Opinion

Qué fue de jugar por jugar

¿Es posible divertirse sin el afán de la ultra competitividad?

Más pasa el tiempo, más evoluciona el gaming y más tenemos que jugar para ganar. O por lo menos, para ese lado parece soplar el viento. En menos de una semana del lanzamiento de Fall Guys ya había “Pro Gamers” que estaban monopolizando cada partida en sus streams, en un juego que si bien es competitivo, hace enormes esfuerzos por transmitir la idea de que ganar o perder no es tan importante como divertirse.

En los juegos de antaño el objetivo no era ganar o terminar el juego. Obvio, es lo que uno deseaba, pero era algo tan raro para los arcade tragamonedas, y semejante logro, que el único objetivo real era sacarle la mayor cantidad de diversión posible por una moneda. Ganar era un sueño distante. Y no es tan descabellado, ya que en ese momento los arcades no eran más que casinos para adolescentes y jóvenes adultos. Apostábamos una moneda a que podíamos llegar más lejos que la última vez.

Fall Guys - Gameplay Trailer | PS4

Pero cuando las consolas llegaron al living de nuestro hogar, la recompensa tuvo que cambiar. Llegar al final del juego tenía que ser al menos posible. Así es como de a poco los juegos se fueron ablandando, ¡pero no mucho! No mucho porque todavía tenían que durar una determinada cantidad de tiempo para hacer valer su precio. Pero con el tiempo, el videojuego tradicional empezó a cambiar su forma de desafío a experiencia, y esto amplió considerablemente su alcance entre el público. Los videojuegos se diversificaron y los jugadores también. Año a año podíamos ver juegos nuevos, diferentes, que no pedían lo mismo de los jugadores, y así ganamos un medio ecléctico, donde podemos mencionar títulos como Dark Souls y Mario Kart como parte de un mismo medio. Uno fue hecho como un desafío que exprime el jugador al máximo, y el otro, aunque puede tomarse como un desafío, fue diseñado para divertirse.

Hay títulos desafiantes que están prácticamente diseñados para mostrar cuán buenos somos, también hay juegos relajantes que buscan que solo pasemos un buen rato, y hay hasta juegos con una punta competitiva, que están diseñados para que todos puedan disfrutarlos y divertirse.

imagen.png
Imposible no enamorarse de estos monigotes.

Imposible no enamorarse de estos monigotes.

En esta categoría entra el reciente éxito, Fall Guys. Un juego que ya venía con cierto hype, pero demolió las expectativas cuando fue lanzado en PlayStation Plus. Como pasó con Rocket League algunos años atrás, el servicio le dio una enorme visibilidad que ronda los 16 millones de jugadores. Un número realmente inflado por el momento, que poco a poco va a ir decreciendo, y una vez que deje de ser el juego de moda, ¿qué será de este fantástico juego? ¿Logrará sobrevivir su propio éxito?

Hoy hay tantos jugadores, que podemos participar sin notar que hay un pequeño grupo que domina por completo al resto, con el afán de ser el mejor en Fall Guys, pero a medida que el tiempo pase, y haya menos jugadores “casuales” para llenar los cupos, se va a notar cada vez más y posiblemente se torne una dificultad.

imagen.png
Fall Guys no es fácil ni difícil, es simple. Pero eso no te garantiza que vayas a ganar.

Fall Guys no es fácil ni difícil, es simple. Pero eso no te garantiza que vayas a ganar.

Y justamente Fall Guys es el juego más anti competencia que haya salido en los últimos años. Algo parecido a lo que pasó con el más reciente Animal Crossing. El juego está diseñado para divertirse y relajarse, pero es imposible evitar que muchos jugadores se lo tomen muy en serio. Fall Guys desde su presentación juguetona, sus simples mecánicas y su diseño sumamente dependiente en la suerte, deja en claro que no hay propósito en tomárselo en serio. Es posible volverse bueno en Fall Guys, pero de una sola manera, aprendiendo a mitigar el margen de error. La gran mayoría de los cursos dependen tanto de la suerte y lo inesperado, que sería casi un despropósito intentar ser bueno o el mejor, porque siempre vas a depender de una gran cuota de suerte que no podés controlar.

Es entendible que todos quieran ganar, pero enojarse porque cayó una manzana gigante del cielo es ridículo. El juego está diseñado para reírse y divertirse. Buscarle el pelo al huevo en este tipo de juegos no funciona porque no importa cuán bueno sea el jugador, la agencia que tiene sobre el resultado final está demasiado ligada por la suerte y el azar. Es solo una lástima que tuvimos la posibilidad de convertir un juego inocente en algo super popular, pero no pudimos, lo llevamos por la senda de la competitividad acérrima que al final del día, en juegos como estos, le saca gran parte de la diversión.

imagen.png
Será muy interesante ver cómo el estudio intentan mantener el tren del éxito andando.

Será muy interesante ver cómo el estudio intentan mantener el tren del éxito andando.

Como los juegos de antaño que se jugaban por una moneda, en Fall Guys hay que alegrarse por llegar más lejos que la última vez o lograr un movimiento complicado. Pero no es para enojarse si un tomate gigante sale de la nada y nos saca de la pista. Porque a diferencia de esos juegos viejos, este lo podemos jugar una y otra vez, cuántas veces queramos, sin ninguna limitación más que un servidor que funcione y cuán en control podamos tener nuestro temperamento.

Dejá tu comentario