Opinion

Una historia de Huesos y Calaveras

Uno de los juegos perdidos de Ubisoft muestra señales de vida, pero no son las que quisieramos ver.

Ubisoft está en problemas. Ya sabemos por qué. Y encima no parecen estar manejándolo de la mejor forma, prometiendo una investigación externa, pero dejando de lado la parte más importante: Hacerse cargo. Casi como un insulto, el comunicado de su Presidente, Yves Guillemot, no formó parte de la presentación Ubisoft Forward por “falta de tiempo”, o mejor dicho, para que el mensaje no quede pegado al video de la presentación, cuando sea subido a YouTube.

Pero esto no es fuera de norma para Ubisoft. La compañía francesa tiene un problema general con “Hacerse cargo”. Lo decimos todo el tiempo, se aprovechan de la iconografía de movimientos con motivaciones claramente políticas, y después cuando les preguntan si sus juegos tienen algo para decir, siempre le esquivan al tema político. También se daban aires de desarrollar sus juegos con equipos multiétnicos y de diferentes creencias, pero después nos enteramos que muchos de los jefes de departamento usaban esas mismas características para denigrar a sus empleados.

imagen.png
Aún en el Horizonte: Skull & Bones sigue en el horizonte, pero no es claro si sigue vivo o es ya un barco fantasma.

Aún en el Horizonte: Skull & Bones sigue en el horizonte, pero no es claro si sigue vivo o es ya un barco fantasma.

Bueno, Skull & Bones era uno de sus proyectos menos políticos —a esta altura ningún pirata se va a ofender por su representación en un videojuego—, ¡y se encuentra navegando sin rumbo por el quinto círculo del infierno! Este es un proyecto donde alguien tiene que hacerse cargo, y según informó Ubisoft en su reciente Ubisoft Forward, es lo que están haciendo. Aunque todos los indicios muestran lo contrario, ¡Skull & Bones sigue a flote!

¡Piratas! Sí, en su tiempo eran personas terribles, criminales en su gran mayoría, pero también eran libres. Libre de reglas más que las propias. Construían su propio destino a pólvora y espada. Y si de aventuras hablamos, probablemente nadie las tuvo como ellos. Por eso, y mucho más, el mundo de los piratas es uno que los videojuegos casi están naturalmente inclinados a explorar. Pero la realidad es muy diferente. Es más, el mejor "simulador de piratas” hasta hora, ni es de piratas. Assassin’s Creed Black Flag, nos ofreció la aventura más libre y amplia de piratas de los últimos años, y ni hablar del co mbate naval más emocionante de la historia. Por eso, este proyecto nos llamó la atención desde un principio.

Skull and Bones: E3 2017 Cinematic Announcement Trailer | Ubisoft [NA]

¿Pero qué es Skull & Bones? ¿O por lo menos, qué era, la última vez que lo vimos? En su concepto básico, el juego prometía las mecánicas de combate naval de Black Flag, pero sin toda la parafernalia de Assassin's Creed, concentrándose principalmente en tu barco, el sistema de combate y la reputación de tu Capitán en el océano índico. Por supuesto, el juego fue planeado desde un principio con un gran componente online, entonces todavía nos quedaban dudas de cuánto grande podría ser la campaña. Si era alto como For Honor o The Division. Pero aún así, con dudas y todo, el proyecto era muy promisorio.

Pero ni siquiera se trataba de tomar el combate de Black Flag y aplicarlo a otro juego, Ubisoft Singapur dijo que se inspiró en ese combate, pero la idea expandirlo considerablemente. Esto significa que el combate naval sería bastante más complejo que el de Black Flag, teniendo que tener en cuenta el tipo de barco con el que contamos y también con qué tipo de velero nos estamos enfrentando. Al mismo tiempo, el viento juega su propio partido, y puede determinar un enfrentamiento en alta mar, por lo que saber aprovechar el viento, sin dudas será un elemento clave.

imagen.png
Estrategia, emoción, agua salada, ¡este juego lo tiene todo!

Estrategia, emoción, agua salada, ¡este juego lo tiene todo!

Había tanta promesa en Skull & Bones. Por lo menos justo antes de que tropezara. Imaginen muchas de las mecánicas de Assassin's creed Black Flag, pero sin todos lo elementos de la serie que, seamos honestos, lo tiraban para abajo. En cambio, poniendo más énfasis en los tripulantes y su capacidad en su rol dentro de la nave. ¡Cosas que importan para el mundo que habitamos! No elementos cosméticos que no hacen nada más que hacer tu barco más ridículo. Porque es en eso en lo que se va a concentrar el modelo de Skull & Bones, que no quepa duda.

Lo más gracioso de todo, como es Ubisoft, en 2019 anunciaron un acuerdo con Atlas Entertainment para llevar el juego a la pantalla chica, mediante un programa de televisión, con varios productores ya apuntados, y hasta un autor para el episodio piloto. Todo esto, mientras el juego navegaba sin rumbo, en un terrible development hell. Pero de nuevo, ahí está Ubisoft, no haciéndose cargo de nada, excepto de los ingresos que generan sus productos.

Entonces, ¿qué va a pasar con Skull & Bones? Me encantaría decirles que después de todas las vueltas que dieron sin encontrar un rumbo claro, Ubisoft decide cortar por lo sano y hacer una aventura de piratas para un solo jugador, con algunos de los elementos RPG de su lejano familiar, Assassin’s Creed. Pero lo que creo que va a pasar es muy diferente.

imagen.png
La personalización de nuestro barco, sin dudas es un aliciente, pero ahora tememos que se volverá el foco de desarrollo.

La personalización de nuestro barco, sin dudas es un aliciente, pero ahora tememos que se volverá el foco de desarrollo.

El día de la presentación, Ubisoft Forward, la web oficial del juego lanzó un comunicado donde la Directora Creativa, Elisabeth Pellen, confirmó que “Skull & Bones está avanzando hace ya tiempo con una nueva visión” y también que “el equipo de Ubisoft Singapur está totalmente comprometidos con lanzar el juego, y también realizar soporte por muchos años en el futuro.Soporte hacia el futuro… eso significa solo una cosa: Juego como Servicio. Cuando lo anunciaron, el juego tenía una campaña para un solo jugador, y un modo multiplayer “vivo”, que cuyo estrado se iba a ir modificando a medida que los jugadores se enfrenten entre sí, de una manera similar a como ocurre en For Honor.

Hoy, aunque Skull & Bones todavía está a tiempo de convertirse en Vaporware, si Ubisoft no lo canceló es por algo. Si todavía le mete fichas, es porque espera recuperar parte del dinero que invirtió, y eso se traduce a una sola cosa, microtransacciones. La buena noticia es que Skull & Bones, contra cualquier pronóstico, sigue vivo. La mala, es que cada día más parece dirigirse al triángulo de los Juegos Como Servicio, espacio famosamente conocido porque ningún juego que lo haya atravesado jamás volvió a ser visto.

Dejá tu comentario