Opinion

La dualidad del GOTY en los videojuegos

Hoy, la diversidad del medio es su punto más fuerte, y por suerte esto no va a parar.

Los humanos tenemos la manía de criticar todo. Todo lo que existe, no puede pasar frente a nuestros ojos, sin algún tipo de comentario subjetivo. Será por eso entonces, que nos encantan los Premios de Fin de Año. Esos premios que no sirven para aclarar nada y dar vida a mil debates nuevos, y esto jamás ha sido más cierto que en los videojuegos. Mientras que el cine y la literatura tienen un puñado de premios establecidos como los más relevantes, esto en los videojuegos todavía no está claro. Pero si tenemos que nombrar algunos, nos quedamos con los DICE o los BAFTA, que desde 2004 entregan sus Premios anuales a los Mejores Videojuegos

Y curiosamente, este año, el gran ganador de los Premios de la Academia Británica fue Hades, el Encanto Indie del año, que tomó al mundo por sorpresa… al mundo que no lo había jugado en Early Access. Pero esto nos hizo pensar en lo particular que son los premios de videojuegos, porque no hay medio actualmente que ofrezca productos tan diferentes, y aún así, todos los años, tenemos que poner todos bajo el mismo rótulo para elegir el mejor; desde simuladores de aviación a administradores de empresa y muchas cosas más, y todas estas experiencias caen bajo el paraguas de Entretenimiento Interactivo, es decir, videojuegos.

Hades Wins Best Game | BAFTA Games Awards 2021

Allá por la década de los ochenta, había lo que había, y eso era todo. Pero hoy en día, no solo tenemos decenas de géneros entre los que elegir, sino que ninguna de las opciones que podemos elegir va en detrimento del juego. Y esto es algo que en BAFTA entienden, porque si vemos los juegos que fueron resaltados, hay todo tipo de experiencias. Pero los más premiados fueron los dos juegos que más dieron que hablar en 2020: The Last of Us PART II y Hades.

En una esquina, el juego más controversial del año, y en la otra, el indie del año. Un verdadero placer este enfrentamiento, ganara quien ganara, porque si seguís la industria de los videojuegos, por lo menos hace diez años, esta dualidad es graciosa. En 2008, cuando Jonathan Blow lanzó Braid en XBLA, fue el principio del fin. Muchos consideraban en aquella época que sería imposible que un juego de ese calibre, objetivamente bueno, pero deficiente en presupuesto y personal, compita directamente con juegos AAA, que tienen millones de dólares detrás y decenas de personas trabajando detrás de sus computadoras como mulas.

imagen.png
Braid es recordado como el juego que abrió el debate GOTY para los juegos independientes.

Braid es recordado como el juego que abrió el debate GOTY para los juegos independientes.

Apenas trece años después, los propios BAFTA ponen cabeza a cabeza dos excelentes títulos de orígenes y presupuestos muy diferentes, y para sorpresa de muchos —¿o de pocos?— el gran ganador de la noche, fue el gran juego, Hades, de la pequeña empresa indie, Supergiant Games. Y la competencia era fuerte, con otros nominados como Animal Crossing: New Horizons, Ghost of Tsushima, Half-Life: Alyx, The Last of Us PART II y Marvel’s Spider-Man: Miles Morales. Y el ganador fue el único independiente de la contienda.

A medida que los videojuegos crecen en popularidad, también crece el interés de los peces gordos por meter mano y hacerse con parte de la torta, lo que indica que no es raro ver año tras año nuevos eventos que buscan premiar el esfuerzo de los desarrolladores. Pero lo que sí es raro ver, es que estos "premios" lleven un valor intrínseco, y no sean tan solo un medio para promocionar un producto o hacer una panzada de trailers de los juegos que van a venir. La idea misma de premio anuales, suponen celebrar el esfuerzo y fruto del trabajo de los devs durante ese año, no los que van a venir. Y BAFTA a diferencia de otros, hace esto. Como los DICE, le da un valor propio a sus premios, y esto los hace mucho más fuertes.

imagen.png
Tecnológicamente Hades no es muy diferente a Bastion, el primer juego del estudio, pero en las diferencias se ve lo que ha crecido el estudio indie.

Tecnológicamente Hades no es muy diferente a Bastion, el primer juego del estudio, pero en las diferencias se ve lo que ha crecido el estudio indie.

Este año Hades dominó los BAFTA, con un total de cinco premios, incluyendo Mejor Juego, Mejor Logro Artístico, Mejor Game Design, Mejor Narrativa y Mejor Actor en Rol Secundario, para Logan Cunningham. Mientras tanto, otros juegos AAA, como Animal Crossing, Sackboy's Big Adventure y The Last of Us PART II se llevaron dos premios cada uno, este último: Mejor Animación y Mejor Actuación en un Rol Protagónico, para Laura Bailey. Por supuesto, el público también eligió su juego preferido, y ahí sí, ganó la joya de Naughty Dog.

En sus inicios, los GOTY nacieron como una forma individual para cada publicación poder remarcar los mejores juegos del año. Y aunque con el tiempo consigamos algún tipo de consenso, sean los BAFTA, los DICE o los “Geoff Keighley presenta los Game Awards Presentados por Dorito’s”, lo importante es que las publicaciones mantengan sus propios premios anuales, para mantener siempre la democratización de los GOTY.

The Last of Us Part II Wins EE Game of the Year | BAFTA Games Awards 2021

¡Qué momento para ser fan de los videojuegos! Donde podemos apreciar los títulos por lo que son, y no lo que algunos creen que deberían ser. Donde dos juegos de orígenes totalmente diferentes pueden pararse juntos, uno al lado del otro, y ser juzgados por sus méritos reales, y no parámetros inventados por unos pocos. No importa cuánta gente lo hizo o cómo, lo que importa es el producto final, y eso es lo que celebra BAFTA con sus premios.

Dejá tu comentario