Opinion

Bajo la Lupa | El mundo abierto de los superhéroes

¡Lo resolvimos! Finalmente los juegos de superhéroes son buenos. Pero ¿cómo llegamos hasta acá?

En algún momento de la pasada generación los juegos de superhéroes se volvieron buenos. ¡Así, como de repente! Pero aunque todos los caminos llevan a Rocksteady y el juego que definió el género, Arkham Asylum, los videojuegos basados en superhéroes tienen una larga y trágica historia, donde en casi dos décadas, solo podemos resaltar un puñado de entradas notables, como Spider-Man de Neversoft. Para cualquier otra buena representación de un superhéroe de la cultura popular, teníamos que ir a otros géneros, como Marvel vs Capcom o X-Men Legends.

imagen.png

Este tema siempre fue delicado, porque ha habido juegos de superhéroes casi desde que existen los videojuegos —el primer juego de Superman salió en 1979 para la Atari 2600—, pero entre las limitaciones iniciales y una clara señal de los publishers de priorizar la adaptación rápida y redituable de la película, retuvieron la posibilidad de tener un videojuego fiel sobre uno de estos populares héroes.

Hoy es más raro verlo, pero hace años era una imagen familiar el juego con la tapa de la película. Esto, en lugar de un equipo especializado con tiempo y presupuesto para explorar el personaje. Y aunque hoy parezca un problema del pasado, no fue hace mucho que los juegos de superhéroes eran cualquier cosa menos fieles. Además de todo lo mencionado, los devs tenían problemas para conciliar el poder potencial del héroe de turno con el desafío que supone un videojuego; lo que terminaba en montón de compromisos que dañaban severamente el producto final.

Superman 64 es un ejemplo perfecto. Su nombre en realidad era Superman The New Superman Adventures, pero su fracaso dejó tal marca, que quedó por siempre asociado a la plataforma. En su origen, el juego tenía ambientes totalmente destruibles y otras ideas más afines a Superman, que solo volar entre rosquillas poligonales. Pero constantes conflictos con Warner Bros. lo fueron convirtiendo en algo cada vez más limitado y menos cohesivo. El resultado es infame; considerado aún hoy como el peor juego de superhéroes jamás creado. Fue un producto cuya expectativa y legado ayudaron a perpetuar la ridícula noción de que los “superhéroes no funcionan en videojuegos”.

Superman 64 - The Rings

Así de pobre se encontraba el género de superhéroes apenas una década atrás. Entonces, ¿cómo pasamos de Superman 64 a Marvel’s Spider-Man? Hubo muchos factores en juego, pero uno solo literalmente abrió el juego para explotar los elementos más llamativos de estos personajes: La introducción de los mundos abiertos tipo sandbox.

Antes de que conociéramos lugares como Rapture, los juegos de mundo abierto no desarrollados por Rockstar eran insípidos. Tan solo un escenario estático para que el jugador vaya del punto A al punto B. Pero en 2007, todo cambió gracias a Crackdown. Al ser exclusivo para Xbox 360 tal vez no fue jugado tanto como merecía, pero cambió el paradigma de lo que el jugador podía hacer en estos espacios sandbox.

imagen.png

Dos años después, Prototype llevó el concepto de ser superpoderoso en una ciudad abierta al extremo; al minuto de juego ya nos tenía corriendo por el costado de un edificio,hasta la cima, para saltar miles de metros en el aire y planear hasta el próximo rascacielos. Flotas militares enteras intentaban detener al antihéroe, pero no eran más que hormigas contra el poder pesadillesco de Alex Mercer.

No es casualidad que ese mismo año, El Caballero Oscuro finalmente se brindó por completo en Batman: Arkham Asylum. Inspirándose en ideas del subgénero Metroidvania y mundos complejos como Rapture de Bioshock, Rocksteady convirtió al Asilo de Arkham en un personaje en sí mismo, y un campo de juego para todos los fantásticos chiches que el baticinturón podía cargar.

Batman Begins PS2 Gameplay HD (PCSX2)

Lo que muchas persona ignoran es que en 2005, Warner Bros. Interactive y Electronic Arts lanzaron el juego de Batman Begins, cuyo concepto y mecánicas tienen mucha similitud con Arkham Asylum. Aunque es un juego de stealth tradicional (con radar y conos de visión) también involucra elementos de distracción e intimidación, una parte muy importante del mito de Batman. Y aún así, las diferencias entre ellos son como noche y día. Uno tiene un estilo que a duras penas puede copiar la versión de Nolan, y la otra es una visión completamente original, inspirada íntimamente en los cómics más populares y retorcidos. Pero su éxito rotundo no se debe a una sola cosa, sino a todos los elementos individuales que se unieron de la manera justa. Y lo que fundió todos los elementos, mecánicos, narrativos y estéticos, en un paquete cohesivo y maravilloso, fue el mundo abierto del Asilo de Arkham.

imagen.png

El éxito de los juegos actuales de Batman y Spiderman demuestran que cumplir la fantasía de ser el personaje es casi tan importante, —sino más importante todavía— que el desafío que ofrece el juego. A la hora de recrear el mundo de un superhéroe, no basta con derrotar al villano de turno. Tiene que tener suficiente espacio y libertad de expresión para que cada uno pueda interpretar el rol como quiera. Y de este modo, la libre movilidad —volar como Superman o andar en un batimovil tipo tanque—, es una parte esencial de la fantasía de poder de estos personajes. Y es clave en un videojuego donde interpretamos un superhéroe que se columpia grácilmente por entre rascacielos, que tengamos esa posibilidad y sea tan maravilloso como en nuestra fantasía. Al fin y al cabo, todas las cosas que queremos hacer en los videojuegos, son las mismas cosas que los vimos hacer una y otra vez en cómics y películas. Y es por esto que la mayoría de los juegos de superhéroes terminaron en decepción.

¡Ojo! Hacer buenos videojuegos basados en superhéroes no es fácil. Hay muchos elementos que representar correctamente, pero está muy lejos de “no funcionar”, como se había establecido. No es casualidad que los dos juegos más populares de superhéroes hoy día son títulos AAA, producidos por sus propios dueños: Warner Bros. y Marvel / Sony. Saben el valor de lo que tienen, y ahora saben lo que tiene que hacer para llevarlo a realidad: Encontrar un estudio especializado con una visión clara y el tiempo y presupuesto para ejecutarla.

Dejá tu comentario