Opinion
pes

FIFA v PES: El Eterno Debate

¿Sigue siendo relevante a esta altura del partido?

El año es 2020. Hace décadas que debatimos sobre cuál es el mejor juego de fútbol del m omento. El debate existe constantemente, como si se tratara de un Coca-Cola vs Pepsi, o peor todavía, un River vs Boca. Es decir, lo hacemos casi desde que existen estas representaciones virtuales del deporte más popular del mundo, pero no se volvió un tema de vida o muerte, hasta que estos dos gigantes se establecieron en el mercado.

Mientras que FIFA nació en 1993 de la mano de EA Sports y tuvo una evolución lineal, Konami tuvo un historial más enredada con sus juegos de fútbol. Muchos conocen la serie International Superstar Super, que comenzó en SNES, y generalmente se confunde que esta serie y Winning Eleven son la misma, cuando en realidad, durante una época fueron competidores. Winning Eleven no apareció hasta la PlayStation original, cuando rápidamente ganó terreno y en un par de años destituyó al rey en ventas, FIFA. Mientras tanto, ISS para esa época empezó a entrar en el olvido, para desaparecer por completo en 2003.

imagen.png
Como Messi, a lo largo de los años, muchos nos pasamos de un juego a otro, siempre buscando la mejor experiencia.

Como Messi, a lo largo de los años, muchos nos pasamos de un juego a otro, siempre buscando la mejor experiencia.

¡Así nació la rivalidad más grande en simuladores de fútbol! Una rivalidad que los hizo más fuerte. Eventualmente FIFA tomó cosas de PES, y en esta época estamos viendo que PES toma algunas cosas de FIFA, mientras encara en una nueva dirección que supuestamente veremos la próxima generación. Pero mientras que estos juegos claramente se necesitan, de la misma forma que la competencia entre Messi y Ronaldo los hizo alcanzar un nivel más alto que el resto de los mortales, los fans solo se dedican a hacer pedazos a la competencia en los comentarios, redes sociales o asados. En sus ojos, en esta industria hay lugar para uno solo. Tururururuuuuu...

Pero por supuesto que no es así. Lo único que está haciendo esta industria cada vez más pequeña para nuevos juegos de fútbol es la actitud tóxica de los fans y un mercado cada vez más costoso y estrecho. Pero sobre el segundo tema no hay mucho que podamos hacer, y mientras tanto, los fans se toman la rivalidad como si fueran los equipos de fútbol que siguen desde chicos, y en cierta medida, lo son. Sos de nuestro equipo o del enemigo. Y si viene un nuevo retador lo sacamos a patadas. Desde la llegada de Winning Eleven, no ha habido una nueva irrupción que valga la pena, pero el fan de fútbol está tan cegado por el enfrentamiento, que ya no hay lugar ni para juegos de fútbol diferentes, menos realistas y con un estilo arcade. El único que realmente se ha podido hacer un lugar es el Football Manager, pero porque ofrece algo que ninguno de los dos simuladores “en la cancha” podría darles.

imagen.png
De diferentes épocas y continentes, ambos juegos tienen en común sus humildes orígenes.

De diferentes épocas y continentes, ambos juegos tienen en común sus humildes orígenes.

En la última generación, EA Sports ha sabido hacer uso de su avanzada tecnología para crear juegos que se sienten cada vez más real, pero como le pasó también a PES en su momento de gloria, se empieza a sentir estancado. Al punto donde dejaron de lado las mejoras dentro de la cancha para concentrarse en nuevos modos, equipos femeninos, y por supuesto, Ultimate Team, hoy por hoy, el foco principal de FIFA.

PES, por su parte, poco a poco ha vuelto a encontrar su camino. En 2013 Konami decidió prescindir de quien hasta ese momento había sido el hombre clave detrás de la franquicia, Shingo 'Seabass' Takatsuka, con el fin de encontrar una nueva dirección. Y recién en estos últimos años se siente como que PES nuevamente tiene una personalidad propia, un estilo capaz de enamorar nuevamente a los viejos fans y atraer a nuevos adeptos. La última entrega, PES 2020, es prueba de esto. Se trata de un fantástico juego de fútbol, más lento y táctico que su competidor, pero que todavía tiene un trecho por andar.

¿Es este nuevo PES mejor que FIFA 20? No importa. Realmente no importa. Lo relevante es que, después de mucho tiempo, el simulador de fútbol de Konami es competitivo otra vez. Y esto es un milagro si tenemos en cuenta la posición actual de Konami en la industria. Es sabido que ya casi no tiene interés en desarrollar juegos, y ha pasado sus recursos a la creación de máquinas Pachinko en Japón, y en el tiempo reciente, fabricación de hardware gamer. Pero por lo que estamos viendo, mantienen interés en que PES sea competitivo. Es más, conociendo la falta de recursos que tenía el equipo cuando estaban en la cima, no sorprendería que hayan decidido concentrarse únicamente en PES y transformarlo, mediante modos como MyClub —el equivalente a Ultimate Team—, en un juego como servicio.

imagen.png
Con el éxito de FIFA Ultimate Team, Konami creó MyClub. Estos modos bien pueden dar inicio a un futuro de juegos como servicio para ambas series.

Con el éxito de FIFA Ultimate Team, Konami creó MyClub. Estos modos bien pueden dar inicio a un futuro de juegos como servicio para ambas series.

Y esta es una gran noticai para los fans de PES, ¡y también para los de FIFA! Me gustaría decir que esta fanatización por los juegos de fútbol los ayuda a ser mejores, pero lamentablemente ha sido lo contrario. Con gran popularidad viene un gran estancamiento. Le pasó a PES y ahora parecería estar ocurriendole a FIFA. Entre la PlayStation original y PlayStation 2 lo único que logró PES fue estancarse, actualizando cada vez menos aspectos de su jugabilidad, y esto le permitió a FIFA arrebatarle la corona en tiempo récord. Sin una competencia seria del otro lado de la vereda, Konami cada vez vio menos razón para explorar nuevas posibilidades y cada vez le daba menos presupuesto al equipo de PES. Y lo que es peor, esta fanatización no le permitió a los seguidores darse cuenta de este problema hasta que ya era demasiado tarde.

El estancamiento de una franquicia es debido a la falta de competencia. Y la mentalidad de sostener que uno es mejor que el otro, solo apunta a la extinción de uno de los dos. Y sin competencia, el otro está condenado a estancarse. Como fans de juegos de fútbol es de nuestro mejor interés que el competidor sea tan bueno como el que jugamos nosotros, eso los mantiene de pie, buscando nuevas formas de hacerlo mejor y diferente al otro. Obvio, con ciclos anuales, esto no es fácil y los cambios son siempre incrementales. Pero un mejoramiento gradual es mucho mejor que un estancamiento perenne.

imagen.png
Los mismos protagonistas de los partidos son fans de estos juegos. ¿Influenciarán en la decisión de los jugadores de FIFA o PES?

Los mismos protagonistas de los partidos son fans de estos juegos. ¿Influenciarán en la decisión de los jugadores de FIFA o PES?

En un mundo donde la competencia parece absolutamente todo, y siempre tenemos que tener un ganador y un perdedor, deberíamos empezar a apreciar cada uno de estos juegos por lo que son. En un escenario ideal, ninguno de estos juego sería mejor que el otro y cada uno ofrecería una experiencia similar, pero diferentes. Así, cada jugador podrá elegir por sí mismo qué estilo de ‘Simulador de fútbol” le gusta más, y jugar a ese. Esperemos que la próxima generación cumpla lo que el panorama actual promete: Dos juegos de fútbol sumamente competitivos que van a salir a la cancha a dar un espectáculo. Porque si llegaron hasta acá es porque son los mejores, y al final del día, no importa quién levanta la copa si dejaron todo en el campo de juego.

Dejá tu comentario