Opinion

Cómo The Witcher III salvó el gaming single player

Un ceniciento justiciero recorre un camino solitario en un mundo de juegos como servicio.

The Witcher 3 es un juego especial. Es verdaderamente bueno. ¿Es el mejor RPG de la historia? Probablemente no. Pero mucho más importante que su impacto en la industria en general, como suele juzgarse a “los mejores juegos”, es mucho más relevante en contexto. Es posible que sin el inmitigable éxito de The Witcher III: Wild Hunt, tuviéramos un panorama de videojuegos muy diferente en 2020 al de hoy día.

"A Night to Remember" Launch Cinematic - The Witcher III: Wild Hunt

El año es 2013. CD Projekt Red anuncia el primero de dos retrasos para la tercera entrega de The Witcher. Retrasos que serían esenciales para obtener el juego que continúa haciendo eco hoy, aún cinco años después de su lanzamiento. Ese mismo año tuvimos excelentes experiencias para un solo jugador, como Bioshock Infinite, GTA V, The Last of Us y el primer Tomb Raider, por mencionar algunos. Pero durante esa misma época, los juegos que no recaudaban tanto dinero eran forzados a encontrar un público más amplio. No hay mejor ejemplo de este caso que Dead Space. La franquicia era reconocida por crear escenarios aterradores y claustrofóbicos para explorar en solitario. El segundo juego mantenía la idea, pero con menos terror y más acción, y un modo multijugador. Nadie lo había pedido, pero la campaña seguía siendo excelente, así que lo dejamos pasar. Pero era una señal de lo que vendría. EA necesitaba que Dead Space abarque a un público mayor, además de los fans de Survival Horror. Quería vender más copias. ¿El resultado? La campaña de la tercera entrega estaba diseñada con modo cooperativo desde el principio, debilitando por completo el concepto original de alienación, locura y terror. Y Dead Space desaparecó.

imagen.png
Dead Space fue una de las franquicias forzadas a expandir su visión, para incluir modos multijugador.

Dead Space fue una de las franquicias forzadas a expandir su visión, para incluir modos multijugador.

Ese mismo año, el jefe de marketing de CD Projekt Red, Michal Platkow-Gilewski, simplemente dijo “No hay lugar para multijugador en un juego tan enfocado en la historia como The Witcher 3”, aclarando que la idea era ofrecer más de cien horas de ‘juego inmersivo’. Pero mientras que puede sonar simple, este es un lujo que CD Projekt Red pudo darse por su naturaleza de estudio independiente. Durante ese tiempo, hubo un sin fin de juegos con gran foco en lo narrativo que eran presionados a virar el desarrollo para incluir algún tipo de componente multijugador: Mass Effect, Assassin’s Creed, Bioshock, Saint’s Row, Dead Space, Uncharted, Metal Gear Solid y Resident Evil, por mencionar algunos. En su mayoría, esfuerzos crudos y mal concebidos, por parte de las gigantescas compañías que los hacían posibles, sea 2K, Ubisoft o EA, el que sea.

Muchos se preguntan ¿quién pide estos juegos? Pero hay una enorme comunidad que quiere juegos competitivos o cooperativos. Son divertidos, eso es innegable. La verdadera pregunta es ¿por qué tenemos que dejar de lado los Mass Effect para tener Anthem? O por lo menos, una idea mal elaborada de Anthem, porque eso es lo que salió a la venta.

imagen.png
¿Alguien se acuerda de Metal Gear Online?

¿Alguien se acuerda de Metal Gear Online?

A principios de 2015 The Witcher III: Wild Hunt salió con los mismos fundamentos básicos de un juego para un solo jugador, concentrando sus esfuerzos solo en la campaña, ¿por qué tenemos que dejar de lado los Mass Effect para tener Anthem? la narrativa, atmósfera y construcción del mundo, reafirmando que hay todavía muchos gamers que aprecian los juegos “como se hacían antes”. Y afortunadamente para nosotros, vendió increíblemente bien. Un año después de su lanzamiento ya había alcanzado las 10 millones de unidades en todo el mundo. Habitué de la sección Ofertas, para mitad de 2019 superó las 40 millones de copias vendidas. Números de ensueño para cualquier gran compañía en este mercado. Pero eso es lo que una visión solida sin compromisos suele dar.

Con todos estos argumentos no estamos tratando de decir que los juegos multijugador son malos. Ningún tipo de juego es malo inherentemente. Hay juegos que son buenos para un solo jugador, otros que son buenos para cooperativo y otros donde el enfrentamiento entre varios jugadores es lo ideal. Lo que hay que dejar de hacer, es intentar que a una franquicia le quepan todos los sombreros, porque no funciona de esa forma. Es el dilema de la manta corta, muy utilizada en deportes. Si sacas recursos de desarrollo en un aspecto del juego para ponerlo en otro, un lado va a quedar más corto. Ahí es donde las prioridades entran en juego.

imagen.png
The Witcher III: Wild Hunt elevó la vara en el ámbito de mundos inmersivos.

The Witcher III: Wild Hunt elevó la vara en el ámbito de mundos inmersivos.

¿Se imaginan The Witcher 3 con modo multijugador? ¿Cómo ese tiempo de desarrollo hubiera afectado la extensión y complejidad de la campaña principal? Seguro, podemos jugar imaginando cómo podría ser este hipotético modo multijugador, pero si lo pensamos bien, quedaría fuera de lugar. Ni la acción, ni exploración se prestan para el juego compartido. The Witcher III: Wild Hunt es un trago lento, mejor bebido a solas. Y si somos realistas, hubiera sido imposible entregar la fantástica obra que lograron, si tendrían que haber dividido el tiempo y presupuesto habilitado. El impacto hubiera sido menor, y estos últimos cinco años que pasaron desde su lanzamiento, hubieran visto más intentos de unir el puente entre juego y servicio online.

Sí, es una exageración decir que The Witcher 3 es el mejor juego de la historia. Pero no son exagerados los elogios que recibe el juego y su estudio, por lo que lograron en el desarrollo de aquel título, por lo que es y también el impacto que tuvo en el medio. Revalidó un tipo de juego cuya existencia, cada día más, parece peligrar. No solo como un tipo de entretenimiento que muchos quieren seguir viendo, sino como validación de que este tipo de juegos todavía puede vender tan bien como otros. No es cierto que tiene que tener microtransacciones para recuperar costos o un modo multijugador para alcanzar ciertos números. Como el resto de los juegos single player, que “bancaron la parada” defendiendo los juegos “sin multijugador”, porque así lo requería la experiencia. The Witcher 3 fue la culminación de ese movimiento.

imagen.png
The Witcher 3 no es un juego perfecto, pero es el juego perfecto para un tipo de jugadores.

The Witcher 3 no es un juego perfecto, pero es el juego perfecto para un tipo de jugadores.

Y donde CD Projekt continúa marcando la cancha frente a otros de los “grandes”, es en el soporte de sus propios videojuegos. Mientras que Rockstar lanza GTA V y lo abandona en favor de su contraparte online. GTA Online es tan solo otra entrada en el género de Juegos como Servicio. Mientras tanto, en Polonia nos dan dos paquetes DLC, que juntos, valen un juego más. En esta frontera, CD Projekt está de pie, solo. Tal vez todavía Bethesda mantenga esa orientación todavía, pero solo el tiempo dirá. Starfield y Elders Scroll VI están lejos todavía. Pero quién sabe, de la misma manera que marcaron el camino con The Witcher 3 hace cinco años, bien podrían seguir haciéndolo con Cyberpunk 2077.

Dejá tu comentario