad, la equidad y la inclusión y hemos combinado nuestras redes de empleados a nivel global para brindar apoyo adicional. Los empleados también deben recibir capacitación regular contra el acoso y lo han hecho durante muchos años.

Ponemos un gran esfuerzo en la creación de políticas y paquetes de compensación justos y gratificantes que reflejen nuestra cultura y negocio, y nos esforzamos por pagar a todos los empleados de manera justa por un trabajo igual o sustancialmente similar. Tomamos una variedad de pasos proactivos para asegurarnos de que el pago sea impulsado por factores no discriminatorios. Por ejemplo, recompensamos y compensamos a los empleados en función de su desempeño y llevamos a cabo capacitaciones exhaustivas contra la discriminación, incluso para aquellos que forman parte del proceso de compensación.

Confiamos en nuestra capacidad para demostrar nuestras prácticas como un empleador que ofrece igualdad de oportunidades que fomenta un lugar de trabajo de apoyo, diverso e inclusivo para nuestra gente, y estamos comprometidos a continuar con este esfuerzo en los años venideros. Es una pena que el DFEH no quisiera hablar con nosotros sobre lo que pensaban que estaban viendo en su investigación”.

Varias ex empleadas de Blizzard salieron a confirmar las acusaciones del Estado de California. Stephanie Krutsick, una ex productora del estudio, dijo que fue una de las víctimas hasta que dejó Blizzard en 2020.

https://twitter.com/skrutsick/status/1418006293495762944

“Mi incidente sucedió en 2013 en BlizzCon”, escribió en el primer mensaje de un hilo de Twitter. No dije nada oficialmente hasta que decidí irme de la compañía el año pasado por el miedo a una represalia”.

“También tengo otros incidentes descritos ahí, y algunos no, en varias áreas. Fue maravilloso trabajar allí; a veces no lo era. La mayoría de mis compañeros de trabajo eran personas maravillosas y talentosas que se preocupaban por los juegos de calidad.

Y algunos no lo fueron. El problema fue la falta de responsabilidad”.

Temas

Dejá tu comentario