Análisis

ANÁLISIS | Final Fantasy Crystal Chronicles Remastered Edition: Un viaje al pasado

La remasterización del spin-off de Final Fantasy por excelencia nos presenta un hermoso viaje al que le pesa la nostalgia

La historia de Final Fantasy incluye mucho más que las entregas numeradas, y dentro de toda esa tormenta transmedia de segundas (y terceras) partes, películas y hasta libros, existen otros juegos que fueron llevando a la franquicia por nuevos rumbos. En el año 2003 el primer Crystal Chronicles llegó a Nintendo Gamecube, marcando la vuelta a la gran N desde Final Fantasy IV y alejándonos un poco de todo lo que estábamos acostumbrados, teniendo en cuenta que el foco del juego estaba en el multijugador. Para lograr esto debíamos ser los afortunados poseedores de una Gamecube y 3 caravaneros más con su Gameboy Advance y un cable link, algo impensable en la infancia de muchos. Fue 17 años más tarde y a un año de su anuncio oficial durante la E3 2019 que Square Enix decide revivir el primer título de este spin-off para todas las plataformas existentes, con cross-play y pudiendo llevarte a tu caravana hasta en el celular. ¿Cómo envejece este título y que tan bien se adapta a un mundo ya lleno de juegos de acción RPG?

Final Fantasy Crystal Chronicles nos lleva a una tierra fantástica habitada por cuatro razas en donde un meteorito chocó contra la tierra y rompió el Gran Cristal, su principal fuente de energía. Lejos de querer contar algo que Final Fantasy no nos haya mostrado hasta ese (y este) momento, la historia de las crónicas del cristal está más enfocada al concepto de viaje, unidad y equipo. Después de este choque, una venenosa niebla llamada Miasma se esparce por la tierra y solo los fragmentos de este gran cristal permiten alejarla de los pocos asentamientos existentes en el mundo que reúnen a las cuatro razas de este mundo: Clavats, o una suerte de humanos, Lilties, Selkies y Yukes.

Final Fantasy Crystal Chronicles Remastered Edition - New Features Trailer | PS4

Como las cosas no podían ser tan fáciles una vez al año, cada asentamiento debe preparar una caravana de aventureros y lanzarlos a una peligrosa aventura en búsqueda de myrrh, o nafta para el cristal. Sin él, después de un año el fragmento pierde sus propiedades y el Miasma invade el pueblo, matando a todos sus habitantes. ¿Cómo enfrentar un mundo rodeado de gas venenoso? Llevando por supuesto con nosotros un fragmento aún más chico del cristal dentro de un contenedor en donde año a año llevaremos tres cargas de Myrrh devuelta a nuestra aldea.

El desarrollo de todo el juego es a través de años y ciclos, en donde cada tres dungeons superados pasa un año y el mundo supera un ciclo. Esto cambia el comportamiento de los enemigos en las mazmorras, la presencia de ciertos personajes o vendedores en los pueblos y la cantidad de lugares por región que podemos visitar. Cada región está separada a su vez por un bloqueo de flujo de Miasma que puede ser superado teniendo el elemento correspondiente en nuestro contenedor de Myrrh. Cada nivel tiene elementos determinados (que también cambian según el año) y podemos modificarlo a gusto y piaccere revisitando cada uno.

FF CC - MYRRH.jpg
Tanque lleno por favor

Tanque lleno por favor

La otra estrategia, y a mi parecer la mejor, que este juego tiene para contar la historia de su mundo son los eventos aleatorios que ocurren durante el viaje. Entre pueblo y mazmorra, la caravana avanza en una suerte de mapa por caminos lineales en donde al mejor estilo Pokémon podemos tener encuentros con otras caravanas o distintos personajes que cuentan una historia o aventura diferente. En muchas ocasiones podemos regalarles o comprarles cosas, interactuar y hasta tener una linda reunión para intercambiar información.

La versión remasterizada de Crystal Chronicles trae consigo algunas mejoras gráficas que lo adaptan más a nuestra época, pero claro, seguimos hablando de un retoque de texturas y algunos modelos nada más, por lo que por acá nada nos voló la peluca. Para hacer una comparación y que se entienda, el trabajo es similar a lo visto en Final Fantasy VIII Remaster en donde se mantiene el sentimiento del original que ya de por sí tenía un apartado 3D y un lineamiento de diseño sumamente único y particular. A esto podemos sumarle un diseño de personajes estilo “chibi” que tanto en su momento como ahora ya habíamos visto en FF9, dejando lo más detallado para su principal línea de títulos.

FF CC - Side Stores.png
Estas cortas pero interesantes cinemáticas nos van a mostrar más sobre el mundo de Crystal Chronicles

Estas cortas pero interesantes cinemáticas nos van a mostrar más sobre el mundo de Crystal Chronicles

No puedo dejar de mencionar lo difícil y negativo que es ver en este tipo de remasterizaciones fallas en su apartado técnico y su estabilidad. No tuvimos la chance de probarlo en otras plataformas, pero la versión de Switch tiene por momentos algunas caídas muy fuertes de cuadros y pantallas de carga sorpresivamente largas. Cuesta creer que a la hora de levantar con nuevas consolas un juego de 2003, las pruebas o las indicaciones técnicas de cada consola no permitan adaptar el trabajo de remasterización y ocurran estos problemas.

El peso de la nostalgia y los años se le notan a Crystal Chronicles Remastered cuando hablamos de su gameplay hack and slash y el sistema de combate. Los cambios de calidad de vida en esta sección quedaron olvidados, perdiendo la oportunidad de adaptar el combate a estándares más dinámicos que ya vimos en otros juegos de la compañía como el reciente Trials of Mana. La tosquedad del original se mantiene tanto en su combate cuerpo a cuerpo como el mágico. Incluso teniendo grandes ideas que se mantienen al día de hoy, como combinar elementos para nuevos hechizos o la posibilidad de fusionarlos con amigos para versiones más poderosas. A todo esto le sumamos una vista pseudo isométrica limitada por centrar la cámara en el cáliz que nos protege del miasma en cada nivel.

FF CC - LITE.jpg
Si hasta acá nada te cerró... ¡Tranca! Hay una versión gratis para bajar y jugar 3 mazmorras con tus amigos

Si hasta acá nada te cerró... ¡Tranca! Hay una versión gratis para bajar y jugar 3 mazmorras con tus amigos

Ya mencioné, y vuelvo a hacer especial énfasis en que la base del juego es multijugador, de hasta 4 personas, y quizá el enganche hoy por hoy con las nuevas posibilidades online y multiplataforma esté en esta modalidad. Si la querés jugar de llanero solitario, un Moogle será tu compañero de caravana y a una velocidad poco razonable irá siguiéndote para acomodar la visión y hacer de cada encuentro una situación muy difícil de manejar.

En otra catarata de ideas sumamente interesantes que lamentablemente se queda atrás con la tosquedad de su combate, tenemos la forma de customizar a nuestro personaje y “armar” a cada uno. Las posibilidades para crearlo son muchas, pudiendo elegir entre las 4 distintas razas, cada una con su especialidad en combate, y a su vez un pasado que determinará el oficio de la familia. Dependiendo de esto, cada oficio y cada familia nos contactará con cartas a lo largo de cada año e iremos, dependiendo también de las respuestas, obteniendo beneficios.

FF CC - COOP.png
¿Nos turnamos para cargar la salvación?

¿Nos turnamos para cargar la salvación?

Junto a la posibilidad de crear armas, armaduras y accesorios con planos que encontremos por ahí, se suman a nuestras estadísticas base el sistema artefactos. Según la vez, año y ciclo en el que pasemos una mazmorra, sumando la cantidad de puntos en misiones secundarias aleatorias que se nos dan al principio de cada uno, sumaremos puntos que determinarán los artefactos disponibles al finalizarlo. Los cofres esparcidos por el mapa también pueden sumar algunos, y luego de derrotar al jefe del área elegimos uno con beneficios que van desde aumentar la fuerza, la magia, la defensa o sumarnos un corazón a esa valiosa barra de vida.

Sí los looks son lo tuyo, más allá de tus armas mucho no vamos a poder hacer fuera de las opciones de customización del personaje que tenemos al comenzar. Con la posibilidad de crear más de 10 en nuestra caravana, y todos con pasados distintos para llenar nuestro pueblo de variedad, no deberíamos tener problemas, dejando de lado que el avance a nivel estadísticas es personal de cada uno. Sí te arrepentís, quizá te veas farmeando algunas horas para poder llevar a ese Liltie a la misma altura del Clavat que elegiste al comienzo… ¡Pero no me olvido de los looks! La mecánica de Mimic nos permite en este caso a través de estampillas secretas dispersas en casas Moogle por el mapa, y según la raza, cambiar la apariencia de nuestro personaje por alguno de los tantos que nos vamos encontrando a lo largo de la travesía. ¿Suma? ¿Resta? Quizá el juego, a pesar de tener una historia interesante con un lindo foco en el viaje y la responsabilidad de la caravana en volver con vida a su pueblo, no se encarga mucho de introducirnos a personajes que morimos por personificar, por lo que al menos en mi experiencia el mimic pasó super desapercibido.

FF CC - MIMIC.jpg
Acá no hay dobles personalidades. ¡Poder ser quien quieras ser!

Acá no hay dobles personalidades. ¡Poder ser quien quieras ser!

Mucho en esta entrega quiere jugar con nuestra nostalgia, quiere hacernos recordar qué fue y qué significó para la franquicia esta propuesta multijugador que en su momento fue difícil de consolidar por limitaciones, y raras decisiones de la época. Hoy tenemos nuevas formas de conectarnos como jugadores, y quizá la mejor decisión que Square Enix pudo haber tomado en levantar Crystal Chronicles fue el cross-play, que sin haberlo podido probar, es sin lugar a dudas la forma de jugar este spin-off.

Las decisiones en muchos aspectos de gameplay son acertadas para la época e incluso ahora, pero no puedo dejar de lado las piedras en el camino y quizá Crystal Chronicles Remastered Edition hubiese podido ser el Final Fantasy cooperativo y aventuroso que los fans estamos buscando hace mucho. Ni hablar de las capacidades de juego multiplataforma que quizá dan paso a la posibilidad de ver en el futuro una nueva entrega en la saga. Sí pasar un buen rato con tus amigos es tu objetivo, o jugando solo podes disfrutar de un mundo distinto a lo que Final Fantasy ofrece en su saga principal dejando de lado sus desaciertos, vas a encontrar en todas las plataformas una aventura que me hace, personalmente, querer quedarme con el buen recuerdo del original.

Embed

FF CRYSTAL CHRONICLES REMASTER

25/08/2020 (PC, PS4, SWITCH, IOS, ANDROID)
6.0

Jugué Final Fantasy Crystal Chronicles Remastered Edition por casi 15 horas, completando su historia base y quedando a un pié del nuevo contenido endgame que la remasterización agrega. Sin embargo, ni los nuevos niveles, jefes o armas me tientan lo suficiente como para seguir frustrandome solo con un sistema de combate que no pasa la prueba del tiempo. Quizá con amigos, todo esto sea otra historia, pero por acá no fue el caso, a pesar de haber disfrutado nuevamente lo que este spin-off significa para la franquicia.

Dejá tu comentario